lunes, 10 de septiembre de 2012

Disfrutando correctamente de la juventud (Eclesiastés 11:9-12:1-7)


Del escritorio del pastor:  Disfrutando correctamente de la juventud (Eclesiastés 11:9-12:1-7).
            Juventud divino tesoro, ¡ya te vas para no volver!  Cuando quiero llorar no lloro, y a veces lloro sin querer….Juventud divino tesoro, ¡te fuiste para no volver!    Vivir con sabiduría, sin duda alguna es una fuerte demanda para todo joven cristiano.  De esa manera,  su vida depende del Señor como también de Su guianza y Su palabra.  Todo joven debe apegarse a los principios que encontramos en las Escrituras para disfrutar de una vida correcta y agradable a Dios.  Las noticias diariamente nos informan de tristes incidentes protagonizados por adolescente y jóvenes muchos de ellos menores de 20 años.   ¿Por qué sucede lo anterior?   En muchos casos por la falta de responsabilidad de los padres en no tomar un papel activo en la educación y disciplina de los hijos.  Pero así también, se debe a la rebeldía de una juventud que no gusta de reglas y no desea someterse a nadie.  Como iglesia y padres de familia, estamos conscientes que debemos tener un acercamiento a nuestra juventud con amor, un espíritu de comprensión pero con autoridad y darle la oportuna enseñanza y explicarles cuáles son las reglas de Dios para un mejor vivir y tener una vida agradable a los ojos del Señor.
            Alégrate joven, en tu juventud dice Eclesiastés 11:9.  En pocas palabras, el escritor sagrado permite al joven disfrutar de esa etapa de la vida única, especial, llena de ilusiones, retos y tantas cosas más.  Joven, vive tu vida con alegría.  La juventud pasa muy rápido.  Pero, también el versó agrega:  ….pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios.  Dios no está contradiciendo lo que afirma al principio, lo único es que deja bien claro que esa etapa debe vivir con responsabilidad.  No es vivir la juventud locamente.  Sin ningún tipo de restricción alguna.  Al final de nuestra vida daremos cuenta a Dios.  A todos nos gustan los privilegios pero no las responsabilidades.  Aquí notamos la importancia de una vida con sabiduría y responsabilidad.   No ignoremos lo que la Biblia pide.
            Joven, quita de tu vida el enojo (v. 10).   Un fuerte llamado de atención a la juventud a no vivir con preocupaciones y a los padres no cometer el error de trasladar nuestras preocupaciones a ellos.  Enojo significa:  quitar de nuestra vida todo aquello que provoca exaltación, enojo, ira, discusión, agitación etc.   No es saludable y tampoco es la edad para enfrentar situaciones como ser:  limitaciones económicas, emocionales, familiares etc.   Aparta de tu carne el mal (v. 10).  Es un fuerte llamado a vivir lo más lejos posible del pecado.  Una vida agradable a Dios (Salmos 119:9, 11).   La Palabra de Dios es nuestro mejor recurso y fuente de sabiduría para vivir en armonía con nuestro Padre celestial (Prov. 3:5-7).   La adolescencia y la juventud son vanidad (v. 10c).  El joven no debe vivir su vida en esta tierra como si fuéramos eternos aquí.  Los preciosos años de la adolescencia y la juventud pasan muy rápidos y no debemos perderlos en asuntos sin importancia y lo peor aún, lejos de la presencia de Dios y debemos prepararnos para el futuro (caso del hijo pródigo, Lucas 15:12-16).   Este joven perdió valioso tiempo y grandes oportunidades que después se lamentó (v. 17-18).  
            Joven, acuérdate de tu juventud (12:1).  Es la exhortación principal en este pasaje.  Como hemos dicho, es la mejor etapa de la vida (dependiendo de donde se vea).  No tenemos las presiones de la vida de un adulto con familia y limitaciones financieras y de otro tipo.  No hay graves problemas de salud y nos superamos más fácilmente.  Es una atapa donde podemos servir al Señor con mucha libertad con pocas restricciones.  Recordemos que la juventud es corta.  Conforme pasan los años, vienen muchas situaciones novedosas y muchas de ellas poco agradables.  No desperdiciemos la vida haciendo cosas que después nos lamentaremos.  Joven acuérdate de tu Creador hoy que estás joven y libre de muchas preocupaciones.  Bendiciones al CCF juvenil de nuestra parte.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario