lunes 14 de septiembre de 2015

Retos para el joven cristiano de hoy (Daniel 1:1-8).

Retos para el joven cristiano de hoy (Daniel 1:1-8).
La juventud cristiana de la actualidad, posiblemente sea en toda la historia, la que debe enfrentar serios retos para seguir en su caminar cristiano tratando de dar el mejor testimonio posible.  Retos son aquellos desafíos que deben enfrentar cada día.  A modo de consideración veamos lo siguiente:
            1.  Todo joven cristiano debe saber que vivimos en medio de un mundo hostil y peligroso.
            2.  En la Biblia encontramos exhortaciones como ser:  Ten cuidado de ti mismo (1 Timoteo 4:16),  huye de las pasiones juveniles (2 Timoteo 2:22),  Exhorta a los jóvenes que sean prudentes (Tito 2:6) y sé ejemplo (1 Timoteo 4:12).
            3.  Todo joven cristiano debe reconocer, respetar y no traspasar sus límites.
            4.  Los padres debemos ayudar, guiar y dar la formación debida a nuestros hijos para que sepan cómo comportarse en la vida cuando salgan de casa.
            5.  Daniel es un buen modelo a seguir y veremos algunas decisiones que él tomó y así, hacerle frente a la vida con éxito.
            El primer reto  a enfrentar para todo joven es firmeza.  En el libro de Daniel 1:8 encontramos, Y Daniel propuso….esta palabra significa entre otras cosas, decidir, elegir, imponer, orden, reflexionar, trazar etc.  Daniel determinó o resolvió solemnemente….Debemos recordar que Daniel fue obligado a ser exiliado lejos de su familia y entorno.  En medio de esta situación, Daniel tomó firmes decisiones en su corazón. Proverbios 4:23 dice, Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón…El corazón se refiere comúnmente a la mente como el centro de nuestras emociones, del pensamiento, de la razón, la voluntad y todo el ser interior.  Daniel siendo quizá apenas un joven entre unos 14-16 años de edad, fijó sus propios límites en su estadía en el palacio de Nabucodonosor.  Todos, jóvenes o adultos, debemos vivir bajo límites.  Los excesos son malos.  Cuando no lo hacemos, nos creemos con el derecho a todo.  El rey David como padre no es un buen ejemplo.  En 1 Reyes 1:6 dice,  David nunca había corregido a Adonías, ni le había preguntado por qué hacia esto o aquello (TLA).  No siempre es fácil fijar límites en la vida, se requiere disciplina.  Hebreos 12.5-6 nos dice, Querido jovencito no tomes las instrucciones de Dios como algo sin importancia.  Ni te pongas triste cuando é te reprenda….Desde luego que ningún castigo nos gusta en el momento de recibirlo, pues nos duele.  Pero si aprendemos la lección que Dios nos quiere dar, viviremos en paz y haremos el bien.
            El segundo reto es integridad.  Siempre el v. 8 dice, no contaminarse.  Integridad es, estar completo, no dividido.  Cuando somos íntegros, nuestras palabras y mis obras coinciden.  Soy quien soy no importa donde estoy o con quien estoy.  Integridad no es lo que hacemos sino lo que somos.  Y lo que somos, a su vez, determina lo que hacemos.  La integridad siempre trae beneficios.  Un joven debe ser íntegro en su escuela, sus relaciones sentimentales y amistades en general etc.  la integridad produce confianza.  Nos ayuda a influir en los demás.  Produce una buena imagen.  La Gran Muralla China fue construida como medio de seguridad y no ser invadida por las hordas enemigas.  China fue invadida tres veces.  En las tres ocasiones sobornaron los porteros que la vigilaban.  ¿Qué de malo había en disfrutar de la comida y bebida de la mes del rey?  Los paganos en sus fiestas ofrecían de antemano a sus ídolos la comida y bebida mediante ritos religiosos (1 Cor. 10:20-21).  Daniel fijó sus límites siendo íntegro no participando de las fiestas paganas demostrando así lealtad, fidelidad y honrando a Dios.  ¿Acaso sería deliciosa la comida y bebida servida en la mesa del rey?  De seguro que sí.  Pero él y sus amigos dijeron no!!!!! (1 Juan 2:15-17).
            Finalmente, la tercera decisión tomada por Daniel fue, dependencia de Dios.  En Daniel 6:10 encontramos, Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado….se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes.  La importancia de tener una vida espiritual saludable hoy día. Daniel a pesar de las presiones de la vida no cambió que las circunstancias adversas alterasen sus convicciones.  Aprender a depender de Dios debe ser una prioridad en la vida de todo joven cristiano.  De esa forma agregado a las dos primeros retos (firmeza e integridad) con la importancia a aprender a depender de Dios, se puede hacerle frente a la vida con mas seguridad.  Que nuestro buen Dios bendiga sus vidas a todos nuestros jóvenes en CCF.  


No hay comentarios.:

Publicar un comentario