lunes 31 de agosto de 2015

Frutos de la fe en la vida de Moisés (Hebreos 11:23-29).

Frutos de la fe en la vida de Moisés (Hebreos 11:23-29).
Todos en la vida de alguna forma luchamos con mantener nuestra fe saludable.  ¿Cómo reaccionamos cuando enfrentamos adversidades en la vida y la fe se tambalea o vienen momentos de crisis?  Marcos 9:24 describe un padre ante una crisis y necesita fortalecer su fe y exclama, Creo, ayuda mi incredulidad.  Algunos detalles a considerar sobre la vida de Moisés:
            1.  La vida de fe se vive en base a resoluciones (decisiones o elecciones que tomamos para cumplir).  Para ello es menester la firmeza de carácter.
            2.  La vida de Moisés como la de sus padres estuvo confrontada a vivir en fe toda su vida.  El Salmo 112:7b dice, Su corazón está firme, confiado en Jehová.  Dos detalles describe el salmista:  firmeza y confianza.  Para seguir al Señor necesitamos firmeza y confianza.
            3.  La fe es fundamental en la vida cristiana (Hebreos 11:6 dice, Pero sin fe es imposible agradar a Dios….).  La fe es parte de la trilogía paulina (1 Cor. 13:13 dice, Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor).
            4.  La fe es la fuente de nuestro andar y de cómo debemos andar (2 Cor. 5:7, Porque por fe andamos, no por vista).
            Dios honra la fe de los padres de Moisés (v. 23).  La Biblia no describe o explica, cómo los padres de Moisés pudieron entender los planes de Dios para Moisés.  Sin embargo, ellos aún teniendo el decreto de Faraón donde ordenaba matar a todo varón nacido de las hebreas, ellos esconden al niño.  Estamos seguros que la fe jugó un papel relevante en sus vidas y decisiones que tomaron en base a salvar a su pequeño.  La historia describe tantos otros como el Faraón siendo usados por Satanás para querer entorpecer los planes divinos.  En años pasados Hitler también quiso hacer lo mismo sin éxito alguno.  Los padres de Moisés hicieron una labor formativa en su vida.  Los expertos afirman que el período formativo en la edificación del carácter para la eternidad se inicia en la cuna.  Aunque Moisés nació en un momento inoportuno, pero Dios y la formación de sus padres hicieron la diferencia.   Deuteronomio 34:7-12, describe cómo Dios honró la vida de Moisés.  Nadie como él en  cómo Dios le usó y respaldó su vida y ministerio.  Llegó a la cima a pesar de…
            Un fruto de su fe es que Moisés tenía puesta la mirada en el galardón (v. 24-26).  Si hay algo que creyente en Cristo debe estar seguro es que Dios en su soberanía recompensa a los suyos de diferentes maneras.  Vamos por paso, Moisés hecho ya grande (adulto) no un niño o algún joven inexperto toma la firme decisión de dejar ser hijo de la hija de Faraón.  Conscientemente dejó la fama, el poder, riquezas, gloria y mucho mas….Escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado.  Hay personas que en alguna parte de su vida experimentan crisis de identidad (no sabemos quiénes somos o de dónde somos).  Moisés siendo un hombre adulto (40 años)  no tenía ninguna duda quién es y cuál es su pueblo.  Moisés no cambia su estilo de vida y lo que posee por algo mejor o igual.  Escoge identificarse con los israelitas que era sinónimo ser maltratado.  Todo ello porque tenía puesta su mirada en el galardón (premio).  Hebreos 11:6 afirma, ….porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.  Dios recompensa a aquellos que creen en él y le buscan.  Hebreos 10:35 nos recuerda, No perdáis, pues, vuestra confianza que tiene grande galardón.

            Otro fruto es que Moisés se sostuvo como viendo al invisible (v. 27-29).  Se sostuvo (perseveró, firme, paciente, aferrarse resueltamente).  En la vida debemos tomar decisiones diariamente.  ¿Cuántas de esa decisiones se basan en la voluntad de Dios?  Su fe fue mayor que su temor hacia el Faraón.  Hay dos acontecimientos que describen una vez más la fe de Moisés.  Primero, celebró la pascua (v. 28, Éxodo12).  La pascua era la fiesta principal del AT.  Se recuerda la salida del pueblo de Egipto después de 400 años de esclavitud.  Por otro lado, es el momento cuando el ángel de la muerte mata a todos los primogénitos egipcios.  Sin embargo no fue así con los israelitas.  La sangre de los corderos untada en el dintel y en los postes de las casas de ellos por la fe los libraría de morir.  Segundo, pasarían el mar Rojo.  De cierto este acontecimiento fue singular y los Salmos lo hacen recordar para la historia (Salmos 106:8-12, 115:3-5, 136:13-14).  Hoy se necesitan hombres y mujeres que le creamos a Dios como lo hizo Moisés y hacer la diferencia en medio de una sociedad si fe y lejos de Dios.  Bendiciones a todos. 

lunes 17 de agosto de 2015

Plagas que predican (título tomado de Charles Swindoll, Moisés), Éxodo 8-11.

Plagas que predican (título tomado de Charles Swindoll, Moisés),  Éxodo 8-11.
Las plagas fueron los instrumentos usados por nuestro Dios, para derrotar al orgulloso Faraón (rey egipcio) con todas sus divinidades.   En Éxodo 5:2, con tono arrogante Faraón contestó a Moisés a la petición de dejar ir al pueblo de Israel, ¿Quién es Jehová, para que yo oiga su voz y deje ir a Israel?.  Yo no conozco a Jehová, ni tampoco dejaré ir a Israel.  Las plagas fueron las respuestas dadas al orgulloso Faraón.  La batalla no fue fácil.  El corazón del rey egipcio se endurecía más y no se daba por vencido (Éxodo 7:13, 22, 8:15, 19, 9:7).  Al final, en la última plaga, Egipto estaba completamente destruido y económicamente arruinado (Éxodo 10:7, Entonces los siervos de Faraón le dijeron:  ¿Hasta cuándo será este hombre un lazo para nosotros?  Deja ir a estos hombres, para que sirvan a Jehová su Dios.  ¿Acaso no sabes todavía que Egipto está ya destruido?.    De antemano Moisés supo que la liberación no sería nada fácil, Mas yo sé que el rey de Egipto no os dejará ir sino por mano fuerte.  Pero yo extenderé mi mano, y heriré a Egipto con todas mis maravillas que haré en él, y entonces os dejará ir (Éxodo 3:19-20). 
            La respuesta de Faraón dada a Moisés (Éxodo 5:2), no acepta ninguna autoridad de parte de nadie.  Él mismo era reconocido y aceptado como uno de los tantos dioses egipcios.  Pero no solo Faraón y Egipto debían saber quién era Jehová.  El mismo pueblo de Israel y debido a los 400 años de esclavitud y la mala influencia de los dioses egipcios, ellos también necesitaban saber quién era Su Dios, Jehová de los ejércitos.  Detalles que debemos tener en cuenta:
            1.  Las plagas fueron una estrategia planificada por Jehová Dios de Israel (Éxodo 4:29-31).  No fue un recurso de última hora por la negativa de Faraón de dejar ir a Israel. 
            2.  Jehová deseaba liberar a Israel porque ellos eran su pueblo, su hijo (Éxodo 22-23). 
            3.  Se calcula que las plagas duraron un poco menos de un año.  Las primeras tres plagas fueron experimentadas por ambos pueblos y así los dos supiesen quién era Jehová. Las siete restantes castigaron solamente a los egipcios.  Así ellos supieron que el Dios que cuidaba a Israel era también soberano de Egipto y mucho mas poderoso que sus dioses (Éxodo 8:22, 9:14).  Yo apartaré la tierra de Gosén, en la cual habita mi pueblo, para que ninguna clase de mosca haya en ella, a fin de que sepas que yo soy Jehová en medio de la tierra.  Así también se agrega, Y Jehová hará separación entre los ganados de Israel y los de Egipto, de modo que nada muera de todo lo de los hijos de Israel (9:4). 
            Previamente al desarrollo de las plagas, Moisés se presenta ante Faraón para solicitar la  liberación  de Israel (8:1).  Ya de antemano, Moisés lo había hecho cuando su vara se convierte en culebra y el agua se convierte en sangre (7:8-25).  Como dijimos al inicio, cada plaga era un ataque contra una divinidad egipcia.  Veamos a continuación las plagas con sus consecuencias:
            1.  El río Nilo se convierte en sangre (Éxodo 7:14-15):   el Nilo era considerado un dios, su nombre egipcio era Hapi.  Durante siete días el río no proveyó agua ni alimentos (v. 20-25).  El Nilo era  una provisión necesaria para el sostenimiento de Egipto.
            2.  La plaga de ranas (Éxodo 8:3-6):  la rana representaba al dios Heqt, diosa en forma de rana (diosa de la resurrección).  Yo castigare con ranas todos tus territorios (v. 2).  Estos animales inundarían literalmente todo el país. 
            3.  La plaga de piojos (Éxodo 8:16-19):  esta plaga fue un ataque contra el dios egipcio Geb, dios de la tierra.  El polvo de la tierra de Egipto era considerado como sagrado.  Esta plaga vino debido a la negativa del Faraón para dejarlos ir y esta llegó sin ninguna advertencia.  La orden del Señor fue clara a Moisés:  Extiende tu vara y golpea el polvo de la tierra, para que se vuelva piojos por todo el país de Egipto.  El término piojo, describe a un insecto que muerde y pica y se mete en todas partes.  Algunas versiones lo traducen como mosquito.   Igual que las plagas anteriores, los magos egipcios intentaron imitar el milagro y no pudieron exclamando:  Dedo de Dios es éste (8:18-19).  Pese a esta advertencia, el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó…
            4.  La plaga de las moscas (v. 20-23):  esta plaga fue un ataque contra Uatchit, dios en forma de insecto.  A partir de esta plaga Israel no fue afectado (9.4, 6, 26, 10:23, 11:6-7).  La plaga fue tan numerosa que estaban por todos lados causando gran molestia (v. 24, y vino toda clase de moscas molestísimas….).
            5.  La plaga contra el ganado (9:1-7).  El dios afectado fue Ptah, dios egipcio de la fertilidad y Hator, diosa en forma de vaca.  Esta plaga fue advertida un día antes, Mañana hará Jehová esta cosa en la tierra….La plaga sería gravísima contra: tus ganados, caballos, asnos, camellos, vacas y ovejas (v. 3).  La economía fue afectada gravemente como también la provisión de alimentos.  Como se dijo, los israelitas no fueron afectados, ….he aquí que del ganado de los hijos de Israel no había muerto uno….(v. 7). 
            6.  La plaga de úlceras (v. 8-12):  El dios afectada fue Sekhmet, dios de la medicina.  Los mismo hechiceros fueron afectados que sufrieron a causa del sarpullido.
            7.   La plaga del granizo con fuego (v. 13-35):  la divinidad atacada fue Seth, dios de las tormentas y Nut, diosa del cielo.  Lo poco aprovechable que quedaba en Egipto, fue destruido por esta fuerte granizada (v. 25, 31-32).  Con esta plaga, se demuestra que no hay ningún dios como Jehová, entiendas que no hay otro como yo en la toda la tierra….para que mi nombre sea anunciado en toda la tierra (v. 14, 16).  Es interesante que algunos egipcios creyeron (v. 20), pero otros no (v. 19-25).
            8.   La plaga de langostas (10:1-20):    El dios afectado fue Osiris, diosa de la agricultura.  Esta plaga consumió lo poco bueno que había quedado.  Los consejeros del Faraón se unen a la petición de Moisés, ¿Hasta cuándo será este hombre un lazo para nosotros?  Deja ir a estos hombres para que sirvan a Jehová su Dios?  ¿Acaso no sabes todavía que Egipto está ya destruido? (v. 7). 
            9.   La plaga de tinieblas (v. 21-29):  Ra, dios del sol y Toth, diosa de la luna son afectados.  Fue un duro golpe contra Ra ya que era considerado como uno de los más importantes entre las  divinidades egipcias.  Así también fue un atentado contra Faraón mismo considerado como el hijo de Ra.  Las tinieblas duraron tres días. Mientras Egipto era todo tinieblas (v.  22-23), los israelitas disfrutaban de luz (v. 23b, …mas todos los hijos de Israel tenían luz en sus habitaciones). 

            10.  La muerte de los primogénitos (11):  esta importante plaga ataca directamente la divinidad de Faraón considerado un dios también.  Fue la culminación de todas pero la más devastadora:  morirá todo primogénito en tierra de Egipto, desde el primogénito de Faraón….Y habrá gran clamor.  Egipto es castigado duramente por el Señor.  Después de ello, se inicia el éxodo, la gran liberación del pueblo de Israel en dirección a la tierra prometida a Abraham y sus descendientes.   

lunes 10 de agosto de 2015

¿Qué hacer cuando parece que Dios se ha equivocado? (Éxodo 14:1-14).

¿Qué hacer  cuando parece que Dios se ha equivocado?  (Éxodo 14:1-14).
Mas de alguna vez, en la vida muchos de nosotros tenemos la sensación como que Dios se ha equivocado en sus decisiones.  El conocido y respetado Dr. James Dobson escribió el libro: Cuando lo que Dios hace no tiene sentido.  En él, entre otras cosas expone:
            1.  Usted y yo carecemos del discernimiento para comprender la mente finita de Dios y darnos cuenta el ¿por qué? nos sucede tal situación.
            2.  Dios no tiene la responsabilidad de darnos explicaciones en cuanto a lo que él nos permite enfrentar (Deut. 29:29).
            3.  Dios desea desarrollar en nosotros una fe fuerte en medio de aquellos asuntos incomprensibles (Hebreos 11:8, 27).
            4.  No caer en la trampa de Satanás de usar nuestro dolor y que nos haga creer que Dios no está interesado en nuestra vida.  ¡Esa es una trampa!
            El éxodo con todos sus detalles, es probablemente una de las historias más impactantes del relato bíblico en el AT.  Después que  Jehová de los Ejércitos mostrase su poder y autoridad sobre todos los dioses egipcios, a Faraón no  le queda otra alternativa que dejar ir al pueblo de Israel después de servirle como esclavo por 400 años (Éxodo 12:40).   Estando ya en el desierto, Jehová Dios de Israel, sigue mostrando Su poder y control en todos los acontecimiento por suceder.
            Debemos confiar en la guía de Dios (Éxodo 13:17-22).  Hay un detalle que la primera impresión nos llena de dudas y sin comprender el ¿por qué?.  Y luego que Faraón dejó ir al pueblo, Dios no los llevó por el camino de la tierra de los filisteos, que estaba cerca (Éx. 13:17).  Cuando nos toca hacer un viaje lo más lógico es que en su mayoría buscamos el camino más corto para llegar a nuestro destino.  Sin embargo Dios en esta oportunidad no hace eso.  Les lleva supuestamente por un trayecto que les tomaría más tiempo.  La razón el versículo mismo da la respuesta, Para que no se arrepienta el pueblo cuando vea la guerra, y se vuelva a Egipto.   A través del pasaje, Dios demuestra ser un Dios de detalles.  Recordemos que Israel estuvo en esclavitud por 400 años.  Era un pueblo con mentalidad sumisa como todo esclavo.  Sencillamente no estaban preparados para la guerra.  Moisés y el pueblo son guiados por el mismo Dios, Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche (Éxodo 13:21).  Hoy nuestro guía es el bendito Espíritu Santo que mora en la vida de cada creyente en Cristo Jesús (Juan 14:17).  No podemos ni debemos gobernar nuestra vida haciendo a un lado a Dios y Su plan para nosotros.  Cuando no obedecemos las consecuencias vienen más tarde.
            Debemos confiar en el poder inigualable de nuestro Dios (Éxodo 14:1-14).  En el v. 1-2 hay una orden también poco comprensible,  Habló Jehová a Moisés, diciendo:  Di a los hijos de Israel que den la vuelta….Di a los hijos de Israel que regresen (TLA).  Toda aquella multitud de personas incluyendo niños, mujeres y animales debían regresar por el camino que ya habían recorrido con mucha dificultad.  Sin embargo como hemos dicho ya, todo está planificado por Dios mismo.  Faraón cayó en la trampa al suponer que Moisés junto con el pueblo se habían perdido en el desierto (v. 3, Faraón dirá de los hijos de Israel:  Encerrados están en la tierra, el desierto los ha encerrado).  Debido a este grave error de suposición de Faraón, este monarca duro de la cabeza, comete otro grave error, Y unció su carro….y tomó seiscientos carros escogidos, y todos los carros de Egipto, y los capitanes sobre ellos (v. 6-7).  Hay un proverbio muy popular que dice:  al buen entendedor pocas palabras.  Lamentablemente, esto no se aplica a Faraón y muchas veces a nosotros también.  Este orgulloso rey muy pronto había olvidado todas las plagas que Egipto había experimentado con todas sus graves consecuencias:  ¿Acaso no sabes todavía que Egipto está ya destruido? (Éxodo 10:7).  Por otro lado se agrega un elemento maravilloso, …pero los hijos de Israel habían salido con mano poderosa (Éx. 14:8).  ¡Faraón y su ejército debían saberlo!  La situación del pueblo humanamente es complicada, desesperante y sin salida.  Israel aparentemente está encerrado, por un lado viene el ejército de Faraón con muy malas intenciones y por otro está un inmenso mar que les imposibilita una huida oportuna y no perecer bajo el ejército de Faraón.  El pueblo reclama a Moisés.  Moisés lleno de fe responde:  No temáis, estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros….Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos (14:13-14).  Jehová agrega:  ¿Por qué clamas a mí?  Di a los hijos de Israel que marchen.  Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco (14:15-16).  Dios en este acontecimiento demuestra su gran poder y reafirma el liderazgo de Moisés. 
            Debemos confiar en que Dios tiene y sigue en control de todo.  Los finales versículos de este maravilloso capítulo describe lo siguiente:
            1.  Un primer milagro (v. 19-20):  La columna de nube se mueve a la retaguardia:  era nube y tinieblas para aquéllos, y alumbraba a Israel de noche, y en toda aquella noche nunca se acercaron los unos de los otros. 
            2.  Segundo milagro (v. 21-22, 29):  Se abre el mar de forma milagrosa ofreciendo así el tan ansiado escape.  Los Salmos describen este imponente milagro para afirmarlo y dejarlo escrito para la historia de la humanidad (Salmos 106:8-9, 114:3-5, 136:13-14). 
            3.  El Dios de los detalles (v. 16, 22, 29):  ….y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco.  ¿Qué hubiese sucedido si el fondo del mar no estuviese seco al pasarlo?  Imaginémonos que a Dios se le hubiese escapado ese sencillo detalle, el fondo del mar estuviese lleno de lodo.  La travesía  hubiese sido complicadísima.  Las personas, niños, mujeres, carretas, los animales etc, hubieran tomado mucho más tiempo.  Pero Dios demuestra una vez mas que no deja nada al azar incluyendo detalles pequeños como que el fondo del mar estuviese seco al pasarlo.
            4.  Dios confirmó Su palabra dada (v. 13, 30):  ….los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis….e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar.

            5.  Dios peleó por ellos y mantuvo el control de todo:  Israel y hoy nosotros, debemos aprender a depositar nuestras luchas en Sus manos y aprender que Dios nuca se equivoca, aunque así  nos parezca.  Bendiciones a todos. 

lunes 03 de agosto de 2015

Reflexiones sobre el sufrimiento (Éxodo 1).

Reflexiones sobre el sufrimiento (Éxodo 1).
Cuando hablamos del sufrimiento, nos referimos a aquella experiencia donde todo ser humano será expuesto  en el transcurso de su vida sin excepción alguna.  Según el pastor René Peñalba en su libro Entender el sufrimiento nos dice que Dios permite el sufrimiento, para despertar nuestras conciencias y poder evaluar el rumbo de nuestra vida.  De lo anterior podemos afirmar, que según el plan de Dios, él siempre tendrá un buen propósito en nosotros al permitir que pasemos por momentos desagradables.  Hay algo que todo hijo de Dios debe estar seguro, y es que cuando estemos pasando por esos momentos, es la oportunidad para que usted y yo, acudamos al Señor buscando su pronto auxilio y oportuno socorro (Salmo 46:1).
            El capítulo 1 del libro de Éxodo, describe el sufrimiento del pueblo de Israel en manos de los egipcios.  ¿Cómo llegan los hebreos a Egipto?  En todo ello la mano soberana de Dios se deja ver.  José es llevado cautivo a Egipto donde debe atravesar momentos complicados y difíciles que lo llevan hasta la cárcel (Gn. 37).  Desde la misma cárcel Dios mismo le saca y lo coloca como primer ministro del país más poderoso de entonces.  Debido a una gran hambre en Egipto y sus alrededores, los hermanos de José se ven obligados ir a buscar comida donde José.  Él les reconoce y después de varios encuentros José se da a conocer a sus hermanos y les invita con su padre a venir a vivir a junto a él.  Según Génesis 46:27, fueron un total de 70  personas que entraron a Egipto.   Después de algunos años, José muere como también el faraón y se levantó sobre Egipto un nuevo rey que no conocía a José (v. 8).  A partir de ahí, se inicia un nuevo capítulo con graves consecuencias en la vida del pueblo de Israel.  Sin embargo, la mano y protección de Dios se mantuvo sobre su pueblo.
            El sufrimiento no anula las promesas de Dios.  Faraón y su pueblo preparan un diabólico plan, exterminar el pueblo de Israel (v. 11, 16, 22, Entonces Faraón mandó a todo su pueblo, diciendo:  Echad al río a todo hijo que nazca, y a toda hija preservad la vida).    Dios había prometido  a Abraham en Génesis 15:13-14, Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años.  Mas también a la nación a la cual servirán, juzgaré yo, y después de esto saldrán con gran riqueza, esta promesa lo vemos en Éxodo 12:35-36.  Aún en medio de las adversidades que Israel enfrentaba, las promesas de Dios eran reales y se confirman debido al crecimiento numérico y un detalle interesante, de manera que los egipcio temían a los hijos de Israel (1:12).  En medio de los planes diabólicos contra el pueblo de Israel, la bendición de Dios se mantiene sobre los planes de Faraón.
            El sufrimiento no pasa desapercibido a Dios (3:7-8).  Cuando estamos atravesando dificultades en la mayoría de nosotros ¿cuál es nuestra reacción?.    Se debilita nuestra fe y confianza en la bondad de Dios (Marcos 4:38, Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos?)  entendemos que la situación de los discípulos era crítica.  Sin embargo no era para hacer el reclamo teniendo la presencia de Cristo en medio de ellos.  Nos llena de dudas, vacilaciones, temor y hasta llegamos a perder el control de nosotros mismos.  Como hemos dicho, el sufrimiento no pasa desapercibido a Dios. Los hijos de Israel gemían a causa de la servidumbre, y clamaron y subió a Dios el clamor de ellos…..Y oyó Dios el gemido de ellos (2:23-25).  El cristianismo tiene un Dios que está pendiente de nuestras necesidades y nos responde de acuerdo a Su voluntad.  Bien he visto la aflicción de mi pueblo….he oído su clamor….he conocido sus angustias, y he descendido para librarlos….y sacarlos de aquella tierra (3:7-8).  Recordemos que esa era la promesa dada a Abraham algunos cientos de años atrás con ello se comprueba que en medio de nuestros sufrimientos Dios no anula sus promesas y tampoco nuestras adversidades no pasan desapercibidos a nuestro Dios. 

            Finalmente,   en medio de nuestros sufrimientos Dios mantiene su interés en nosotros (2:23-25).  Como humanos lo mas desesperante cuando atravesamos el sufrimiento es tener que esperar y guardar silencio.  Sin embargo eso es justamente lo que nuestro buen Dios nos pide (Salmo 37:7).  Pero también no deja ser desesperante cuando Dios guarda silencio a nuestras oraciones.  Es bueno y oportuno tener en cuenta el bien que Dios hace a las parteras al no obedecer la orden de Faraón, Cuando asistáis a las hebreas en sus partos, y veáis el sexo, si es hijo, matadlo, y si es hija, entonces viva.  Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les mandó el rey de Egipto, sino que preservaron la vida de los niños…..Y Dios hizo bien a las parteras, y el pueblo se multiplicó….Y por haber las parteras temido a Dios, él prosperó sus familias (1:16-21).  Dios siempre honra a quienes le honran.  Si estamos atravesando algún momento difícil, Dios está a nuestro lado y tarde o temprano tendremos respuesta a nuestra necesidad.  Bendiciones a todos.