lunes 13 de abril de 2015

Señales antes del regreso de Cristo (Mateo 24:14)

Señales antes del regreso de Cristo (Mateo 24:14)
La mayoría de nosotros, estamos interesados en saber los finales de los tiempos.  A lo largo de la historia de la humanidad ha sido un tema intrigante, misterioso y llamativo.  Por ejemplo,  las supuestas predicciones de Michel Notre-Dame o Nostradamus nacido en Francia, en los últimos años han llamado la atención mundial.  Muchas de sus traducciones e interpretaciones han sido tendenciosa con el objetivo que coincidan con los acontecimientos que ocurren en el mundo.  No hay pruebas certeras que realmente Nostradamus haya hecho que las predicciones que son anunciadas tengan una clara identificación con el tiempo.  Peter Lemesurier, especialista en su vida y obras, llegó a la conclusión que Nostradamus no fue un profeta ni clarividente, sino simplemente un ocultista.
            Jesús predice la destrucción del templo de Jerusalén (v. 1-3).   La historia secular confirma esta predicción de Jesús. En el año 70 dC, el general romano Tito después de meses de asedio entra a la ciudad para destruirla.  Una de las órdenes precisas que tenía el general Tito era, destruye todo lo que quieras pero no toques el templo.  El asedio fue brutal al grado que los lideres religiosos se encierran en el templo.   La orden el César era no destruir el   templo, pero la profecía del Rey de reyes y Señor de señores era contraria. ¿Cuál prevalecería?  En plena batalla, uno de los soldados tiró una flecha encendida y cayó dentro del templo.  Recordemos que el templo tenía madera y tela de las ventanas agregado a ello,  habían cientos de personas vestidas.  El templo no tardó en quemarse y Tito da la orden de no dejar piedra sobre piedra cumpliéndose así la palabra profética de Jesús.
            En el v. 3, los discípulos le hacen una pregunta al Señor, en verdad son tres, Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?.  Jesús no responde directamente las preguntas de ellos inmediatamente.  Pero describe una serie de sucesos previos a la tan ansiada señal solicitada.  Mirad que nadie os engañe.   Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo:  Yo soy el Cristo, y a muchos engañarán (v. 4-5).  Estos falsos Cristos vendrán con promesas seductoras ofreciendo señales, bendición y prosperidad.  Cada generación ha tenido un falso Mesías o Cristo. De los más conocidos, José Luís de Jesús Miranda.   Fundador del moviente Creciendo en Gracia.  Este hombre afirmó ser Jesucristo y que el 30 de junio del 2012, transformaría su cuerpo en inmortal.  Murió el 16 de noviembre del 2013 producto de un cáncer en el estomago.  Hay otros como Baha’u’llah (1817-1892) afirmó ser el cumplimiento prometido y profetizado acerca de todas las grandes religiones.  Fundó el moviente Baha’i.  Sun Myung Moon (1920-2012).   Jim Jones (1931-1978).  Fundador del Templo del Pueblo.  Inicialmente un líder protestante, continuó diciendo ser la reencarnación de Jesús, Akenatón, Buda y el Padre Divino. Alegando ser perseguido por los religiosos en USA, llevó a sus seguidores a Guyana, donde organizó un suicidio colectivo el 18 de noviembre de 1978.  Y muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos (v. 11).  A través de la historia, la iglesia ha sido invadida por falsos maestros como también del seno mismo de ella (Hechos 20:28-30).  El término apostatar, significa irse de….desviarse… apartarse….desertar. 
            Guerras y rumores de guerras (v. 6-8).  Actualmente el mapa mundial nos muestra un planeta convulsivo.  Casi en todos los continentes vemos violencia y derramamiento de sangre.   Tenemos conflictos antiguos como el Israel-Palestina y recientes como el de grupos terroristas de orientación islámica.  Afganistán, Ucrania, Pakistán entre otros nos describen un mundo violento y lejos de la paz que Cristo ofrece.  Recordemos que el siglo pasado nos dejó dos guerras mundiales con saldos de muertes altísimo.  Y habrá pestes…(v. 7).  Las enfermedades también han azotado nuestro mundo.  Por espacio y  tiempo recordemos las más conocidas:  la peste negra (1340 murieron unos 75 millones de personas en Europa).  La poliomielitis, la viruela, el cólera, ébola (1976-2000 murieron unas 160,000 personas), la malaria, el sida etc.   Son algunas de las mas conocidas.  Y hambres…(v. 7).  Según la ONU unas 24,000 personas mueren por día debido al hambre.  Actualmente por diversas razones hay regiones enteras que padecen de hambre mayormente por problemas de sequía.  Y terremotos en diferentes lugares (v. 7).  Según los registros de los más violentos están:  Valdivia, Chile (22 mayo de 1960, 9.5 grados).  Concepción, Chile (27 febrero 2010, 8.8 grados).  Indonesia ( 26 diciembre 2004, 9.1grados).  Chimbote, Perú (mayo 1970, 7.9 grados), etc.  En cada uno de ellos murieron miles de personas.

            Todo esto será principio de dolores (v. 8).   Jesús aclara que todas estas señales nos deben poner en alerta y que únicamente son el principio del fin.  Entre otras cosas, Jesús agrega: Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos….Muchos tropezarán….y se entregarán a unos a otros, y unos a otros se aborrecerán (v. 9-10).  Las persecuciones han sido situaciones que la iglesia desde sus orígenes ha debido enfrentar.  Sin embargo, en los últimos tiempos se han acrecentado en muchos lugares.  Tres detalles finales a considerar:  muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos (v. 11)….el amor de muchos se enfriará (v. 12)…..Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin (v. 14).  Cuando leemos y analizamos todo lo anterior, nuestra oración debe ser:  Señor úsanos para ser instrumentos valiosos en tu obra.  No dejarnos engañar por tanta falsa enseñanza que se ha levantado hoy día y que anhelemos su pronta venida.  Maranata (1 Cor. 16:22, El Señor viene).  Bendiciones a todos.   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario