lunes 18 de agosto de 2014

Pasos para superar la depresión (Salmo 40:1-5).

Pasos para superar la depresión (Salmo 40:1-5).
El lunes 11 de agosto del 2014, el mundo del cine fue sorprendido con la triste noticia del suicidio del actor Robin Williams.  La causa:  depresión.  Su hija Zeida en honor a su padre citó lo siguiente:  Tendrás las estrellas como nadie las tiene.  En una de ellas estaré viviendo. En otras estaré riendo. Entonces será como si todas la estrellas estén riendo cuando mires al cielo por la noche.  Tú y solo tú tendrás estrellas que pueden reír. 
            Veamos algunos datos sobre la depresión:
            1.  La depresión es un trastorno mental emocional que distorsiona la realidad de la vida.  Posibles causas:  físico, mental, emocional, espiritual o la combinación de todos o algunos.
            2.  Es el problema # 1 de salud en USA.
            3.  Todos más de alguna vez podemos experimentarla.  Por lo tanto, demos mostrar empatía (identificarnos con la persona que lo sufre y ponernos en su lugar y percibir lo que siente).
            4.  Personajes bíblicos que más de alguna vez experimentaron depresión:
                        a.  Job (Job 3:1-3).
                        b.  El profeta Elías (1 Reyes 19:4).
                        c.  El apóstol Pablo (2 Cor. 1:8).
                        d.  El Señor Jesús (Mateo 26:37-38)
            5. ¿Es pecado la depresión? En sí no lo es. Lo que si puede ser como consecuencia de alguna ofensa contra Dios y el fruto de ella es la depresión.  Bajo esa circunstancia sí lo es.
            6.  Causas:   las causas son muy variadas:  una emoción negativa, alguna enfermedad, limitaciones económicas,  pecado oculto, algún desorden mental, malas influencias espirituales, desajustes químicos en el cerebro, falta de descanso, la menopausia, desbalance glandular, baja autoestima, pensamientos negativos, post parto etc.
            El Salmo 40, nos muestra algunos pasos para enfrentar esta terrible y angustiosa experiencia.  Saber esperar en Dios es lo primero.  Pacientemente esperé en Jehová (v. 1).  Paciencia en esta caso significa confiar, aguardar, es sinónimo de esperanza.  La depresión es un sentimiento gradual y sutil.  Aunque David era un hombre conforme al corazón de Dios, experimentó sentimientos depresivos.  El Salmo 42:6 dice, Dios mío, mi alma está abatida en mí.  Nadie se deprime de la noche a la mañana, nadie sale de ella de la noche a la mañana. Esperar significa que hay un problema.  No siempre es fácil o sencillo admitirlo. Por lo tanto, debemos saber esperar con paciencia en el Dios de los cielos.  Cuando agotamos nuestros recursos humanos  debemos permitirle a Dios que inicie su obra de sanidad y restauración.
            Buscar ayuda (v. 1b, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor).  Oyó, nos afirma que Dios está listo para atender nuestras oraciones.  Dios es y debe ser nuestro primer gran recurso a buscar.  Su palabra es uno de los muchos.  La oración es otro de ellos.  Ayuda médica y consejería competente, algunos grupos se oponen a esto último aduciendo que la depresión es únicamente problema espiritual.  No siempre es así.  Muchas veces es una situación mental o física y puede responder positivamente con medicamentos.  Busquemos un equipo de apoyo (1 Cor. 12:25-26).  Estamos seguros que Dios nos proveerá de personas con vocación de servicio que estarán con todo el deseo de invertir tiempo en nosotros dándonos compañía, aliento, palabras edificantes, orando y muchas otras cosas más. 

            Confiar en Dios es siempre otra excelente opción (v. 2-3,  Me hizo sacar del pozo de la desesperación del lodo cenagoso, puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.  Puso luego en mi boca cántico nuevo…..¡Qué maravilloso cambio!  Podemos contar con la ayuda divina ante una situación desesperante.  Un pozo de desesperación, lodo cenagoso así el salmista describe su situación depresiva. Un pozo negro y hondo lleno de desesperanza.  Podemos contar siempre con la firme promesa de la ayuda divina.  La depresión dice:  ¡No hay esperanza!  Dios afirma lo contrario:  ….nunca decayeron sus misericordias.  Nuevas son cada mañana, grande es tu fidelidad (Lamentaciones 3:22-23).  Tengamos en mente, Dios y es y sigue siendo nuestro pronto auxilio en nuestras tribulaciones.  Busquemos la fortaleza en Dios en todo momento difícil o complicado.  No olvidemos mostrar empatía con aquellos que están atravesando algún momento difícil.   No les critiquemos, más bien darles apoyo.  Busque ayuda médica si lo requiere y lo mejor, sepamos esperar en Dios.  Bendiciones a todos.   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario