lunes 01 de febrero de 2016

Andar por fe no por vista (Proverbios 3.5-6).

Andar por fe no por vista (Proverbios 3.5-6).
Pablo afirma en 2 Corintios 5:7, porque por fe andamos, no por vista.   Por naturaleza nos dejamos llevar por lo que vemos, para nosotros es lo más seguro.  En varios pasajes se nos prohíbe buscar y adorar imágenes.  Éxodo 20:4 dice, No te harás imagen…Deuteronomio 4:12, 15-16 nos dice sobre lo mismo:  y habló Jehová con vosotros de en medio del fuego, oísteis la voz de sus palabras, más a excepción de oír la voz, ninguna figura visteis….Guardad, pues, mucho vuestras almas, pues ninguna figura visteis el día que Jehová habló con vosotros de en medio del fuego, para que no os corrompáis y hagáis para  vosotros escultura, imagen de figura alguna….la humanidad es muy propensa a seguir y adorar imágenes. 
            La ceguera es la mas seria de las enfermedades de la vista.  Debemos saber que hay varios tipos de enfermedades de la vista. La miopía es cuando tenemos la visión borrosa, es un desorden de los ojos relacionados con el enfoque de los objetos.  Daltonismo es la enfermedad que no distingue los colores verde, rojo y azul.  Astigmatismo es cuando vemos deformadas ciertas imágenes y poco claro el contorno de las cosas.  Estrabismo es el desalineamiento de un ojo respecto al otro.  La vida, es la experiencia donde debemos tomar decisiones a diario.  La importancia de tener una buena visión es clave para esa decisiones a tomar. Es interesante que la Biblia afirma           que andamos por fe no por vista.  O sea, que, espiritualmente hablando la fe es mas importante que la vista.  Muy interesante esta posición la que debemos tener muy en consideración.  No tomar decisiones por lo que vemos sino bajo la guía de nuestro Dios.
            Proverbios 3:5-6 nos ofrece interesantes recomendaciones en cómo andar por fe no por vista.  Primero nos dice, Fíate de Jehová de todo tu corazón (v. 5).  Fiarse en el idioma hebreo viene de la idea de estar indefenso boca abajo.  En un mundo tan peligroso no es fácil fiarse de todos.  Nuestra mejor decisión es confiar en nuestro Dios por medio de la fe.  Es dejar nuestra vida y decisiones en las manos de Aquel que todo lo ve y sabe.  En los héroes de la fe de Hebreos 11, todos ellos tuvieron que obedecer las instrucciones divinas en medio de circunstancias adversas.  Ellos obedecieron y Dios honró y premio la fe de todos ellos.
            Segundo, no te apoyes en tu propia prudencia (v. 5b).  Apoyarse significa respaldarse, sostenerse a través de…  Prudencia es entendimiento, comprender, sabiduría.  Aquí encontramos una prohibición.  No dejarnos llevar por nuestra propia intuición.  Sin duda alguna, el discernimiento es importantísimo en tomar decisiones bajo la voluntad de Dios.    Tener presente toda decisión tiene sus consecuencias (Gálatas 6:7 dice,  todo lo que el hombre sembrare, esto también segará).    La virtud de la esperanza debe ser considerada seriamente en este proceso de no apoyarse en nuestra propia prudencia.  La esperanza nos permite comprender porque Dios deja que nos sucedan cosas y así podamos ver por fe no por vista que Dios siempre tiene algo mejor para nosotros.  Romanos 8:28 nos recuerda que, todo ayuda bien a los que aman a Dios.  En Lucas 5:1-11 se describe la pesca milagrosa.   Después de haber trabajado toda la noche sin resultado alguno, Jesús le ordena a Pedro, Boga mar adentro (v. 4).  La orden de Jesús es contradictoria.  Normalmente de pescaba de noche y cerca de la orilla. Recordemos que Pedro es un experto pescador, Jesús no.  Pedro trata de razonar con el Señor.  Toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado….(v. 5).  Pedro tiene un razonamiento de acuerdo a su propia prudencia y experiencia.  Desde luego que esto tiene su lugar y valor.  Sin embargo para Dios no lo tiene.  Jesús dice Pedro que lleve la barca a la parte mas honda y Pedro agrega un expresión que hace que todo cambié,  más en tu palabra echaré la red (v. 5).  Con ellos vemos una vez mas que la palabra de Dios es más fiable que nuestra prudencia, entendimiento o razonamiento humano.  Los resultados no se dejaron esperar, Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía (v. 6).
            Tercero, reconócelo en todos tus caminos (v. 6).  Es una orden positiva.  Es tener en cuenta a Dios en las decisiones tomar.  ¡Ahí está nuestro mayor error!  Normalmente primero tomamos las decisiones y después consultamos al Señor.  Proverbios 1:7 dice, El principio de la sabiduría es el temor a Jehová, los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.  Sabiduría es la aplicación en el diario vivir los principios bíblicos.  ¡Eso es andar por fe no por vista, obedecer lo que Dios nos pide en Su palabra!   ¿Cómo respondemos al llamado de atención de parte de Dios?  Sencillamente reconociéndole en nuestro andar diario.  Una dificultad en no reconocer a Dios en nuestras decisiones es nuestro orgullo.  Proverbios 29:1 dice, El hombre que reprendido endurece la cerviz, de repente será quebrantado, y no habrá para él medicina.
            Finalmente, él enderezará tus veredas (v. 6b).  Enderezar es estar derecho.  Es un mandato con un final feliz.  Después de haber obedecido las instrucciones divinas, nuestra vida tendrá un rumbo diferente.  Dios mismo hará nuestro andar diario derecho.  Sin temor alguno.  Salmos 23:6 dice, Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida.  Ciertamente indica que no hay duda alguna en el salmista que Dios conduce su vida a buenos lugares.  Bien significa entre otras cosas,   prosperidad, tesoro, gozo, placer, alegría, bienestar, beneficio.  Misericordia,  favor, piedad, amor, benevolencia, piedad.  Cuando andamos por fe no por vista,  seremos obedientes a la guía de Dios.  Nuestra firme confianza es que el Señor estará a nuestro lado en las tormentas y no nos abandonará.  Dios endereza nuestra vida en medio de nuestras tormentas.  Eso es andar por fe no por vista.  Bendiciones a todos. 

   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario