jueves 24 de septiembre de 2015

José es prosperado en casa de Potifar

José es prosperado en casa de Potifar
Génesis 39:1-6
Introducción:
         La vida de José se caracteriza por ser de grandes contrastes.  De ser hijo amado y preferido, pasa a ser esclavo.  De mayordomo en casa de Potifar a primer ministro de Egipto.  Estando en casa de Potifar, José demuestra ser un buen empleado, eficiente y responsable. Al poco de tiempo de estar ahí, su amo lo eleva al puesto de mayordomo de toda su casa (v. 3).  En tres ocasiones se repite la expresión:  Jehová estaba con José (v. 3, 21, 23).  Así también se agrega:  Jehová bendijo la casa del egipcio a causa de José (v.3, 5, 23).  Su bendición es afectada temporalmente por la misma esposa de Potifar que inicia una severa persecución de provocación para que él tenga relaciones íntimas.  José le rechaza, huye de ella.  Al verse rechazada y despreciada le acusa de haberle querida violar (v. 15).  Potifar envía a José a la cárcel (v. 20), sin embargo aún ahí Jehová le bendice, le prospera y no le abandona (v. 21-23).
1.  José es prosperado en casa de Potifar (v. 1-6).
         a.  José es llevado a casa de Potifar (v. 1):  después de haber sido vendido, José es llevado a casa de Potifar, capitán de la guardia.  José es un jovencito de apenas 17 años.  En medio de una sociedad extraña, idioma y costumbres diferentes.  Tuvo que hacer muchos ajustes en su vida corta vida.
         b.  José es prosperado en casa de su amo (v. 2-6):  Mas Jehová estaba con José, y fue varón próspero, y estaba en la casa de su amo el egipcio (v. 2).  Debido a la bendición del Señor, José tiene logros significativos. Dios le bendice teniendo éxito en todo lo que hace.  Dos detalles relevantes:
                  1.  José demuestra ser un empleado ejemplar (v. 3-6):  No se sabe cuánto tiempo ha transcurrido desde su llegada a casa de Potifar.  Sin embargo lo importante es que José no tiene una actitud de queja, lamento, amargura.  En medio de todo, Dios le bendice y él demuestra ser un joven diligente, responsable y honesto. 
                  2.  Potifar lo promueve como mayordomo de su casa (v. 3-6):  y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano.  Así halló gracia en sus ojos, y le servía, y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía….y dejó todo lo que tenía en mano de José, y con él no se preocupaba de cosa alguna sino del pan que comía.  Y era José de hermoso semblante y bella presencia.  Recordemos que Potifar es un pagano.  Sin embargo, él mismo se convence de lo especial que es este joven.  Dios mismo respalda todo lo que José hace.  La labor de su trabajo es evidente y por ello, Potifar aumenta sus responsabilidades y autoridad. 
II.  José dice no al ofrecimiento de la esposa de Potifar (v. 7-12).
         a.  José tiene bella presencia física (v. 6b):  Y era José de hermoso semblante y bella presencia.  Esta expresión nos prepara para la siguiente escena donde la esposa de Potifar trata de seducirle.  Hay un detalle importante que debemos tener presente. La Biblia de Jerusalén dice en Gn. 39.1, José fue bajado a Egipto, y le compró un egipcio.  Potifar, eunuco de Faraón y jefe de los guardias, le compró…. Eunuco:  cuidador de lechos.  Varones castrados.  jm
         b.  La esposa de Potifar trata de seducir a José (v. 7, 10 12):  Sin insinuación alguna, la esposa de Potifar lanza un ataque frontal y directo contra el joven José:  duerme conmigo (v. 7).  Cualquier hombre moderno se hubiera sentido alagado y quizá respondiendo afirmativamente a la invitación de ella.  Pero José dice no. 
         1.  Todo se inicia después del nombramiento de José como mayordomo de Potifar (v. 7):  Aconteció después de esto….es interesante que cuando hay mayor bendición es cuando debemos estar preparados al ataque del enemigo.  Mientras José fue un simple esclavo, esta mujer no se había fijado en él.              
2.   La esposa de Potifar presiona a José (v. 10):  Hablando ella        a José cada día…..Ella no se conformó con el no.  Recordemos que esta propuesta no viene de cualquier persona.  Era la esposa de su amo.  José corría el peligro de convertirse en su enemiga o lo contrario.  Si accedía, sería su mejor aliada para mejores y mayores oportunidades en su joven vida. 
3.  José trata de razonar con ella (v. 8-12):
         a.  José no quiso (v. 8).
         b.  Trata de razonar con ella (v. 8-9):  Primero, He aquí mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene (José no quiere deshonrar la confianza que Potifar depositó en él).  Segundo, ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios? (José llama pecado a la propuesta de ella y esa propuesta es un pecado directo contra Dios y no desea hacerlo).
         c.  José debe huir de ella (v. 12):  Esta mala mujer aprovechó la oportunidad cuando nadie estaba en casa y literalmente lo desnudó.  Entonces él dejó su ropa en las manos de ella, y huyó y salió.  La mejor respuesta que podemos dar a la tentación es huir (1 Cor. 6:18, 10:14, 1 Tim. 6:11, 2 Tim. 2:22, Sant. 4:7).  ¿Qué hubiera perdido José al ceder a la seducción de esta mujer?  Nunca hubiera llegado a ser primer ministro de Egipto.  Nunca hubiera tenido su propio hogar, ni llevar sus hijos donde su padre y no volver a verle. 
III.  José es acusado falsamente y  llevado a la cárcel (v. 13-23).
         a.  La esposa de Potifar acusa falsamente a José (v. 13-18):   Esta mujer al sentirse rechazada y humillada, acusa falsamente a José de intento de violación.  Con la ropa de José en sus manos como evidencia, fácilmente elabora el plan y la acusación.  Llama a todos y espera la llegada de Potifar y lo acusa injustamente (v. 14-18).  Ella da su propia versión de los hechos. 
         b.  José es enviado a la cárcel (v. 19-20):  Una falta como esa, fácilmente era digno de muerte.  La reacción de Potifar: se encendió su furor (v. 19), Y tomó su amo a José, y lo puso en la cárcel (v. 20).  No estamos seguros si Potifar creyó completamente la versión de su esposa.  De nuevo José sufre otro drástico cambio en su vida.  El Salmo 105:18 se refiere a José y su estadía en la cárcel. 
         c.  Jehová prospera a José en la cárcel (v. 21-23):  Su estadía en la cárcel no fue nada fácil.  Sin embargo la presencia y respaldo divino es una realidad en su vida. Dos veces se repite la expresión:  Jehová estaba con José (v. 21)….Jehová estaba con José, y lo que él hacía, Jehová lo prosperaba (v. 23).  Después de estar en una casa cómoda y llena de amor, José está en la cárcel.  Jacob su padre no está con él, pero sí la presencia de Jehová Dios de Israel. 
CONCLUSIONES:
         1.   La vida muchas veces nos sorprende con situaciones poco agradables, ¿cómo respondemos a esas situaciones?
         2.  José nos demuestra que nunca debemos desconfiar del Dios Todopoderoso y que aunque no lo parezca a nuestros ojos, él sigue en control de todo.
         3.  Cuando venga la tentación sigamos el ejemplo de José:  ¡huir!

         4.  Seamos pacientes cuando pasemos cualquier adversidad.  Dios tiene su tiempo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario