lunes 07 de julio de 2014

Un acercamiento al diseño de Dios para el matrimonio (Génesis 2:18-25)

Un acercamiento al diseño de Dios para el matrimonio (Génesis 2:18-25)
Diseño es, la representación sobre una superficie de la forma de un objeto, de una figura y que sirve de modelo para su realización.  Cuando hablamos del matrimonio no podemos desligar el concepto del diseño que Dios ha creado.  ¿Por qué Dios? Quizá preguntan algunos.  Sencillamente porque nuestro buen Dios es el inventor del matrimonio.  No ha sido el hombre ni la sociedad tampoco.  Por lo tanto, para que nuestros matrimonio sean exitosos como es el deseo del corazón de Dios, debemos acudir al Manual que él nos ha dejado.  La Biblia es el mejor manual sobre vida familiar y es ahí donde nos remitimos para su debida consulta y desde luego, obedecer sus principios de vida a favor nuestro.
            Veamos el concepto humanista de la familia.  Es el grupo social caracterizado por tener una residencia común, puede estar constituido por dos cónyuges (del mismo sexo si es el caso) o de ambos.  Pueden estar casados legalmente o no, con o sin hijos.  Dos detalles relevantes, desde el 23 de abril del 2000, el estado de Vermont aprobó una ley que hizo de éste estado el primero en otorgar a las parejas del mismo sexo los beneficios del matrimonio  y tener un marco legal paralelo al matrimonio.  Por otro lado, el 20 de junio del 2014, la iglesia Presbiteriana en USA cambió su concepto del matrimonio donde ahora dice:  es la unión entre dos personas (no necesariamente de ambos sexos).  En el libro de Génesis 2:18-25, se describe el primer matrimonio de la historia de la humanidad donde notamos claramente que es la unión entre dos personas de ambos sexos (un hombre y una mujer).  Jesús mismo lo ratifica en Mateo 19:4 donde dice:  varón y hembra los creó….hizo una mujer, y la trajo al hombre.  Por lo tanto, el diseño de Dios no da lugar para parejas del mismo sexo (Lev. 18:22 dice, No te acostarás con un hombre como quien se acuesta con una mujer.  Esto es abominación, NVI). 
            El matrimonio es un pacto (Malaquías 2:13-15).  Un pacto, es un convenio o compromiso donde dos o mas personas se ponen de acuerdo para cumplir o respetar lo pactado.  Desde luego para que el pacto tenga éxito, todas las partes deben respetar sus regulaciones y en este caso, obedecer lo que Dios ha dicho en su palabra.  Un detalle relevante que Malaquías 2:15 nos recuerda es, …no seáis desleales con la mujer de tu pacto.  Proverbios 2:17 en la misma línea de pensamiento agrega, La cual abandona al compañero de su juventud, y se olvida del pacto de su Dios.  Cuando somos desleales en el matrimonio, lo somos con Dios también.  Toda decisión en el matrimonio tiene que ver con Dios también.  Muchos de los problemas de ayer y hoy en la vida familiar, tienen que ver con el lugar que Dios tiene en los hogares.  Salmo 127:1 dice, Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican.  Vano significa, inútil, engañoso, ilusorio, mentiroso, falso etc.  La problemática de hoy día radica sencillamente en que hemos buscado sustitutos baratos para buscar el éxito matrimonial y al final vemos los resultados. Los divorcios están en el 50% lo que significa que de cada dos matrimonios, uno resulta en separación.  ¡Esa no es la idea o plan original de Dios!
            El diseño de Dios para la mujer lo vemos en varios pasajes.  Proverbios 14:1 dice, La mujer sabia edifica su casa, mas la necia con sus manos la derriba.  Una esposa sabia debe edificar su casa (hogar), mediante relaciones sanas y afectivas.  Ella debe regular bien las relaciones son su esposo, hijos, nueras, nietos, padres etc.  Por el contrario, la mujer necia derriba o destruye su casa.  Proverbios 12:4 dice, La mujer virtuosa es corona  de su marido, mas la mala, como carcoma en sus huesos.  Corona es sinónimo de valor y la esposa virtuosa es catalogada como tal.  Por el contrario, la mala es sinónimo de carcoma (es lo que produce el insecto al comerse la madera internamente).  El idioma hebreo le llama, desilusionar, avergonzar, confundir etc.  Por lo tanto, una esposa mala avergüenza a su esposo con su mala actitud.  Proverbios 31:12 agrega, Le da ella bien y no mal, todos los días de su vida.  Bien significa, placer, prosperidad, suave, tesoro, éxito, favor, feliz, gozo, hermoso, abundancia, alegría, beneficio, bien, bondad, dichoso etc.  Una esposa virtuosa es aquella que es piadosa y pone a Cristo en primer lugar y su esposo e hijos se benefician de ello.

            El diseño de Dios para el hombre es:  Ser cabeza de su hogar (Ef. 5:23).  La cabeza da dirección, vida, sirve como Cristo.  La base de toda relación familiar inicia con Efesios 5:18, ….sed llenos del Espíritu.  Cuando los esposo somos llenos del ES, no abusaremos de nuestra posición como cabeza del hogar.  Esposos con corazón de siervos son necesarios hoy día.  Amar a su esposa así como Cristo (Ef. 5:25).  El amar debe ser una elección no imposición.  Debemos amarla así como Cristo, se entregó por ella.  Amor servicial (Ef. 5:28-29).  Suplir y estar pendientes de sus necesidades mas que las nuestras.  Ellas necesitan saber que sus esposo está ahí en toda circunstancia.  Fidelidad a través de los años (Prov. 5:18-20).  Contrario a la política comercial de tener el derecho o privilegio de devolver un artículo comprado después de cierto tiempo si no nos satisface, ¡en el matrimonio no se aplica esto!  Hay un fuerte llamado a respetar los votos matrimoniales.  En una sociedad permisiva que no les gusta los compromisos, el cristiano tiene una alta responsabilidad de marcar la diferencia.  Así que a respetar el diseño de Dios para el matrimonio, y veremos la diferencia.  Bendiciones a todos.   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario