martes, 28 de abril de 2015

Sucesos en la Gran Tribulación (Mateo 24:15-28).

Sucesos en la Gran Tribulación (Mateo 24:15-28).
El tiempo futuro de gran tribulación y angustia en el mundo con frecuencia se confunde con la tensión que ha caracterizado a la raza humana desde sus comienzos (John Walvoord, Las grandes profecías de la Biblia, 1995, p. 373).  El concepto de tribulación supone un tiempo de presiones, aflicciones, angustias de corazón y perturbaciones en general.  En contraste con algunas estimaciones generales de pruebas y sufrimientos que afligen a la raza, las Escrituras hablan de un tiempo especial de tribulación al fin de era, un tiempo específico de gran tribulación y que desembocará en la segunda venida de Cristo (Lewis S, Chafer, Grandes Temas Bíblicos, 1974, p. 369-370).
            La Gran Tribulación, es un espacio de tiempo donde la humanidad experimentará sucesos nunca antes visto.  Porque habrá entonces gran tribulación, la cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá (Palabras de Jesús en Mateo 24:21).  Debido a la magnitud de los acontecimientos nunca antes visto, Jesús afirma:  Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo, mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.  Según Daniel 9:27 tratando de interpretar esta profecía, este período tendrá  una duración de siete años.
            ¿Quiénes sufrirán la Gran Tribulación?  Las Escrituras siguen siendo nuestra mejor fuente de referencia para dar respuesta a esta pregunta.  Jeremías 30:7 dice, ¡Ah, cuán grande es aquel día!  Tanto, que no hay otro semejante a él, tiempo de angustia para Jacob, pero de ella será librado.  Jeremías habla de manera profética y se refiere a Israel, recordemos que Jacob era el nombre que tenía cuando Dios le cambio por Israel.  Así mismo el profeta Jeremías afirma en el v. 3, Porque he aquí que vienen días, dice Jehová, en que haré volver a los cautivos de mi pueblo Israel y Judá…y los traeré a la tierra que de a sus padres….Antes que se cumpla en período de la Gran Tribulación, se debe cumplir   la profecía del regreso de Israel a su tierra.  Nosotros somos testigos de ello.  Dios está cumpliendo esta maravillosa palabra y somos testigos de ello.   En medio de todo este sufrimiento, Dios promete librarlos y preservarlos.  Pero también, la Gran Tribulación será un período de dura prueba para un mundo incrédulo.  El libro de Apocalipsis es nuestra referencia para ello.  Este maravilloso y temido libro describe tres series de juicios sobre la humanidad.
            Los sellos son los primeros juicios sobre la humanidad (Apocalipsis 6).  Los primeros cuatro, tienen que ver con los caballos y jinetes (los famosos cuatro jinetes del Apocalipsis).  Estos tienen que ver con falsa paz (v. 2), el segundo con guerra (v. 3-4), el tercero con hambre (v. 5-6) y el cuarto con muerte (v. 7-8).  Es interesante que sobre el último jinete dice, ….y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.  La descripción nos parece terrífica y hasta extraña.  La inclusión de fieras con espada, hambre y mortandad parece enigmática, ya que la mayoría de las criaturas peligrosas para el hombre están extinguidas o aisladas…..Pero una posible explicación es que la más mortífera de todas las criaturas, la rata, prospera en todas las zonas pobladas.  Las ratas han sido responsables  de incontables millones de muertes……En un mundo desolado por la guerra, el hambre y las enfermedades, las ratas crecerían de manera sorprendente (John MacArthur, Porque el tiempo sí está cerca, 2009, p. 127). Los fenómenos naturales acompañarán todas estas situaciones que harán más terrible la forma de vida.  Lo interesante de todo, es que la humanidad no buscará de Dios sino más bien, dirán, Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero, porque el gran día de su ira ha llegado…(Apoc. 6:16-17).  No hay arrepentimiento sino pánico. 
            La segunda serie de juicio se le llama Las Trompetas (Apoc. 8-9).  La tercera parte del área verde se ve afectada (8:7), la tercera parte del mar 8:8), la tercera parte de los seres vivientes mueren y de las naves son destruidas (8:9).  La tercera parte del agua dulce es afectada (8:10).  Así también, los astros son afectados, fue herida la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas para que se oscureciese la tercera parte de ellos, y no hubiese luz en la tercera parte del día, y asimismo de la noche (v. 12).  El capítulo 9, describe una invasión de demonios con la orden atacar la humanidad al grado de, Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán, y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos (9:6).  El tiempo de tormento será de cinco meses y las personas afectada serán aquellas que no han buscado de Dios (9:4, …sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes).  La reacción después de estos juicios es,   ni aun se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro…y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos (9. 20-21).  La humanidad sigue rechazando a Dios a pesar de….

            La tercera serie de juicios se le llama Las copas  (Apoc. 15-16).  Esta serie de juicios tal como los dos primeros. Hay enfermedades (v. 2), el mar es afectado nuevamente (v. 3),  las aguas dulces (v. 4-7), el sol afectando el clima y el medio ambiente (v. 8-9).  Hay oscuridad (v. 10-11).  El río Éufrates se seca preparando la Segunda Venida de Cristo (v. 12-16) concluyendo con graves acontecimientos sobrenaturales (v. 17-21).  El final nos muestra la rebeldía y pecado del hombre, Y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo, porque su plaga fue sobremanera grande (v. 17b).    Como hemos visto, la gran tribulación será un tiempo de gran dificultad como nunca visto.  Así que si usted no desea experimentarla, nada más fácil.  Venga a Cristo y disfrute de la vida eterna que él ofrece (Hechos 4:12).   Bendiciones a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario