lunes, 1 de julio de 2013

Un ataque al diseño de Dios (Mateo 19:4-6).


Un ataque al diseño de Dios (Mateo 19:4-6).
Para nadie fue una sorpresa la noticia leída el pasado miércoles 26 de junio del 2013, cuando el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, votó a favor del reconocimiento del matrimonio de parejas del mismo sexo.  Según este organismo de justicia, declaró inconstitucional la ley federal hasta ese día vigente que establecía el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.   Ellos, el Tribunal Supremo, afirmó que esta ya antigua ley, violaba la igualdad de los homosexuales, creando una especie de segunda clase entre los ciudadanos.  Esta nueva ley significa que los estados deberán aceptar la unión legal entre personas del mismo sexo.    Según el presidente Obama, abierto defensor de esta nueva ley, dijo:  Esta decisión, es un paso histórico hacia la igualdad en el matrimonio.  El amor es amor. 
            Con todo el respeto que nos merece el Presidente de los Estados Unidos, debemos tener presente, que él ni nadie, ni la Suprema Corte de Justicia tiene alguna autoridad para definir el matrimonio.  Desde los mismos albores de la humanidad, Dios Creador de todo incluyendo el matrimonio, lo ha definido con toda claridad.  Jesús, Persona con toda autoridad dice en Mateo 19:4, 6:  ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo….por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.  Así mismo en Génesis 2.22, dice:  Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer y la trajo al hombre.    Claramente leemos que ese es el diseño de Dios y como Creador, tiene toda la autoridad para que el hombre lo respete, se someta a ese diseño sin que sea cuestionado por nadie y mas bien sea promovido y enseñado a las nuevas generaciones.
            De esta nueva y controversial ley, se desprende una vez más, la cultura norteamericana está demostrando sus principios liberales y antibíblicos sobre su política sexual y oponiéndose nuevamente al diseño de Dios en cuanto a los dos sexos (hombre y mujer, no hay ningún tercero) y promoviendo en sus centros de enseñanza un liberalismo sexual que raya contra los principios morales elementales respetados por casi 5 mil años de civilización.  Obviamente, la meta de Satanás desde los comienzos ha sido destruir el diseño de Dios respecto al matrimonio aún cuando las Escrituras son muy claras al respecto.   Cuando la Biblia, afirma que Dios creó al principio una pareja formada por un hombre con una sola mujer, desde ya se está enviado un mensaje claro como por ejemplo: 
            1.  El matrimonio es entre un hombre y una mujer únicamente.
            2.  No hay lugar ni espacio para la poligamia ni bigamia.
            3.   No hay lugar ni espacio para el matrimonio del mismo sexo.
            4.  No hay lugar ni espacio para el matrimonio entre un hombre con dos mujeres o viceversa, una mujer con dos hombres etc.
            Es penoso, como los valores del matrimonio han venido desmoronándose y con esta ley mucho más.  El alto índice de divorcios es alarmante al grado que en los años 1900, de cada 100 matrimonios uno solo de ellos terminaba en divorcio.  Hoy día, de cada dos, uno se divorcia.  Hay otro tipo de filtraciones malignas que está deteriorando el diseño de Dios como ser:  la infidelidad, la homosexualidad, la pornografía, el materialismo, el aborto etc.  Todo lo anterior y mucho más, están afectando el matrimonio al grado que la juventud de hoy, que ve el matrimonio como algo obsoleto y sin importancia alguna.  La familia como parte importante de la sociedad,  debe ser protegida.  Una sociedad que no la protege está atentando contra su misma existencia.    Lamentablemente, los derechos y reclamos de los grupos pro gay y lesbianas, han ido ganando terreno en sus demandas  teniendo mucha influencia en los grupos de poder político y económico alrededor del mundo.  Todo lo contrario con la iglesia que ha ido perdiendo influencia en la sociedad y estos grupos de poder.  La iglesia es responsable y privilegiada de  proclamar lo que Dios dice sobre el matrimonio.  De esa manera, podemos destruir las fortalezas intelectuales y así liberar a todos aquellos que se encuentran espiritualmente y moralmente engañados y cautivados por las fuerzas del diablo con sus métodos astutos de engaños (Ef. 4:14, 6:10-18).  Surge la pregunta, ¿y después de esta ley que más viene?  De ello podemos afirmar una vez, la Venida de Cristo es muy pronto.  Mateo 24:36-38, Pero del día y la hora nadie sabe….Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento….La carta de Judas 7  nos recuerda lo siguiente, como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios  contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.  El apóstol Pablo en Romanos 1:24-28, describe una sociedad moralmente corrupta.  Por eso Dios los entregó a los malos deseos de sus corazones, que conducen a la impureza sexual…Dios los entregó a pasiones vergonzosas…las mujeres cambiaron las relaciones naturales por las que van contra la naturaleza.  Así también los hombres, dejaron las relaciones naturales con la mujer y se encendieron en pasiones lujuriosas los unos con los otros.   Hombres con hombres….(NVI). 
            Hoy mas que nunca, la iglesia verdadera de Cristo, es llamada a promover y cultivar con un estilo bíblico de pensar, vivir y predicar con el poder que ha sido revestida (Hechos 1:8).  Jesús nos ha prometido que las puertas del hades nunca la vencerán (Mateo 16:18).   El diseño del matrimonio ha sido establecido por el Dios Creador de todo y nadie puede cambiarlo.  El hombre, como ser creado, debe respetarlo y someterse a la autoridad del Dios que desea lo mejor para nosotros.  Dios ha creado el matrimonio entre un hombre y una mujer y no hay ley humana que pueda cambiarlo.   Bendiciones a todos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario