lunes 02 de abril de 2012

Cualidades de un andar digno (Ef. 4:1-3)


Cualidades de un andar digno (Efesios 4:1-3)
            Según Rick Warren (autor de una iglesia con propósito y una vida con propósito) afirma que la clave para el siglo XXI para el crecimiento de la iglesia será la salud.  No es mejor ser grande o pequeña, sino saludable.   Una iglesia saludable tendrá crecimiento (es una ley de los seres vivos).  Sin embargo para que haya salud en la vida de la iglesia, cada miembro es responsable de ello.  Todos tenemos una cuota de responsabilidad desempeñando nuestra función dentro del Cuerpo de Cristo.
            Andar dignamente debe ser un propósito de todos (v. 1).  Digno es que corresponde al mérito y condición de alguien o algo.  Que se comporta con responsabilidad, seriedad y respeto o que inspira respeto.  Hay varios pasajes donde el apóstol Pablo nos recuerda que debemos vivir dignamente (Fil. 1:27, Col. 1:10).  Nuestra vida debe estar moldeada de acuerdo al propósito de Dios y no por cualquier cosa.  Es un desafío y retos para todos.  ¿Andamos dignamente?.      Andar, no se refiere a la acción de caminar físico sino más bien a la conducta diaria, la vida cotidiana, el diario vivir.  Dios nos ha llamado y colocado en el Cuerpo de Cristo (la iglesia) para que demos el mejor testimonio.  Vocación, es el llamado soberano que Dios ha hecho en cada uno de nosotros (Ef. 1:4, fuésemos santos y sin mancha delante de él).     Dios tiene un plan maravilloso para cada uno de nosotros.
            Frutos de un andar digno (v. 2).  Dios nos ha llamado a vivir una vida cristiana en base a la relación unos con otros.  Crecemos en base a la relación con los demás.  No podemos vivir la vida cristiana de forma aislada.  Somos el Cuerpo de Cristo por lo tanto somos interdependientes (1 Cor. 12:21, 25-26).  Veamos algunos frutos que debemos mostrar.  La humildad, significado literal es, pensar o juzgar con docilidad.  En tiempo del NT no existía el término.  No había una palabra para este término.  La humildad era una debilidad digna de lástima y objeto de burla.  Para los griegos y romanos, una persona humilde era no natural (era cobarde o innoble).  En Mateo 11:19 describe el carácter de Jesús,  manso y humilde de corazón.  La humildad es un ingrediente poco deseado.  La mansedumbre es ser gentil o suave.  Esto viene como resultado de lo anterior (humildad).  Es tener un espíritu afable y apacible (1 Pedro 3:3, Mateo 5:5).   La mansedumbre es poder bajo control.  La persona mansa es alguien controlado, pacificador por excelencia.  No es vengativo.  El fruto de soportarse en amor.  El soportarse debe ser una acción continua.  Es la capacidad de tolerarnos con aquellas situaciones que tienden a ofendernos.  No es fácil soportarse. Sin embargo, somos llamados a tomar esa decisión.  El amor es el ingrediente que facilita las cosas (Mateo 5:43-46).   La paciencia (aguante o resistencia ante las adversidades a enfrentar).  No podremos crecer si no tenemos la capacidad de tolerancia mutua en amor (1 Pedro 4:8, …el amor cubrirá multitud de pecados….).  Alguien falto de paciencia no tolera a nadie.  ¿Cómo reaccionamos ante aquellos que no nos  simpatizan?  (Mateo 5:46-47).  ¡Debemos soportar a los insoportables!  No andamos dignamente cuando no nos toleramos.
            Algunas responsabilidades a cumplir (v. 3).  Debemos ser solícitos (celo, diligencia).  Debe haber un genuino interés en lo que Pablo nos pide.  Todos debemos trabajar fuertemente para lograrlo.  El resultado de los versículos 1-2, vendrá por el cumplimiento del v-3.  Debemos promover la unidad espiritual que s el anhelo de Cristo para Su iglesia (Juan 17:11, 21-23).  Se manifiesta por medio de la paz y mutua edificación (Romanos 14:19, Hebreos 12:14).  La paz mutua,  es un llamado urgente a buscarla y promoverla en el seno del Cuerpo de Cristo y las familias. Cuando no cumplimos el deseo del Señor el resultado es:  iglesias vacías, graves conflictos familiares, relaciones rotas (Romanos 12:18).  Promovamos el Shalom de Dios en nuestras vidas.  Eso hará un andar digno en nosotros.  Bendiciones a todos.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario