lunes, 29 de julio de 2013

Los padres cumpliendo nuestro rol de maestros con nuestros hijos (Hebreos 11:23-27)


Los padres cumpliendo nuestro rol de maestros con nuestros hijos (Hebreos 11:23-27).
Víctimas inocentes, terror, explosiones, disparos, histeria colectiva, niveles de odio y crueldad imposibles de explicar.  Hermanos, no estamos hablando de Afganistán, Irak o alguna pelea callejera entre pandillas.  Nos referimos a los hechos ocurridos el 19 de abril de 1999 dentro de un colegio público en Denver, Colorado.
            Lo ocurrido en este colegio es como una epidemia seguida por los mismos síntomas.   Parece que fuera una serie de televisión cuyos protagonistas son los mismos actores.  Muchachos violentos y con fácil acceso a las armas.  Tirados en el comedor, la biblioteca y las aulas la policía encontró 13 cadáveres un maestro y el resto todos estudiantes que dentro de un mes terminarían sus clases.  Eric Harris y Dylan Klebod de apenas 17 años parecían jóvenes tan incapaces de hacer algo así.  Durante su preparado asalto, estos dos jóvenes atacantes utilizaron y esparcieron decenas de bombas caseras.   Janet Renom fiscal de USA en esas fechas,  dijo que el  gobierno no tiene la capacidad para construir cárceles para los niños que no son educados debidamente en su momento.
            El conocido escritor John MacArthur dice:  La educación y la enseñanza espiritual  de los hijos en sus casas, es una de las verdades más enfatizadas en la Biblia, pero al mismo tiempo de las más descuidadas.  El primer rol que debemos enfrentar es, ser maestros en el hogar   (Prov. 22:6).  Instruye al niño en su camino.  Instruir es:  iniciar, disciplinar, dedicar, adiestrar.  ¿Quién o quiénes están instruyendo a nuestros hijos?   Hoy día, todos estamos conscientes de la cantidad de medios de comunicación, muchos de ellos al alcance de nuestros hijos sin ningún tipo de restricción alguna. Así tampoco en muchos de los casos sin supervisión alguna de los padres.  Debemos estar conscientes que mucha de esa información es dañina a la mente y corazón de nuestros hijos.  Los videojuegos, el internet etc son los medios que están educando a nuestros y tristemente para mal.  Es mejor formar que reformar.  Formar es hacer o crear algo, adiestrar o educar.  Reformar es modificar algo con el fin de mejorarlo.   Proverbios 19:18 dice, Corrige a tu hijo mientras aún hay esperanza….22:15, La necedad está ligada en el corazón del muchacho, mas la vara de la corrección la alejará.  Ambos versículos, nos muestran la necesidad de poner límites a los hijos.  Que sepan hasta dónde pueden llegar y hasta dónde no.
            ¿Qué dice la Biblia?  Nuestro rol para aplicar la verdad bíblica (Ef. 6:4).  En este versículo, Pablo da dos mandatos.  Uno negativo,   no provocar a ira a los hijos.  Aquí hay una prohibición clara a todos los padres, a ser sabios en el manejo de la disciplina con los hijos para no caer en la provocación y que ellos se enojen por nuestra culpa.  Eso puede crear en ellos resentimientos profundos que desemboquen en hostilidad externa.  No caer en los extremos.  No asfixiarles ni tampoco sobreprotegerles.  Hay un mandato positivo, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.  Criadlos, es nutrir, alimentar, robustecer, educar, dirigir etc.  Disciplina, instrucción sistemática de los hijos.  Amonestación:  es colocar en su mente, corrección de acuerdo al patrón bíblico.  Los expertos afirman que el cuidado, amor y disciplina que se da el niño durante los primeros 12 a 36 meses determinarán grandemente el carácter de él o ella. El carácter y la personalidad deben ser formados en casa.  Todo padre debe considerar lo expuesto por el apóstol Pablo.
            Finalmente, nuestro rol como influencia en la vida de nuestros hijos (Hebreos 11:23-27).  ¿Quiénes son los héroes para nuestros hijos?    Los padres de Moisés fueron sin duda alguna, padres excepcionales.  Personas piadosas que cumplieron su responsabilidad con el pequeño niño. Marcaron huellas profundas para siempre en su vida.  Hebreos 11:24 afirma, Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón.  Tomemos nota que Moisés tomó está firme decisión estando consciente de ello. Era un adulto que había sido formado por sus padres piadosos.  Tomar esa decisión significaba rechazar el prestigio, la fama, poder, riquezas y éxito.  Prefirió las cosas espirituales, escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios……tenía puesta la mirada en el galardón.  Moisés tuvo una base espiritual que le dieron convicción, firmeza y fe en el Dios invisible.  Padres, ¿cómo estamos cumpliendo estos roles con nuestros hijos?  Si no lo hacemos hoy, mañana lo lamentaremos.  Bendiciones a todos.  

lunes, 22 de julio de 2013

Diferencias entre creyente y discípulo (Luís Gabriel César Isunza, Apuntes Pastorales, Vol. XVIII, Núm. 4, Jul-Sep 2001).


Diferencias entre creyente y discípulo (Luís Gabriel César Isunza, Apuntes Pastorales, Vol. XVIII, Núm. 4, Jul-Sep 2001).
Lamentablemente, hablando de los hermanos que forman nuestras congregaciones, buena parte de ellos no entienden a profundidad los conceptos de discipulado y compromiso de vida.    Me pregunto  con frecuencia ¿cuánto entiende el creyente sobre lo que es el verdadero compromiso?  Creo que en las iglesias abundan los espectadores itinerantes, cuya búsqueda, de iglesia en iglesia, es más el reflejo de su propia frustración por falta de compromiso que profundidad  en su caminar con Cristo.   Ciertamente en la Biblia encuentro, en la vida y palabras de Jesús, un indicativo creciente de compromiso y dedicación.  Hablar de discipulado y compromiso no es nada popular.  Si yo dictara en la iglesia un estudio sobre profecía, seguramente las multitudes se agolparían buscando espacio para el aprendizaje, pero, si dirigiera un estudio sobre la vida de oración, o la importancia de las buenas relaciones entre los unos y los otros, o cómo invertir mis recursos en la obra de Dios, los interesados serían unos cuantos. 
            Hablar de discipulado es hablar de transferencia de vida.   Jesús hablaba de un proceso, no de un suceso en el que van involucrados variedad de asuntos y disciplinas espirituales.  Discipulado es, un proceso educativo-espiritual que logra hombres obedientes a Cristo, lo cual es el paso inicial.  Como proceso es infinito.  La finalidad es que los hombres piensen y vivan como Cristo (Cruzada Estudiantil y Profesional para Cristo).    Es una relación maestro-alumno, basada en el modelo de Cristo y sus discípulos, en la cual el maestro reproduce en el estudiante la plenitud de vida que él tiene en Cristo, en tal forma que el discípulo se capacita para adiestrar y enseñar a otros (Id y haced discípulos,  Keith Phillips).   Un discípulo de Cristo es un creyente que refleja un constante crecimiento espiritual a la medida de la estatura de Cristo.  Tiene vida de oración, es efectivo en el evangelismo y en el discipulado, porque actúa bajo la dirección, control y poder del ES.  Veamos a continuación algunas diferencias entre creyente y discípulo:
            1.  El creyente suele esperar panes y peces, el discípulo es un pescador.  Casi nunca ponen al servicio del Señor todo lo que son y lo que hacen.  Son espectadores únicamente.
            2.  El creyente lucha por crecer, el discípulo por reproducirse:  el creyente común no piensa en los demás sino en sí mismo,  el verdadero discípulo se reproduce, siguiendo una filosofía de flujo, que consiste en compartir con los demás todo lo que recibe.
            3.  El creyente se gana, el discípulo se hace:  las personas que responden positivamente a una invitación, estas personas no pueden ser contadas como discípulos,  sino como personas interesadas en conocer más de Dios.
            4.  El creyente gusta del halago, el discípulo del sacrificio vivo:  si dentro del pueblo cristiano no estuviéramos tan preocupados por los reconocimientos, ya habríamos alcanzado a nuestros países para Cristo.
            5.   El creyente entrega parte de sus ganancias, el discípulo entrega su vida. 
            6.  El creyente puede caer en la rutina, el discípulo es revolucionario.  Un discípulo auténtico y comprometido, busca el cambio, el avance, conquista áreas que antes no había vencido.
            7.  El creyente busca que lo animen, el discípulo procura animar. 
            8.  El creyente espera que le asignen tareas, el discípulo es solícito en asumir responsabilidad.  El discípulo sabe que no necesita cargos para servir a Dios, sino más bien busca servirlo con amor y excelencia.
            9.  El creyente murmura y reclama, el discípulo obedece y se niega a sí mismo. 
            Finalmente, es el anhelo de mi corazón que como pastores y líderes de la iglesia nos demos a la tarea de hacer discípulos como estilo de vida.  Por cierto, esa es nuestra gran comisión de nuestro Señor y Salvador Jesucristo (Mateo 28:18-20).  Bendiciones a todos.  

lunes, 15 de julio de 2013

Principios bíblicos para enfrentar la ansiedad (Filipenses 4:4-9).


Principios bíblicos para enfrentar la ansiedad (Filipenses 4:4-9).
Cuando hablamos de la ansiedad, nos referimos a una de las situaciones emocionales de tanta actualidad.  La ansiedad, es la inquietud o desasosiego causado por un hecho futuro o incierto.  En muchos de los casos, la ansiedad es acompañada por alguna enfermedad como por ejemplo la neurosis (enfermedad nerviosa) entre otras.  Normalmente la ansiedad se nota por un estado de tensión según la persona,  debido a que hay que enfrentar un peligro indeterminado lo cual nos da un sentimiento de inseguridad.  Es interesante que la generación actual, es la que más consumimos píldoras para dormir,.  En muchos de los casos, la falta de sueño se debe a la ansiedad la cual acompaña el insomnio (falta de sueño).  Debemos saber, que el afán y la preocupación no elimina la aflicción del mañana más bien, nos quita la fuerza del día de hoy.  Durante la segunda guerra mundial de 1941-1945 murieron en combate unos 250,000 soldados de Estados Unidos.  En el mismo período, murieron dos millones de personas por enfermedades de corazón.   ¡Asombrosamente, murieron más personas por enfermedades que por las balas!
            Pablo, en este maravilloso pasaje, nos da algunos principios de cómo hacerle frente a la ansiedad.  El primero es, debemos desarrollar una correcta actitud frente al afán (v. 4-5).  La actitud, es la disposición de ánimo o la forma cómo le hacemos frente a las diversas situaciones de la vida.  Es la actitud lo que hace la diferencia entre una y otra persona.  Dios siempre tiene una razón del por qué permite toda situación en nuestras vidas.   Nadie puede cambiar las circunstancias de la vida, pero sí podemos cambiar nuestras actitudes.   Proverbios 15:15 dice,   Todos los días del afligido son difíciles mas el de corazón contento tiene un banquete continuo.  Regocijaos en el Señor siempre …..(v. 4).   El gozo es un fruto del ES (Gál. 5:22).  Debe ser la marca constante del creyente.  Salmos 16:11 afirma,….En tu presencia hay plenitud de gozo…  El gozo bíblico se demuestra manteniendo una correcta actitud de estar contento no importando las circunstancias que estemos enfrentando.    Es la confianza profunda de que Dios sigue en control de todo (aunque no lo parezca).  Por el otro lado, el afán y las preocupaciones dañan nuestra salud física y espiritual.  Perdemos la paz y la tranquilidad.  Nos volvemos negativos.  Nos distrae y hacemos más énfasis en lo humano sobre lo divino.
            Debemos orar con gratitud (v. 6, Por nada estéis afanosos).  Es un fuerte llamado a confiar y decir no al afán.  Afán significa entre otras cosas, nos jalan en diferentes direcciones, ser estrangulados, mente dividida).  Por el contrario, la confianza quiebra el poder de las preocupaciones en nuestras vidas y nos da la victoria.  Isaías 41:10 dice, No temas, porque yo estoy contigo, no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo, siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.  Sean conocidas vuestras peticiones delante de dios en toda oración.  La oración es la disciplina espiritual de sentarse calmadamente en las rodillas de Dios y colocar nuestras manos al volante.  Ruego, es suplicar seriamente o implorar.  La oración, es la mejor disciplina para enfrentar nuestros afanes y preocupaciones.  Peticiones, ruegos específicos y definidos.  La oración nos inclina a depender de Dios y no de nosotros.  Reconocemos que sin Él no podemos hacer nada.  Cuando venga el afán, nuestra primera reacción debe ser la búsqueda de Dios por medio de la oración.  Normalmente hacemos lo contrario.  ¿Cuántas veces las situaciones nos irían mejor si obedeciéramos las recomendaciones de Pablo en este pasaje?   Estamos seguros que podríamos enfrentar las circunstancias, adversidades y conflictos de mejor forma y nuestra salud estuviese mejor.  No olvidemos en la oración agregar ser agradecidos.  Sin duda alguna, es un elemento olvidado por la mayoría de nosotros.  Dios en su amor nos responde afirmativamente y olvidamos darle gracias.  ¿Se nos distingue por ser agradecidos?  La gratitud junto con la alabanza, son armas espirituales poderosas contra el afán y la preocupación. 
            Finalmente, debemos pensar correctamente (v. 7-8).  El resultado maravillosos de haber tomado la decisión de confiar en Dios y no caer en el afán y preocupación es disfrutar de la paz de Dios.  Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento….La obediencia a Dios siempre promueve la paz y elimina las preocupaciones.  La paz de Dios promueve una sensación de bienestar absoluto.  La paz de Dios no siempre será entendida por el hombre.   Cuando la paz de Dios nos inunda podemos pensar correctamente.  La importancia de desarrollar una disciplina mental correcta.  Pensaremos en loa verdadero y no lo falso.  Pensaremos honestamente, todo lo que es digno de respeto.  Pensaremos con justicia.  Pensaremos con pureza aquello que es limpio y sin contaminación.   ¿Cómo anda nuestra vida?  El mundo moderno  con todas sus comodidades no ofrece ninguna seguridad todo lo contrario, el afán nos lleva a un mundo desordenado y lleno de preocupaciones.  Busquemos la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento.  Que en todos haya la mejor actitud para hacerle frente a las circunstancias de la vida correctamente.  Bendiciones a todos.  

lunes, 8 de julio de 2013

Permitamos pensar bíblicamente (Génesis 3:1-6)


Permitamos pensar bíblicamente (Génesis 3:1-6)
Para nadie fue una sorpresa la noticia leída el pasado miércoles 26 de junio del 2013, cuando el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, votó a favor del reconocimiento del matrimonio del mismo sexo.    Según este organismo de justicia, declaró inconstitucional la ley federal hasta ese día vigente que establecía el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.  Ellos, el Tribunal Supremo, afirmó que esta ya antigua ley, violaba la igualdad de los homosexuales, creando una especie de segunda clase entre los ciudadanos.  Este nueva ley significa que los estados deberán aceptar la unión legal entre personas del mismo sexo.   Según el presidente Obama, abierto defensor de esta nueva ley, dijo:  Esta decisión, es un paso histórico hacia la igualdad en el matrimonio.  ¿Por qué está sucediendo todo esto?  Sin caer en una religiosidad, debemos tomar esta nueva ley recién aprobada, como un sencillo ataque a la autoridad de Dios manifestada en la Biblia.   Todo hijo de Dios, debe estar firme en su forma de pensar y ver las cosas a través del lente bíblico.  Juan 17:17 Jesús afirma, …..tu palabra es verdad.  La problemática de la humanidad en cuanto aceptar los principios bíblicos no es nada nuevo.   Marcos 12:24 dice, ….¿No erráis por eso, porque ignoráis las Escrituras, y el poder de Dios?  Cuando conscientemente hacemos a un lado las Escrituras o las ignoramos nos alejamos de Dios y Su poder.  Cristo es nuestro mejor ejemplo de cómo hacerle frente a Satanás, por medio del poder de la Palabra (Mateo 4:1-11, escrito está).  Somos bienaventurados cuando oímos y obedecemos la Palabra de Dios.  Lucas 11:28 dice, ….Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.  Todo hijo de Dios, deben anhelar alimentarse de la palabra de Dios diariamente, desead como niños la ley espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación.
            Respondiendo al tema que nos ocupa hoy, primero veremos que debemos pensar bíblicamente no cuestionando la autoridad de la Biblia (Génesis 3:1).   Cuando cuestionamos la autoridad de la Biblia, estamos poniendo en duda su veracidad y autoridad.  Una visión cristiana inicia con la convicción que la Biblia es autoridad en lo que dice, Juan 17:17 Jesús afirma, ….tu palabra es verdad.  La inerrancia e infabilidad son dos conceptos que debemos defender.  Inerrancia es aceptar que la Biblia no contiene errores.  Infabilidad significa que ella no se equivoca, toda ella es segura., cierta en lo que dice.  La arqueología, se ha encargado de comprobar lugares, fechas, personajes y eventos confirmando así su autoridad en su contenido.  ¿Conque Dios os ha dicho?   Con este juego de palabras, Satanás cuestiona lo dicho por Dios engañando así a Eva y confundiéndola.  Satanás dio su propia interpretación a la voz de Dios.  Hoy, está muy de moda especialmente con el sincretismo religioso (unir lo falso con lo verdadero).  Judas 3 nos recuerda nuestro compromiso, contendáis ardientemente por la fe que ha sido dada una vez dada a los santos.
            Segundo, no dejemos seducirnos por las mentiras de Satanás (Génesis 3:4-6).  Seducción es el arte de engañar.  Satanás es el padre de la mentira (Juan 8:44).    Eva permitió escuchar la voz de Satanás no la de Dios, dando más valor y autoridad a Satanás.  No moriréis…..seréis como Dios (v. 4-5).  Dios había dicho lo contrario ordenando no comer del fruto del árbol del bien y del mal (Génesis 2:17).  Génesis 5, es un capítulo de muerte donde se cumple lo dicho con anterioridad por Dios.   Ser como Dios ha sido una de las banderas de enseñanza de la Nueva Era.  Sabiendo el bien y el mal, se refiere a que el hombre decide lo que es bueno o malo.  Eso es el relativismo moral donde el hombre decide lo que es correcto, no Dios.    Hoy la mayoría de la sociedad dice bueno a lo malo y viceversa.  Cuando somos seducidos por Satanás, vemos el pecado como agradable.  Vio la mujer que el árbol era bueno…..agradable a los ojos…..codiciable.  La instrucción imperativa de Dios, llegó a ser opcional para Eva y desobedece.  El pecado siempre es agradable a nuestros ojos y nunca vemos ni calculamos sus tristes resultados.  Eva llegó a la conclusión que Dios estaba equivocado y como sabemos, toda la humanidad fue afectada.
            Finalmente, aceptemos la suficiencia de la Biblia (Salmos 19:7-14).  Este hermoso Salmos, describe una serie de cualidades que hacen la gran diferencia entre la Biblia y todos los demás libros escritos.  La ley de Jehová es perfecta (v. 7).  Perfecta significa que es completa, suficiente.  Proverbios 1:7 afirma, El principio de la sabiduría es el temor de JehováConvierte el alma (v. 7).  La Palabra de Dios tiene el poder y capacidad de transformar, restaurar al hombre.  Hebreos 4:12 dice, Porque la palabra de Dios es viva y eficaz….discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.  También ella es fiel (v. 7),   La Biblia es digna de ser creída.  Hace sabio al sencillo (v. 7).  Sencillo es aquella persona que necesita ser instruida, sabio por el contrario, es la persona hábil en aplica los principios bíblicos en su andar diario.  Ella tiene un valor inestimable, Deseables mas que el oro….y dulces mas que la miel (v. 10).  ¿Cuál es el valor que damos a la Biblia?  ¿Cuál es el sentido y gusto que damos a la Biblia?  Hay grandes beneficios en obedecer los principios bíblicos (v. 11).  Amonestar, iluminar, advertencia, avisar, consejo, enseñar.  ¿Cuál es nuestra reacción cuando somos amonestados?  Galardón, hay una recompensa eterna cuando somos obedientes a los principios bíblicos.   Seamos una generación diferente, pensando bíblicamente y no como lo hace el mundo.  Bendiciones a todos.  

lunes, 1 de julio de 2013

Un ataque al diseño de Dios (Mateo 19:4-6).


Un ataque al diseño de Dios (Mateo 19:4-6).
Para nadie fue una sorpresa la noticia leída el pasado miércoles 26 de junio del 2013, cuando el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, votó a favor del reconocimiento del matrimonio de parejas del mismo sexo.  Según este organismo de justicia, declaró inconstitucional la ley federal hasta ese día vigente que establecía el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.   Ellos, el Tribunal Supremo, afirmó que esta ya antigua ley, violaba la igualdad de los homosexuales, creando una especie de segunda clase entre los ciudadanos.  Esta nueva ley significa que los estados deberán aceptar la unión legal entre personas del mismo sexo.    Según el presidente Obama, abierto defensor de esta nueva ley, dijo:  Esta decisión, es un paso histórico hacia la igualdad en el matrimonio.  El amor es amor. 
            Con todo el respeto que nos merece el Presidente de los Estados Unidos, debemos tener presente, que él ni nadie, ni la Suprema Corte de Justicia tiene alguna autoridad para definir el matrimonio.  Desde los mismos albores de la humanidad, Dios Creador de todo incluyendo el matrimonio, lo ha definido con toda claridad.  Jesús, Persona con toda autoridad dice en Mateo 19:4, 6:  ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo….por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.  Así mismo en Génesis 2.22, dice:  Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer y la trajo al hombre.    Claramente leemos que ese es el diseño de Dios y como Creador, tiene toda la autoridad para que el hombre lo respete, se someta a ese diseño sin que sea cuestionado por nadie y mas bien sea promovido y enseñado a las nuevas generaciones.
            De esta nueva y controversial ley, se desprende una vez más, la cultura norteamericana está demostrando sus principios liberales y antibíblicos sobre su política sexual y oponiéndose nuevamente al diseño de Dios en cuanto a los dos sexos (hombre y mujer, no hay ningún tercero) y promoviendo en sus centros de enseñanza un liberalismo sexual que raya contra los principios morales elementales respetados por casi 5 mil años de civilización.  Obviamente, la meta de Satanás desde los comienzos ha sido destruir el diseño de Dios respecto al matrimonio aún cuando las Escrituras son muy claras al respecto.   Cuando la Biblia, afirma que Dios creó al principio una pareja formada por un hombre con una sola mujer, desde ya se está enviado un mensaje claro como por ejemplo: 
            1.  El matrimonio es entre un hombre y una mujer únicamente.
            2.  No hay lugar ni espacio para la poligamia ni bigamia.
            3.   No hay lugar ni espacio para el matrimonio del mismo sexo.
            4.  No hay lugar ni espacio para el matrimonio entre un hombre con dos mujeres o viceversa, una mujer con dos hombres etc.
            Es penoso, como los valores del matrimonio han venido desmoronándose y con esta ley mucho más.  El alto índice de divorcios es alarmante al grado que en los años 1900, de cada 100 matrimonios uno solo de ellos terminaba en divorcio.  Hoy día, de cada dos, uno se divorcia.  Hay otro tipo de filtraciones malignas que está deteriorando el diseño de Dios como ser:  la infidelidad, la homosexualidad, la pornografía, el materialismo, el aborto etc.  Todo lo anterior y mucho más, están afectando el matrimonio al grado que la juventud de hoy, que ve el matrimonio como algo obsoleto y sin importancia alguna.  La familia como parte importante de la sociedad,  debe ser protegida.  Una sociedad que no la protege está atentando contra su misma existencia.    Lamentablemente, los derechos y reclamos de los grupos pro gay y lesbianas, han ido ganando terreno en sus demandas  teniendo mucha influencia en los grupos de poder político y económico alrededor del mundo.  Todo lo contrario con la iglesia que ha ido perdiendo influencia en la sociedad y estos grupos de poder.  La iglesia es responsable y privilegiada de  proclamar lo que Dios dice sobre el matrimonio.  De esa manera, podemos destruir las fortalezas intelectuales y así liberar a todos aquellos que se encuentran espiritualmente y moralmente engañados y cautivados por las fuerzas del diablo con sus métodos astutos de engaños (Ef. 4:14, 6:10-18).  Surge la pregunta, ¿y después de esta ley que más viene?  De ello podemos afirmar una vez, la Venida de Cristo es muy pronto.  Mateo 24:36-38, Pero del día y la hora nadie sabe….Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento….La carta de Judas 7  nos recuerda lo siguiente, como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios  contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.  El apóstol Pablo en Romanos 1:24-28, describe una sociedad moralmente corrupta.  Por eso Dios los entregó a los malos deseos de sus corazones, que conducen a la impureza sexual…Dios los entregó a pasiones vergonzosas…las mujeres cambiaron las relaciones naturales por las que van contra la naturaleza.  Así también los hombres, dejaron las relaciones naturales con la mujer y se encendieron en pasiones lujuriosas los unos con los otros.   Hombres con hombres….(NVI). 
            Hoy mas que nunca, la iglesia verdadera de Cristo, es llamada a promover y cultivar con un estilo bíblico de pensar, vivir y predicar con el poder que ha sido revestida (Hechos 1:8).  Jesús nos ha prometido que las puertas del hades nunca la vencerán (Mateo 16:18).   El diseño del matrimonio ha sido establecido por el Dios Creador de todo y nadie puede cambiarlo.  El hombre, como ser creado, debe respetarlo y someterse a la autoridad del Dios que desea lo mejor para nosotros.  Dios ha creado el matrimonio entre un hombre y una mujer y no hay ley humana que pueda cambiarlo.   Bendiciones a todos.