lunes 28 de noviembre de 2016

Principios de evangelismo (Juan 4:1-10)

Principios de evangelismo (Juan 4:1-10).
Uno de los cuadros mas conmovedores sobre la vida de nuestro Señor Jesús, es el de Juan 4.  Aunque es el único evangelio que lo relata, el escritor sagrado utiliza 42 versículos.  En una manera sencilla y tranquila conversación, Jesús se identifica con esta mujer como el Mesías (v. 25-26).  Dentro de la variedad de temas, podemos nombrar el amor y compasión que el Señor demuestra hacia esta mujer con un pasado escandaloso.  Sin embargo a pesar de ello, el amor de Dios le alcanza.  Esto debe ser un motivo de reflexión para la iglesia de hoy. Muchos de nosotros como pastores, somos selectivos con el tipo de personas que deseamos vengan a nuestras iglesias.  Personas con pasados como esta mujer, sin duda alguna no son bienvenidas.  Cristo nos da un ejemplo que debemos tener muy en cuenta.
            El primer principio que debemos considerar es que debemos aprovechar todo momento.  Juan describe la decisión de Jesús, Y le era necesario pasar por Samaria (v. 4).  Debido al rechazo entre judíos y samaritanos, los primeros evitaban cruzar el territorio de Samaria.  Los samaritanos era una mezcla de judíos con no judíos.  Durante el tiempo de la cautividad babilónica (70 años que fueron deportados a Babilonia), el reino del norte fue poblado por personas venidas de Asiria.  Ellos junto con los que habían quedado en Samaria, se mezclaron.  El resultado de esa mezcla son los samaritanos.  Aunque no habían buenas relaciones entre ambos pueblos, Jesús debía tener una plática con esta mujer.  Y estaba allí el pozo de Jacob.  Entonces Jesús cansado del camino, se sentó así junto al pozo.  Era como la hora sexta (v. 6).  Favor tengamos en cuenta que era el mediodía.  No era la mejor hora y lugar para llevar el mensaje de salvación (opinión de muchos).  Sin embargo, Jesús nos demuestra que debemos aprovechar todo momento.  Para nuestra conveniencia, estar cansado, con tremendo calor, lo mejor era tomar agua y buscar un buen lugar para descansar.  No era el momento de hablar de temas espirituales.  A modo de reflexión, ¿cuándo fue la última vez que alguien conoció a Cristo por medio nuestro?  Sepamos aprovechar todo momento.
            Segundo, evangelizar no es juzgar a las personas.  Después de cruzar algunas palabras, ella dice, No tengo marido, Jesús le dijo:  Bien has dicho:  No tengo marido, porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido, esto has dicho con verdad (v. 17-18).  Una  mujer que ha tenido cinco divorcios y con el que vive no es su esposo, a decir verdad no son bienvenidas.  Sin embargo, esta mujer con su pasado, nos representa a todos.  No todos tenemos divorcios o algo parecido.  Sin embargo, muchos tenemos cosas que podemos avergonzarnos.  Jesús no emite ninguna palabra de juicio condenatorio contra ella.  Las palabras de juicio son las armas verbales más destructoras. Jesús pudo condenar esta mujer.  Pudo descalificarla, menospreciarla y cerrarle la puerta de la gracia.  Como iglesia, somos llamados a consolar, estimular las vida de los demás.  Jesús nos enseña cómo tratar a los no creyentes con pasados complicados. Nos recordamos en nuestro país, hermanos bien intencionados que predicaban en el parque Central de la capital.  Como dijimos, bien intencionados pero mostrando una expresión en su cara de muy enojados y con un mensaje que nos mandaba el infierno a todos.  No había amor, compasión ni misericordia.  La actitud, era hacernos sentir mal a los oyentes.  Era un mensaje sin contenido de la gracia que vemos en Cristo al hablar con  esta mujer pecadora.  El Señor nos enseña tratar con amor, sabiduría y sensibilidad al que está alejado de Dios.  Recordemos Juan 3:17, Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.  Siempre en Juan 8:11 vemos las palabras de Jesús a la mujer sorprendida en el mismo acto de adulterio, ….Jesús le dijo:   Ni yo te condeno, vete, y no peques más.  Evangelizar es hacer ofertas de cambios:  la oferta del perdón, es sanar las heridas (el buen samaritano,  Lucas 10:33-34).  Es mostrar empatía (identificarse con las necesidades de los demás).  Evangelizar es ofrecer un mejor estilo de vida.  Pablo en 2 Cor. 5:17 nos recuerda, De modo, que si alguno está en Cristo, nueva criatura es, las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas.

            Finalmente, es aclarar dudas….pero con amor.  Esta mujer tiene dudas teológicas.  ¿Dónde se debe adorar a Dios?  Con amor y paciencia, Jesús le aclara y responde su duda.  Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre (v. 21).  El lugar no será importante.  Lo importante en la adoración no es tanto el estilo sino mas bien la actitud del corazón.  Lo importante es adorar en espíritu y en verdad.  Al final de la conversación nos damos cuenta por qué era necesario que Jesús pasase por Samaria.  Una mujer con pasado escandaloso, debía conocer al Mesías y llevar el mensaje de salvación a los rechazados y hasta odiados samaritanos.  ¡Qué lejos estamos del modelo de Jesús!  Aprendamos de estos principios y hagamos los ajustes necesarios para llevar el mensaje de salvación a todo aquel que lo necesite.  Bendiciones a todos. 

jueves 24 de noviembre de 2016

Respondiendo al llamado de Dios (Mateo 9:35-38).

Respondiendo al llamado de Dios (Mateo 9:35-38).
Las vidas de los grandes misioneros de la iglesia, son motivo de ejemplo, valentía, dedicación y sacrificio donde dejaron todo, por obedecer el llamado que Dios les hizo en su momento.  Veamos brevemente dos de ellos.
            Guillermo Carey:
            1.  Se le llama el padre de las misiones modernas.  Misionero inglés a la India por 40 años.  Viajó a ese país en 1793.
            2.  Su viaje duró 5 meses y su ministerio fue sumamente difícil.  Durante sus primeros siete años no hubo ningún hindú convertido al cristianismo.
            3.  Supervisó y editó las Escrituras en 36 diferentes idiomas.
            4.  Su esposa Dorothy sufrió deterioro mental y murió en 1807.  Uno de sus hijos murió al solo llegar a la India creando mayor dificultad a la vida familiar.
            Hudson Taylor:
            1.  Misionero inglés a la China por 51 años.
            2.  Tomó la costumbre de usar vestimenta de los chinos para identificarse con ellos.
            3.  Tuvo la capacidad de predicar en muchas de las variedades del idioma chino incluyendo el mandarín.  Tradujo el Nuevo Testamento al dialecto Ningbó.
            4.  Debido a las dificultades ministeriales, Hudson y su esposa María, en 1870 toman la decisión de enviar sus tres hijos mayores de regreso a Inglaterra.  Ese mismo año, debido al cólera ella muere.  En 1871 la salud de Hudson Taylor se ve afectada, debe regresar a Inglaterra para recuperarse.  Murió en 1905.
            Cuando leemos la historia de estos dos grandes hombres de Dios, notamos en ellos, obediencia, valor, esfuerzo, sacrificio y amor por los perdidos.  ¿Acaso nosotros tenemos un llamado menor al de ellos?  Nuestra respuesta firme, clara y en alta voz es que ¡no, de ninguna manera!  Dios también nos ha llamado y debemos obedecer ese llamado.
            Primero, seamos parte de los obreros obedientes. En Mateo 9:36-38, se describe el ministerio de Jesús.  Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas, porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.  A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos.  Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies. Compasión es tener afecto y empatía por los demás.  La empatía consiste en identificarse  con las necesidades de los demás.  Como iglesia tenemos un mensaje que dar a un mundo sin dirección.  Jesús vio en las personas como ovejas desamparadas y dispersas.  Estas dos últimas palabras significan, cansadas, sin ánimo, desaliento.  Es alguien que ha luchado contra el pecado, ha resistido el embate de insulto.  Es alguien falto de esperanza.  Una persona abatida.  Debido a lo anterior, Jesús pide a sus discípulos orar a Dios Padre que envíe mas obreros para llevar el mensaje de aliento y esperanza a un mundo desalentado y falto de esperanza.  La visión de Cristo es amplia, la mies es mucha.  Nuestra respuesta a ese llamado es ser obedientes e ir para ser parte de esa gran cosecha de almas.
            Segundo, seamos sabios en el manejo del tiempo (2 Timoteo 4:2).  Tú anuncia el mensaje de Dios en todo momento.  Anúncialo, aunque ese momento no parezca ser el mejor (TLA).  Vivimos tiempos peligroso.  Debido a ello, Pablo en Efesios 5:15-16 nos dice, Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.  El verbo mirad, indica que usted y yo, debemos observarnos cómo vivimos, cómo nos conducimos a diario.  Diligencia significa precisión, ser minucioso.  Lo mas valioso que tenemos es el tiempo y muchos no lo estamos invirtiendo bien.  Aprovechar es invertir o emplear.  Como hemos dicho, el tiempo jamás se recupera.  Por ello, seamos sabios cómo lo estamos usando.  ¿Cuánto tiempo invertimos en anunciar el mensaje de Dios?  ¿Cuándo fue la última vez que habló de Cristo con alguien?  La iglesia del I siglo en su primera persecución  Lucas describe en Hechos 8:4 cómo responden:  Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio (las buenas nuevas de salvación).  Así que, sepamos aprovechar bien el tiempo. 
            Tercero, seamos conscientes de la necesidad espiritual actual (2 Timoteo 4:3).  Porque llegará el tiempo en que la gente no querrá escuchar la buena enseñanza.  Al contrario, querrá oír enseñanzas diferentes.  Por eso buscará maestros que le digan lo que quiere oír (TLA).  El mundo tiene una urgencia de escuchar el mensaje de buenas nuevas.  La iglesia tiene ese mensaje que dar.  Llegará el momento que la gente no querrá escuchar el mensaje.  Veamos algunas estadísticas:
            1.  Ocho de cada diez personas se identifican con algún grupo religioso.
            2.  En el mundo somos unos 2,200 millones de cristianos, unos 1,600 millones de musulmanes, unos 1,100 millones sin ninguna afiliación, unos 1,000 millones de hinduistas, unos 500 millones de budistas y unos 14  millones de judíos.
            3.  Según la proyección de crecimiento, para el año 2050, 6 de cada 10 personas serán cristianas o musulmanas.  Ambas será las religiones mas grandes del mundo. 
            4.  La profecía bíblica (que no miente, es segura y verdad)  afirma que las personas preferirán escuchar fábulas (mitos o cuentos maravillosos o fantásticos, son hechos imaginativos, no reales).  Pablo afirma en 2 Cor. 4:4, El dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz el evangelio….
            5.  Hoy es el tiempo de una iglesia fuerte con miembros fuertes y comprometidos con la causa de Cristo.  No podemos seguir dando un mensaje acomodado para que sigamos cómodos y a gusto mientras  el mundo se crece.

            Así que, finalmente, seamos obedientes al llamado divino.  Seamos instrumentos en Sus manos y llevar las buenas nuevas de salvación a un mundo sin dirección y sin esperanza.  Así como Jesús, veamos con compasión.  Dios les bendiga. 

lunes 07 de noviembre de 2016

Misiones es…..(Mateo 28:18-20).

Misiones es…..(Mateo 28:18-20).
Cuando hablamos de misiones, nos referimos al privilegio y responsabilidad, que Dios ha delegado en la iglesia de ayer y hoy.  Debemos reconocer, que a pesar de ser las últimas instrucciones del Cristo resucitado a sus seguidores, es de las responsabilidades mas descuidadas por la iglesia, especialmente la de hoy.  Sin embargo, hay sus excepciones.  Creemos que es el tiempo para la iglesia de América Latina.
Podemos decir que en la actualidad, la iglesia de América Latina después de ser receptora de miles de misioneros en los últimos 100 años, ha tomado la responsabilidad de enviar misioneros ahora a pesar de las limitaciones económicas que atraviesa.  Sin embargo, con decisión, firmeza , valor y fe las estadísticas nos dicen, que hay aproximadamente unos 10,000 misioneros en el mundo de hoy. 
            Muchos de ellos, casi el 20% de nuestros misioneros latinoamericanos sirven al Señor en la ventana 10-40 que incluye el Norte de África, el Medio Oriente y Asia.  En esta región es donde hay mas oposición al evangelio de Cristo.  Estados Unidos y Brasil son los países que envían mas misioneros a nivel mundial.   Es interesante que Brasil tiene la segunda mayor población protestante a nivel mundial y un gran número de agencias misioneras.   
            Aquí en Canadá, tenemos una población de unos 34.5 millones de habitantes.  En los últimos 50 años, la población ha aumentado en un 93%.  La población canadiense se considera joven.  El 63% oscila entre las edades de 15-64 años.  La población hispana en Montreal es de unos 90,000 habitantes.  Somos el 5% de la población en esta ciudad.  Casi el 46% de los latinos son menores de 15 años de edad.  Somos una proporción mas alta que la quebequense que son el 30%. 
            Cuando hablamos de misiones, el pasaje por excelencia es Mateo 28:18-20 llamado la Gran Comisión.  Esta son las instrucciones precisas del Cristo resucitado donde deja órdenes a sus seguidores para que vayan por todo el mundo a: 
            1.  Hacer discípulos no convertidos.  Debemos mencionar que esta es la orden principal o mandamiento original.
            2.  Haremos discípulos enseñándoles y bautizándolos.  Un discípulo es un alumno o aprendiz.  Es alguien que quiere ser como Jesús y caminar la segunda milla obedeciendo sus demandas.  Veamos algunas diferencias entre un discípulo y un creyente:          
                        a.  Todo discípulo es creyente, pero no todo creyente es discípulo.
                        b.  El creyente suele esperar panes, el discípulo es un pescador.
                        c.  El creyente lucha por crecer, el discípulo por reproducirse.
                        d.   El creyente espera halagos, el discípulo del sacrificio.
                        e.  El creyente busca ser animado, el discípulo animar a otros.
            Misiones se hace en el poder del Espíritu Santo (Hechos 1:8).  Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. Solo por medio del poder del ES podemos ser testigos eficaces y hacer misiones.  En Hechos 13:2-3 respecto al primer viaje misionero dice, Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo:  Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.  Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron. Debemos tener una perspectiva bíblica de cómo se manifiesta el ES en nuestras vidas:
            1.  Gálatas 5:22-23 por medio del fruto del ES.
            2.  Romanos 8:5-8, por medio de una vida agradable a Dios.
            3.   Capacitándonos para testificar y hablar de Cristo.        
            Un testigo es alguien que ha presenciado algo y lo declara dando testimonio de ello. Según el concepto bíblico, es alguien que muere por su fe (mártir o martirio).  En Hechos 11:26 dice,….y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.  En los inicios de la iglesia, a los primeros creyentes o seguidores se le llamó:  discípulos, hermanos, creyentes, santos, los que pertenecían al Camino.  El término cristiano aparece en Hechos 11:26, 26:28 y 1 Pedro 4:16.  Originalmente era un término despectivo.  Cristiano es identificarse y parecerse con Cristo. 
            Misiones es…..hacer obra de evangelista (2 Timoteo 4:5).  Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.  ¿Quiénes deben hacer obra de evangelista?  Según Efesios 4:11, hay personas que divinamente han recibido el don de evangelista.  En Hechos 21:8 a Felipe se la llama el evangelista.  Así que podemos encontrar personas con ese don especial.  Sin embargo, eso no limita a nadie hacer la obra de evangelista.  Evangelio significa buenas nuevas. Así que evangelizar es compartir las buenas nuevas de salvación de Cristo.  Es dar a conocer lo que Cristo ha hecho en nuestras vidas.  Debe ser nuestra razón como iglesia y de todos los creyentes en general.  Lucas 19:10 nos recuerda, El Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.  Tristemente es una labor descuidada y dejada a unos pocos.  Pablo nos dice hoy a nosotros también, cumplamos ese ministerio.

            Finalmente, cumplamos nuestro rol como iglesia.  En 1 Pedro 2:9 nos dice, Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para anunciar las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.  El apóstol Pedro nos dice claramente el propósito de nuestro llamado, anunciar.  Anunciar es proclamar y dar a conocer a todos algo que antes se ignoraba. Virtudes son cualidades y beneficios maravillosos que nuestro Dios ofrece cuando venimos a Cristo.  Dios nos ha elegido con ese honroso propósito.  Pablo dice en 1 Cor. 9:16, Pues si anuncio el  evangelio, no tengo por qué gloriarme, y ¡ay de mi si no anunciare el evangelio!    El deseo de Dios y la necesidad urgente para la iglesia de hoy es:  llevar el evangelio y proclamar a Cristo como Señor  y Salvador de toda la humanidad.  Gracias a Dios por todos los misioneros que han aceptado el reto de ir.  Seamos parte de la Gran Comisión.  ¡Ese es nuestro llamado, responsabilidad y privilegio!  Respondamos:  Heme aquí, envíame a mi.  Bendiciones a todos.