lunes, 13 de agosto de 2018

Modelo de una iglesia eficaz (1 Tes. 1:2-10).

Modelo de una iglesia eficaz (1 Tes. 1:2-10).
El diccionario define eficaz, aquel que produce el efecto esperado, deseado, que va bien para lo que ha sido determinado.  Ser eficiente, es lograr las metas y objetivos empleando los medios de la mejor forma posible.  Un escritor dijo:  hoy la mayoría de las iglesias cantan bien, oran bien, ayunan bien pero vivimos mal debido a que no estamos viviendo de acuerdo a los valores y principios divinos.  Debido a lo anterior no estamos siendo eficaces en nuestros ministerios.  Los principios bíblicos como medios de vida, los tenemos a nuestro alcance para ser aplicados al diario vivir. 
         Pablo en el pasaje arriba citado, describe algunos elementos en la vida de la iglesia de Tesalónica que la hacen una iglesia eficaz.  En primer lugar es una iglesia que practica las virtudes cristianas de fe, amor y esperanza (v. 3,Acordándonos sin cesar delante del Dios y Padre nuestro de la obra de vuestra fe, del trabajo de vuestro amor y de vuestra constancia en la esperanza de nuestro Señor Jesucristo.  Debemos saber, que Pablo en la mayoría de sus escritos, menciona estas tres virtudes constantemente (1 Cor. 13:13 dice, Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres, pero el mayor de ellos es el amor, Ef. 1:15, 18, Col. 1:4-5 entre otros).  Nuestra madurez cristiana no se mide por los dones o talentos que tenemos (1 Cor. 13:1-3).  De nada sirve ser talentoso sino tenemos amor.  Nuestra meta bíblica es procurar:  fe, esperanza y amor.  Nuestra fe se mide y demuestra por nuestras acciones. De cierto y no merece discusión alguna, somos salvos por gracia y no por obras (Ef. 2:8-9).  Sin embargo, Santiago sin contradecir a Pablo agrega en el capítulo 2:14, 17, …¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras?  ¿Podrá la fe salvarle?...Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.  Santiago se refiere a una fe vacía no genuina.  No basta con decir que tenemos fe si no lo demostramos con obras (Ef. 2:10).
         El amor es otro elemento distintivo de una iglesia eficaz.  Jesús en Juan 13:35 agrega, En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.  El amor verdadero nos capacita para ser tolerantes unos con otros (Col. 3:12-14).  Así también se agrega la esperanza.  Pablo indica que esta iglesia era constante en la esperanza.  Constancia:  es resistir, perseverar, es la condición de permanencia bajo presión, ser paciente. Esperanza, es el estado de ánimo optimista donde esperamos que resulte lo que deseamos.  La esperanza ayuda a triunfar sobre las dificultades de la vida. 
         En segundo lugar, es una iglesia consagrada…aunque sufre (v. 6, Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de una gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo).  Los hermanos de Tesalónica imitaban los buenos patrones en la vida de Cristo y de Pablo.  Hoy la mayoría de las personas siguen modelos de vida como ser estrellas de música rock, del cine y la farándula en general.  Ellos recibieron la palabra en condiciones adversas, gran tribulación, con gozo del ES.  Ellos experimentaron una persecución severa sin embargo…perseveraron con gozo. Hoy la iglesia vive su fe en condiciones muy cómodas en la mayoría de los países.  Desde luego hay sus excepciones especialmente en la ventana 10-40.  
         En tercer lugar, es una iglesia que testifica (v. 7, De tal manera que habéis sido ejemplo a todos los de Macedonia y de Acaya que han creído).  1 Pedro 2:9 recuerda, …para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.  Anunciar es compartir la palabra de Dios.  Así cumplimos nuestra labor profética (2 Pedro 1:19, Tenemos también la palabra profética mas segura, a la cual hacéis bien en estar atentos).  Estar atentos:  escuchar , prestar atención, atender etc.  Cuando la iglesia no cumple esta demanda de testificar, las personas no sabrán de Cristo (Romanos 10:13-17).  La iglesia es responsable de testificar.  Ha sido divulgada la palabra del Señor (v. 8).  Divulgada: retumbar de la trompeta o de un trueno, es un sonar continuo y audaz de la iglesia con el mensaje del evangelio. La iglesia de Tesalónica en un buen ejemplo al enfocar su mensaje hacia fuera:  de tal manera que habéis sido ejemplo a todos…El testimonio fue tan impactante que sus oyentes cambiaron su estilo de vida (v. 9, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero).  
         Finalmente, una iglesia eficaz espera  anhela la Segunda Venida de Cristo (v. 10,  Y esperar en los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera).  En 2 Pedro 3:3-4 hay una advertencia sobre esta situación:  sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias y diciendo:  ¿Dónde está la promesa de su advenimiento?  (¿Qué pasó con la promesa de que Jesucristo regresaría? TLA). Sin duda alguna, una iglesia eficaz, debe estar expectante en la Segunda Venida de Cristo (Mateo 24:42-46, Velad, pues, porque no sabéis a que hora ha de venir vuestro Señor (v. 42).  La primera carta a los tesalonicenses fue escrita en el año 50dc y ya desde entonces la iglesia del primer siglo esperaba la Segunda Venida de Cristo.  Así que Pedro nos advierte, ¡Cómo no debéis vosotros andar santa y piadosa manera de vivir! (2 Pedro 3:11).  Una vida conforme a los principios bíblicos.  Una conducta diaria que glorifique  nuestro Dios.  Bendiciones a todos.  

lunes, 6 de agosto de 2018

El llamado de Dios para la iglesia (1 Pedro 2:9).

El llamado de Dios para la iglesia (1 Pedro 2:9).
Es interesante cómo se forman las valiosas perlas.  Esto sucede cuando un cuerpo extraño se introduce al interior del molusco.  Éste reacciona cubriendo lentamente la partícula con una mezcla de cristales de carbonato de calcio y una proteína llamada conchiolina formando la sustancia conocida como nacar.  Una perla toma unos 10 años en crearse (Tomado del internet).  
         Cuando el apóstol Pedro describe la razón de nuestro llamado como iglesia describiendo cómo Dios en su Soberanía y poder nos ha convertido, solo debemos darle gracias por ello.  El término iglesia (Ekklesia)  viene del griego ek (fuera) y kaleo (llamados).  Por lo tanto, iglesia es la comunidad de hombres y mujeres que Dios les ha llamado de fuera.  Podemos encontrar una variedad de razones del por qué existe la iglesia.  Ef. 1:6, 12, 14 nos dice:  Para alabanza de la gloria de su gracia…A fin de que seamos para alabanza de su gloria…Para alabanza de su gloria.  Así que por lo menos en estos pasajes aparece la expresión:  para alabanza de su gloria.  La iglesia es el instrumento divino para glorificar el nombre de Dios entre otras mucha razones.  Todos debemos preguntarnos, ¿glorifica mi vida el nombre de Dios?  ¿Mi ministerio glorifica el nombre de Dios?  La idea de la iglesia es un plan divino no del hombre. Jesús en Mateo 16:18 dice, Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.  Sin Cristo no hay iglesia.  Ef. 5:23 nos dice, porque el marido es cabeza, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. 
         Hechos 2 es importante debido a que describe el inicio de la iglesia.  Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos…Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen (v. 1, 4).  La venida del ES marca el inicio de la iglesia el cual fue profetizado por Jesús en Juan 14:16, 26, 16:7. Pentecostés significa 50 y es el nombre de una de las fiestas judías del AT.  Esta se celebraba 50 días después de la pascua en mayo o junio.  En Pentecostés,  se ofrecían las primicias de los frutos de las cosechas.  Los primeros convertidos a Cristo fueron las primicias de toda la cosecha de futuros convertidos a Cristo.  Ahí inicia la iglesia con la venida del ES sobre los primeros convertidos.
         La iglesia somos nosotros.  Pedro en su primera  carta 2:5 dice, vosotros también como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.  Pedro nos llama piedras vivas cuyo fundamento es seguro, estable y confiable y es Cristo mismo (v. 4).  Así que debemos ser edificados como casa espiritual y sacerdocio santo.  La iglesia es una comunidad donde presentamos  sacrificios vivos (contrario al AT).  Hebreos 13:15 dice, Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesen su nombre.  Como sacerdocio ejercemos dicho oficio aquí en el templo y en nuestras casas en medio de nuestra familia.  
         Pedro también en el v. 9 agrega otros calificativos de nuestro llamado:  Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.  Todos estos calificativos tienen su origen en el AT y se aplicaban al pueblo de Israel.  El plan original era que Israel como pueblo reuniese todos esos conceptos (Éxodo 19:5-6). Respecto a linaje escogido en Dt. 7:6 encontramos, Porque tú eres pueblo santo para Jehová tu Dios, Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, mas que todos los pueblos que están sobre la tierra.  Real sacerdocio también era un calificativo para Israel, debido a su desobediencia, ahora esto se cumple en la iglesia.  En Apoc. 5:10 dice,  y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.  El sacerdocio en el AT no es exclusivo sino mas bien universal.  El hombre como esposo es llamado a cumplir ese rol en su casa.  Ef. 5:23, porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia.  Como sacerdotes en casa, debemos producir intimidad espiritual por medio de la oración y lectura bíblica.  Así el hombre desarrolla liderazgo en el seño familiar. Nación santa habla que Dios nos ha apartado.  Eso significa santo, apartado o separado para Dios. Lev. 19:2 dice,   Habla a la congregación de los hijos de Israel, y diles:  Santo seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios.  La iglesia manifiesta su santidad siendo sal y luz de la tierra (Mateo 5:13-14).  Debemos dar sabor y conservar las buenas costumbres en medio de una sociedad inmoral y siendo luz despejamos las tinieblas.  Somos un pueblo adquirido por medio de la sangre de Cristo.  Tito 2:14 agrega,  quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad,  y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.  Nuestra vida pertenece a Dios.  Es un pueblo que no conoce ni fronteras, no raza ni idioma alguno.  Apoc. 5:11, Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes y de los ancianos, y su número era millones de millones. Pedro nuevamente nos muestra el propósito por el cual tenemos ese llamado de Dios, Para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable. Anunciar es cuando ejercemos el oficio profético al proclamar la palabra de Dios.  2 Pedro 1:19 dice, tenemos también la palabra profética mas segura, a la cual hacéis bien en estar atentos.  Tito 2:1nos recuerda, Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina.  Virtudes:  son todas aquellas cualidades excelente que describen a Cristo Is. 9:6, Y se llamará su nombre:  Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.  De las tinieblas a su luz admirable:  es el beneficio cuando venimos a Cristo. nuestra vid ya no andará mas en tinieblas.  Vivimos en la luz (Salmo 119:105).  Recordemos, la iglesia es el instrumento divino para glorificar a Dios.  ¿Lo estamos haciendo?   ¡Ese es nuestro llamado, somos el pueblo de Dios!  Bendiciones a todos. 

lunes, 30 de julio de 2018

Seamos efectivos en nuestro servicio (Mateo 25:14-30).

Seamos efectivos en nuestro servicio (Mateo 25:14-30).
Recientemente escuchamos la ilustración, donde una gallina le propone a un cerdito un negocio de alimentos.  Ella le dice al cerdito que pondrá los huevos mientras que él pondría el jamón. Al analizar la propuesta del negocio, el cerdito lleva todas las de perder mientras que la gallina no.  Las razones son obvias.  Muchos de nosotros estamos como la gallina en el servicio que le ofrecemos a Dios. Simplemente nos involucramos (tomamos parte en…) pero no nos comprometemos (obligación contraída donde nos comprometemos a cumplir algo).  ¿Cómo podemos ser efectivos en nuestro servicio al Señor?  Veamos lo que las Sagradas Escrituras proponen:
         Debemos administrar bien lo recibido (Mateo 25:14-30).  La parábola de los talentos describe claramente cómo debemos usar lo que Dios en su soberanía ha dado.  A uno dio cinco talentos, y a otro do, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad, y luego se fue (v. 14-15).  Como vemos, Dios sabiamente distribuye habilidades conforme a nuestras capacidades. En este sentido, debemos aceptar lo que Dios nos ha dado y servirle así.  Por otro lado, reconocer que es Dios que distribuye los talentos soberanamente, Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere…Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso (1 Cor. 12:11, 18).  Es interesante darnos cuenta que Dios reparte capacidades que podemos usar.
         La reacción de los dos primeros siervos es ejemplar, Fue en seguida y negoció con ellos (v. 16).  No esperaron que el tiempo pasará.  Ambos tuvieron el mismo éxito, ganaron el 100% de lo recibido. En el v. 19 el amo  regresa y arregló cuentas con ellos.  Una parte de la administración es rendir cuentas.  Estos siervos lo hicieron.  Los v. 21, 23 se describe los beneficios recibidos, Bien, buen siervo y fiel, sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré, entra en el gozo de tu señor.  Ambos siervos reciben el mismo elogio y recompensa.  Ellos administraron bien lo recibido.
         Somos efectivos en nuestro servicio siendo fieles (1 Pedro 4:10,  Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios).  Lo que debe motivarnos a servir al Señor, Pedro nos lo dice en el v. 7, Mas el fin de todas las cosas se acerca.  El apóstol da un sentido de urgencia en el servicio al Señor.  ¡El fin se acerca!  Debido a que ese día se acerca, seamos fieles con nuestro servicio cristiano.  Cada uno según el don que ha recibido significa, que nadie puede quejarse no haber recibido nada.  Pedro nos orienta que hacer con lo recibido:  minístrelos a los otros.  Minístrelo viene de diacono (servir, servicio).  Así que, tenemos un llamado urgente en poner nuestros dones o capacidades al servicio del Cuerpo de Cristo.  Haciéndolo así, demostraremos que somos buenos administradores.  Pedro hace un llamado al uso responsable y fiel de los dones recibidos.  En el v. 11, el apóstol indica el objetivo en nuestras vidas:  …para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos.  Amén.  Nuestro fiel y responsable servicio glorifique a nuestro Dios.
         Finalmente, nuestro efectivo servicio  tendrá una recompensa.  Hebreos 6:10 dice, Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún. Hermanos, Dios no olvida nada de nuestro servicio.  Recordemos que nuestro servicio de amor y buenas obras, son el reflejo de nuestra salvación (Ef. 2:10).  Ello es muestra de nuestro compromiso y no involucramiento solamente.  Terminamos con una promesa de nuestro Señor Jesucristo en Apocalipsis 22:12, He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.  Recordemos administrar bien lo recibido.  Seamos fieles en nuestro servicio.  Dios ha prometido recompensar nuestro servicio de acuerdo a lo efectivos que hayamos sido.  Bendiciones.   

lunes, 16 de julio de 2018

¿Qué hace Cristo cuando tengo dudas, estoy dolido y lloro?

¿Qué hace Cristo cuando tengo dudas, estoy dolido y lloro?
2 Corintios 1:3-5
Introducción:
       1. Ya hemos dicho en varias ocasiones que no siempre entenderemos lo que Dios hace.
       2. La Biblia describe con frecuencia situaciones donde Dios promete algo y nos sucede lo contrario.  
       3. ¿Cuál es nuestra reacción humana cuando nos suceden situaciones así? :
              a. Viene la duda
              b. Nos llenamos de dolor
              c. Lloramos
       4. Tenemos respuesta en Dios y Su palabra cuando nos encontramos en cualquiera de las situaciones descritas.
Bosquejo
1. En la duda Jesús nos dice:  no teman crean en mí (Juan 14:1-3).
       No se turbe vuestro corazón, creéis en Dios, creed también en mi.
       a.  Duda es:  falta de confianza, falta de fe, vacilación.  Dudamos cuando vienen situaciones o sucesos desagradables y en algunos casos inesperados.  
       b.  No duden crean (v. 1).
              1.  No turbarse: alterar el estado de ánimo confundiéndola hasta dejarla sin saber qué hacer ni qué decir.  
              2. Confiar: esperar con seguridad que algo sucederá o que alguien responda como lo ha prometido.  
       c.  Jesús tiene un lugar especial ya preparado (v. 2-3):
              1.  En la eternidad hay suficiente espacio para Su pueblo (v. 2, En la casa de mi Padre muchas moradas hay…).  Apoc. 21:13-4.  Voy, pues a preparar lugar para vosotros.
              2. Estaremos con Jesús eternamente (v. 3, vendré otra vez, y os tomaré a mi mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. 
              3. Jesús nos consuela en nuestras dudas (v. 5-6):   Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas: ¿Cómo, pues, podemos saber el camino? Jesús le dijo:…Tomas nos representa a cada uno de nosotros en nuestras dudas:  ¡Señor no comprendo!  ¡Señor tengo dudas y preguntas!  Nuestras dudas están respondidas:  Jesús es el camino.
2.  Jesús se identifica con nuestro dolor.
       Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades…(Hebreos 4:15).  
       a. Compadecerse:  viene de simpatía.  Solidarizarse.  Auxilio. 
       b.  Jesús es varón de dolores, experimentado en quebranto (Is. 53:3).  
              1. Muchos deseamos retratos de Jesús mas agradables:  buen pastor, príncipe de paz, Señor de señores, León de Judá, Cordero de Dios etc. 
              2. Varón de dolores no es tan atractivo ni tampoco ser semejante a él en este aspecto.  Is. 53:4, sufrió nuestros dolores…Experimentado:  conocer de manera relacional y experimental, comprender, saber etc.  
              3. Jesús conoce el dolor y debido a ello se identifica con nosotros cuando lo padecemos.  Nosotros desde que nacemos hasta el final aliento, el dolor es nuestro compañero aunque no lo queramos.  
       c. Jesús y el Getsemaní (Mateo 26:36-38):  Mi alma está muy triste, hasta la muerte…Triste: angustiarse, aflicción, sufrimiento. Un cuadro de Jesús que debe infundirnos respeto.  Jesús pasó su Getsemaní…todo también lo haremos. 
3.  Cuando lloro
       Jesús lloró (Jn. 11:35)
       a.  Escucha nuestras quejas:
              1.  v. 21: Y Marta dijo a Jesús:  Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto.
              2.  v. 32: Señor, si hubieses estado aquí, no habría muerto mi hermano.
              3. Ambas manifiestan dolor, decepción, están confundidas, no entienden cómo  pudo pasar y hasta podemos inferir una acusación.  Se quejan.
              4. Jesús les consuela de manera personal:
                      Marta (v.  26, 40):  Le reta a creer…¿No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios?    
                      María (v. 35):  Jesús lloró. Empatía, ternura.  No hay regaño ni corrigió a las hermanas.  Les brindó la atención que cada una de ellas necesitaba.  
       b.  Jesús está interesado en nuestras lágrimas:  
              1. Solo los humanos expresamos tristeza y dolor por medio de las lágrimas.  
              2. Jesús se identifica con nuestro dolor y lágrimas.  Apoc. 21:4, Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos, y ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor.  ¡Hermosa promesa!  
CONCLUSIONES:
       1. Jesús nos dice que no debemos tener miedo sino mas bien creer en él.
       2. El dolor y sufrimiento es parte de nuestra humanidad.  Todos de una manera sufrimos.
       3. Dios no se muestra indiferente a nuestras adversidades.  Es varón de dolores experimentado en quebranto.
       4. Dios mismo enjugará toda nuestras lágrimas….

domingo, 8 de julio de 2018

Disfrutando las promesas divinas en medio del sufrimiento (1 Pedro 1:3-9).

Disfrutando las promesas divinas en medio del sufrimiento (1 Pedro 1:3-9).
Cuando hablamos de promesas divinas, nos referimos a los compromisos que Dios ha contraído con nosotros (Su pueblo) de hacer cosas a nuestro favor y que lógicamente nos benefician.  En Su palabra, Dios mismo se ha comprometido a ello.  Por otro lado, debemos saber, que mientras estemos aquí en la tierra, todos estamos expuestos a tener que pasar experiencias dolorosas. El sufrimiento es un idioma que todos hablamos sin excepción alguna.  El apóstol Pedro en primera carta, nos habla de este complejo tema.  Pero es digno de mencionar, que él no se queda ahí. También nos habla de esperanza y promesas divinas a favor nuestro.  En baseball después de 3 strikes estamos out (fuera).  En Dios eso no funciona.  A pesar de lo que podemos enfrentar, en Dios y debido a su fidelidad nunca estaremos out (fuera).  Así que, no importa lo que estemos enfrentando, reforcemos nuestro andar por fe en Dios.
         Pedro nos habla de tener una esperanza viva (v. 3, Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva…).  El v. 1, Pedro identifica a quién dirige su exhortación, a los expatriados de la dispersión…Expatriados son aquellas personas  que viven en un país extranjero.  En muchos casos no por elección propia sino mas bien forzados como es este caso.  Dispersión, viene del griego diáspora es el esparcimiento de judíos por el mundo (Stg. 1:1).  El propósito de Pedro en su carta es infundir aliento y ánimo a sus lectores en medio del sufrimiento.  Debido a ello, 1 Pedro es una carta con temas de mucha actualidad, no pasa de moda. Como todos sabemos el sufrimiento como las promesas divinas son temas que nunca pasan de moda (nosotros mismos somos extranjeros y tenemos adversidades que afrontar).  Nuestra mirada está mas allá del dolor, lágrimas y el sufrimiento mismo.  Nuestra mirada debe estar en todo aquello que Dios ha prometido en Su palabra.  Pedro nos dice, nos hizo renacer para una esperanza viva (v. 3).  Esperanza es algo que estamos esperando que suceda en beneficio nuestro.  Siempre es algo bueno y agradable.  Esperanza viva está basada en el carácter moral de Dios y en la convicción de la resurrección de Cristo a favor nuestro.  Nuestro destino es un lugar mucho mejor que aquí (1 Pedro 2:11, Hebreos 11:13, Apoc. 21:1, 3-4).  
         Pedro nos dice que tenemos una herencia permanente (v. 4, para una herencia…). Herencia es algo valioso que se nos entrega cuando normalmente el donante ha muerto y se da la herencia a los beneficiados.  Es un acto jurídico en el cual una persona que fallece transmite sus bienes, derechos y obligaciones a otra u otras personas.  Pedro nos dice las cualidades de nuestra herencia. Debemos remarcar que estas cualidades apuntan a lo permanente y duradero:
         1. Es incorruptible:  no está sujeto a daño o decaimiento.  No se deteriora.  En un mundo donde debemos comprar seguros para casi todo, nuestra herencia divina no lo necesita.  Nuestra herencia está libre de toda mancha de impureza.  El tipo de coronas ganadas por los deportistas griegos y romanos eran de flores o algo parecido que con el tiempo pronto se marchitaban.
         2. Incontaminada:  puro, sin suciedad.
         3. Inmarcesible.  No se marchita.  Nuestra herencia no está sujeta a las leyes de lo ordinario o transitorio.  Esta permanecerá aun en medio de las circunstancias adversas de la vida.  
         4. Una herencia bien custodiada (v. 4,  reservada en los cielos para vosotros).  Es menester reflexionar ¿dónde estamos haciendo tesoros?  (Mateo 6:19-21, Apoc. 21:27). 
         Tenemos una protección divina (v. 5, Que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe).  Como hijos de Dios debemos saber que tenemos a disposición la protección divina.  El conocido himno Castillo fuerte, escrito por Martín Lutero uno de los grandes reformadores dice:  Defensa y escudo, con su poder nos librará en este trance agudo…Aunque estén demonios mil pronto a devorarnos, no temeremos, porque Dios sabrá aún protegernos.  Que muestre su vigor Satán, y su furor, dañarnos no podrá, pues condenado es ya, por la Palabra santa.  El Salmo 121:7 nos recuerda,  Jehová te guardará de todo mal.  Dios mismo nos provee el mejor sistema de seguridad jamás imaginado.  Para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.  El propósito divino es disfrutar de la herencia en los finales tiempos (v. 5).
         Finalmente, tenemos una fe en desarrollo (v. 6-7).   Las pruebas son necesarias (v. 6, …si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas).  En medio de nuestras circunstancias adversas no debemos perder el gozo:  En lo cual vosotros os alegráis…No entendemos por qué las pruebas vienen en su momento pero Dios sí.  Pedro nos dice que nuestra fe debe ser probada (v. 7, para que sometida a prueba vuestra fe…).  La prueba es un instrumento divino para probas nuestra ge y revelan nuestro carácter y verdadera naturaleza.  Las pruebas no significa que andemos forzosamente en pecado )Job 1:1, 8, Gn. 22:1).  Humanamente las pruebas nos perturban, quitan la paz, son angustiosas, dolorosas y difíciles. Demuestran lo genuino de nuestra fe así como el oro verdadero se refina y prueba su calidad. Así que, Dios mismo se ha comprometido a actuar a favor nuestro.  Mientras se cumplen Sus promesas, no debemos sorprendernos si pasamos algún tipo de prueba (1 Pedro 4:12).  Sus promesas son eternas, seguras y confiables.  Dios les bendiga.  

lunes, 2 de julio de 2018

Practicando el estímulo (Hebreos 10:24).

Practicando el estímulo (Hebreos 10:24).
Es interesante la política de la compañía de envío de paquetes FEDEX, primero están las personas…Con Dios es lo mismo.  En Lucas 4:18 se describe la filosofía de ministerio de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, El Espíritu del Señor está sobre mi, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres, me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón…todo lo anterior tiene que ver con personas.  Así que, la razón de la venida de Cristo al mundo fuimos nosotros:  la humanidad.  
         Por otro lado, en Hebreos 10:24, el escritor sagrado nos recuerda y da una serie de razones del por qué congregarnos como iglesia:  Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras. 
         a.  Considerémonos:  observar, comprender, mirar, discernir.  
                  b.  Estimularnos: hay un lado negativo para estimularnos. Aquí es positivo, incitar al bien, tratarnos.  Animarnos unos a otros.
                  c.  Al amor y buenas obras:  una vida práctica del cristianismo en amor y servicio.
         4. Como iglesia y en medio del dolor que podamos sentir y enfrentar, Dios nos permite una maravillosa oportunidad, para expresarnos estímulo, amor y servicio unos a otros.  
         ¿Qué es el estímulo?  Es dar ánimo. En 1 Tes. 4:18 en un contexto de la perdida de seres queridos, Pablo escribe,  alentaos los unos a los otros con estas palabras.  Alentaos:  viene del mismo término en el idioma original al identificar al Espíritu Santo (Parakaleo, llamar cerca, invitar, invocar, rogar).  Siempre en nuestro derredor tendremos y encontraremos personas con necesidad. Estimular es amor en acción. Estimular es estas junto a otra persona. En 1 Tes. 5:11 encontramos Por lo cual animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.  El dar estímulo exige de nosotros tiempo, energía, recursos y nuestra disponibilidad para aquellos en necesidad.  
         En la vida mas de alguna vez, todos hemos necesitado estímulo.  Cuando nos encontramos con temor, necesitamos estímulo. El temor produce en nosotros:  falta de confianza en Dios. Nos llena de dudas y hasta en ojo.  Nos hace sentir muy mal.  En Josué 1:9 dice, Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente…por lo tanto, el estímulo ayuda a vencer el temor que nos afecta.  Las personas en debilidad necesitan estímulo.  Hay muchas cosas que nos debilitan:  el cansancio físico y espiritual, una enfermedad, la soledad, emociones mal manejadas  entre otras cosas.  Jesús en Mateo 11:28 tiene una invitación:  Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.  En Jesús tenemos nuestro mejor recurso en el estímulo y descanso que buscamos y necesitamos.   Entre nosotros mismos tenemos una cuota de responsabilidad en atendernos.  Gálatas 6:2 nos recuerda, Sobrellevad los unos las cargas de los otros.  Sobrellevad es el esfuerzo de ayudar con paciencia y resistencia.  Las cargas con todas aquellas dificultades que mas de alguna vez enfrentamos y que no siempre se resuelven fácilmente.  
         Finalmente, todos necesitamos aprender cómo dar estímulo.    Veamos cómo podemos hacerlo:
         1. Saber escuchar (Salmo 10:17, El deseo de los humildes oíste, oh Jehová, tú dispones su corazón, y haces atento tu oído).  Hay ocasiones donde la persona lo único que desea y necesita es ser escuchada.  Cuando dedicamos tiempo a escuchar, demostramos que esa persona nos importa y la amamos.  La damos validez a sus sentimientos.  Escuchar da ánimo (empatía).
         2. Dar palabras de consuelo (Job 16:5, Pero yo os alentaría con mis palabras, y la consolación de mis labios apaciguaría vuestro dolor).  Una palabra bien dicha tiene poder para alentar a los demás.  Prov. 12:18 Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada, mas la lengua de los sabios es medicina. 
         3. Involucrémonos:  por lo menos hay tres maneras cómo hacerlo:
                  a.  Con paciencia.  Los frutos del estímulo no aparecen de la noche a la mañana.  Toma su tiempo disfrutar de los frutos del estímulo.
                  b.  Siendo sensibles:  no siempre se trata de decir la verdad…sino también hacerlo con amor (Ef. 4:15….siguiendo la verdad con amor).
                  c.  Perseveremos (Hebreos 3:13, …exhortaos los unos a los otros cada día…).  En un mundo   frío e indiferente a los demás, seamos la diferencia.  Tenemos un Padre compasivo  lleno de misericordias.  En el Padre siempre podemos recibir consuelo en nuestras tribulaciones.  Nuestro Padre siempre estará dispuesto a servir.   Dios les bendiga.  

lunes, 25 de junio de 2018

Olvidando el pasado…prosigo adelante (Fil. 3:12-14).

Olvidando el pasado…prosigo adelante (Fil. 3:12-14).
En Génesis 19:26, a pesar de la clara advertencia divina no mirar atrás (Gn. 19:17, Escapa por tu vida, no mires tras ti…), la esposa de Lot desobedece y miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal.  Sin entrar en especulaciones, lo interesante del caso es que pese a la advertencia divina, ella no obedece, mira hacia atrás y se vuelve estatua de sal.  ¿Qué le motivaría hacerlo?  ¿Cómo dejar el pasado en el pasado?  Un conocido pastor dice:  es fácil decirlo…difícil vivirlo.  Muchos podemos vivir hoy pero viendo hacía atrás. ¿Qué pasaría si Dios nos hubiese colocado los ojos no al frente sino al costado o en la parte de atrás de nuestra cabeza?  Sería complicado caminar con seguridad.  
         ¿Cómo podemos olvidar el pasado y proseguir adelante?  Primero, recordando que Dios nos ve no como éramos…sino como somos hoy día.   ¿Qué ha hecho Dios con nuestros pecados?  El profeta Miqueas 7:19 responde, Él volverá a tener misericordia de nosotros, sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados. Dios ha mostrado y mostrará su misericordia (atributo divino al perdonas nuestros pecados).  Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias.  Nuevas son cada mañana, grande es tu fidelidad (Lam. 3:22-23).  Cuando venimos a Cristo nuestros pecados pasados, presente y futuros Dios los echará en lo profundo del mar.  Muchos de nosotros quizá tengamos situaciones en el pasado que nos avergüenza.  David dice en el Salmo 25:6-7, Acuérdate, oh Jehová de tus piedades y de tus misericordias, que son perpetuas.  De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes.  Dios nos ve como hijos suyos a pesar de lo que somos.  La parábola del hijo pródigo nos representa a todos cuando venimos arrepentidos donde nuestro Padre celestial (Lucas 15:22-24).  Así que Dios no nos ve sucios sino limpios por la sangre del Cordero.
         Segundo,  tener contentamiento con el presente.  Pablo en Filipenses 4:11 dice,   No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera sea mi situación.  Pablo afirma que él ha aprendido.  Dios permite las situaciones en nuestras vidas para aprender.  Lo triste es que los años pasan, pasan y pasan y no aprendemos de la vida.  Contentamiento, es estar satisfecho a pesar de…Dios permitió al pueblo de Israel pasar por el desierto como un proceso formativo. A pesar de la provisión sobrenatural divina, Israel como muchos de nosotros, siempre quejosos y faltos de contentamiento.  No fueron agradecidos y recordando el pasado (Éxodo 16:2-3, Números 11:5).  Tuvieron mala memoria (Salmo 106:13, Bien pronto olvidaron sus obras, no esperaron su consejo).  Fue un pueblo falto de fe y confianza (Salmo 106:24-25).  Hoy, debemos dar gracias a Dios por lo que tenemos.  Así que, digamos no a la falta de satisfacción o inconformidad con nuestros logros.  Estemos satisfechos con lo que tenemos.
         Finalmente, tener metas claras.  Moisés escribió en el Salomo 90:12, Enséñanos de tal modo a confiar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.  Sin metas claras nuestra vida andará  a la deriva. Y como es lógico, una meta siempre estará adelante nunca atrás.  En Fil. 3:13-14 encontramos, olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome (esforzándome, he decidido) a lo que está delante, prosigo a la meta.  Un fuerte llamado y recordatorio.  No quedarnos estancados en el pasado ni atarnos al mismo.  El pasado no lo podremos cambiar y Dios siempre tendrá nuevas oportunidades para nosotros.  Veamos algunas propuestas que nos ayudarán a tener metas claras:
         1. Determinación (persistir).  Es acordar, decidir hacer algo con firmeza. Se requiere disciplina.  Mateo 6:33 dice, buscad…significa acción continua a pesar de todo.
         2.  Prioridades: lo que debe ser primero.  La vida es como una moneda, podemos gastarla como queramos…pero sola una vez.  En Mateo 6:24 Jesús nos pregunta, ¿a quién estamos sirviendo?
         3. Responsabilidad: es estar sujeto a una deuda u obligación y cumplimos ese compromiso contraído.  Sin duda alguna debemos ser responsables con el manejo de nuestro tiempo. 
         Hermanos, dejemos el pasado…no lo podremos cambiar. En Cristo tenemos un mejor presente y futuro así que, olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta…Dios les bendiga.   

domingo, 17 de junio de 2018

Regalos que sus hijos no pueden romper (Prov. 6:20).

Regalos que sus hijos no pueden romper (Prov. 6:20).
El tema de esta predicación lo tomé del libro escrito por Steve & Annie Chapman.  En este día del padre, nos pareció oportuno hacer una reflexión sobre los reto y desafíos que todo padre enfrenta hoy día.  Los desafíos son enormes haciendo muy difícil ser padre. En la vida, por diversas razones, damos regalos a nuestros hijos (cumpleaños, navidad, graduación, boda etc). Muchos de esos regalos conforme pasa el tiempo se relegan, pasan al olvido, se quiebran o rompen y entran en desuso.    Como padres debemos saber que mientras los hijos estén en casa, debemos prepararlos para la vida.  Es el mejor tiempo en equiparlos para cuando ellos ya adultos sepan cómo tomar decisiones sabias en beneficio de ellos mismos. Veamos por lo menos tres regalos que aunque pasen los años, no se romperán y les servirán de utilidad por el resto de sus vidas.  Estos son: Dirección, firmeza y límites.
         Dirección, Y vosotros padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor (Ef. 6:4).  Pablo nos hace una oportuna y clara advertencia.  Tomar el tiempo en darle orientación en la vida de nuestros hijos. Así que padres, no busquemos sustitutos baratos.  Por espacio y tiempo mencionaremos únicamente dos de esos sustitutos baratos:  La televisión y los videojuegos.  Una buena parte de nuestra generación de niños ha crecido viendo la televisión.  Ha sido la niñera por excelencia.  Nuestros niños empiezan a ver la tv desde el mismo momento que pueden sentarse. Muchos de ellos ven cerca de 4000 horas de tv antes de iniciar la escuela.  Por otro lado, los videojuegos en su gran mayoría son de carácter violento. Somos testigos de una generación agresiva.  Estudios realizados han demostrado la influencia de ellos en la mentalidad y comportamiento de niños y jóvenes.  El 79% de los videojuegos son de temas violentos.  En Efesios 6:4, el apóstol Pablo pide a los padres, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.  Veamos:
         1. Criadlos significa:  colocar los fundamentos de una nueva vida que debe asimilarse en el hogar y así reverenciar a Dios.  Criadlos es:  alimentar, nutrir, robustecer, educar y dirigir al hijo.  
         2. Disciplina:  de ahí viene nuestro término pedagogía, pediatría etc.  Disciplina es:  instruir, guiar, corregir, enseñar etc.  Es la instrucción sistemática a los hijos.  Incluye la idea de corrección por las faltas cometidas.  No es sinónimo de castigo físico o abuso.  El propósito de la disciplina es la corrección, la superación y estabilidad de la persona.
         3. Amonestación:  es la reprensión suave, gentil, advertencia.  Es traer a la mente.
         4. Del Señor:  es la corrección de acuerdo al modelo del Señor que encontramos en Su palabra.
         La Biblia delega en el hogar la enseñanza espiritual de los hijos. Deuteronomio 6:6-7 dice, Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón, y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa. Padres de familia, la repetición es la clave en la educación cristiana en el hogar.  Prov. 6:23 afirma, Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, y camino de vida las reprensiones que te instruyen.  La palabra de Dios dando dirección a nuestros hijos (Prov. 15:22, 22:6).
         Firmeza, la vara y la corrección dan sabiduría, mas el muchacho consentido avergonzará a su madre (Prov. 29:15). La historia de Susana Wesley es fascinante.  Fue la madre de 19 hijos entre ellos los muy conocidos Carlos y Juan,  fundadores del movimiento wesleyano.  Como madre dedicaba una hora semanal a cada uno de ellos. Ella decía que los padres debían controlar la voluntad del niño cuando a la edad entre 8-15 meses de edad.  El niño debía aceptar la autoridad de los padres. Cuando los padres no hemos sido firmes después tendremos un pequeño monstruo en nuestras manos.  ¿Cuándo debemos comenzar a dar firmeza al hijo? Prov. 13:24 dice, El que detiene el castigo, a su hijo aborrece, mas el que lo ama, desde temprano lo corrige.  Temprano:  es ser diligente, fervor, aplicarse temprano.  Desde luego cuando el escritor habla de temprano, no se refiere a ninguna hora de la mañana en particular. Se refiere mas bien a no dejar pasar el tiempo.  Es comenzar lo mas pronto posible.  Veamos dos consideraciones respecto a la aplicación de una correcta disciplina:
         1. No al abuso físico.  Prov. 19:18 dice,  Castiga a tu hijo en tanto hay esperanza, mas no se apresure tu alma para destruirlo. 
         2.  Aplicando correctamente la disciplina correctiva:
                  a.  No castigar por enojo del padre.
                  b.  Nunca hacerlo en público, no usar la mano, no burlarse de ellos ni  gritarles.
                  c.  Prov. 29:17 dice, Corrige a tu hijo, y te dará descanso, y dará alegría a tu alma.  Corregir es instruir, amonestar.  ¿Qué preferimos?  Pasar vergüenza o tener descanso y alegría.  ¿Usted escoge padre?
                  d.  La aplicación de la firmeza en la vida del hijo necesita tiempo.  Vivimos en la edad de lo instantáneo, el hijo necesita tiempo en ser firme lo aprendido de parte de sus padres.  Por otro lado, tener presente que nunca dejaremos ser padres (es una labor de 24  horas).
         Finalmente, fijar límites (1 Reyes 1:5-6, Adonías, el hijo que David había tenido con Haguit era un joven bien parecido…David nunca había corregido a Adonías, ni le había preguntado por qué hacía esto o aquello (TLA).    Los límites se dan al hijo cuando ya hemos dado dirección y firmeza.  Fijamos límites cuando ya hemos dado lo anterior. ¿Cuál fue el error de David como padre? Nunca le fijo límites a Adonías.  Nunca le corrigió ni le preguntó por qué esto o aquello.  Límites habla de corrección que todo niño lo necesita. Fijar límites en el hijo necesita tiempo y persistencia.  Deuteronomio 6:7 dice, y las repetirás a tus hijos….En su mayoría no aprendemos a la primera.  Fijar límites da seguridad al hijo y sabe hasta dónde puede llegar. Fijar límites se da cuando los padres enseñamos y el hijo escucha esas enseñanzas (Prov. 1:8, 2:1-5, 4:1).  Los límites desaparecen cuando consentimos a los hijos y nos volvemos demasiados permisivos. 
         ¿Cuál es el resultado si como padres hacemos lo siguiente?:
                  1.  Darle todo en la infancia (aunque no lo necesite)
                  2.  Celébrele todas sus groserías.
                  3.  No le dé ninguna formación espiritual y deje que él o ella decida cuando sea mayor qué escogerá.
                  4.  Recójale todas sus cosas de su cuarto y no le dé ninguna responsabilidad en casa.
                  5. No le corrija sus errores.
         Si como padres estamos permitiendo lo anterior:  ¡Estamos haciendo a de nuestros hijos:  unos delincuentes potenciales.  ¡Estamos seguros que eso no es lo que deseamos!  Pues sencillamente no lo sigamos haciendo.  Padre, hagamos de nuestro papel un ejemplo a seguir de parte de nuestros hijos.  Que ellos se sientan orgullosos de nosotros e imitan nuestra vida.  ¡Feliz día del padre!  Dios bendiga sus vidas.  

lunes, 11 de junio de 2018

Cuando lo que Dios hace no tiene sentido (Jueces 7:2-7)

Cuando lo que Dios hace no tiene sentido (Jueces 7:2-7)
Debemos confesar, que el título de artículo, lo hemos tomado del libro escrito por el Dr. James Dobson.  Dios no siempre hará las cosas de acuerdo con nuestro razonamiento humano. La Biblia nos ofrece una serie de acontecimientos donde Dios hace cosas inesperadas.  Veamos brevemente dos de ellas:
         1. La vida de José en el libro de Génesis, describe cómo este joven tuvo que atravesar una serie de dificultades antes de ser nombrado como primer ministro en Egipto.
         2. En el éxodo, Dios llevó al pueblo de Israel al desierto por una ruta mas larga llevándolos a un lugar imposible para ellos…el mar (Éxodo 13:17, 14:13-14).
         3. No siempre, Dios se tomará el tiempo en explicar cómo actuará en determinadas circunstancias.  El Salmo 37:7 Dios nos pide dos cosas: Guarda silencio…y espera en él.  Debemos reconocer, que no es fácil ni sencillo estar callado y esperar cuando aparentemente Dios no responder a nuestras peticiones y como que no tiene ningún interés en nosotros.  
         La desilusión, es la perdida de esperanza especialmente de lograr lo deseado. Sentirse desilusionado es un sentimiento incómodo y desagradable.  En medio de nuestras desilusiones…Dios siempre hará la diferencia y está listo para hacer el milagro para que nuestra esperanza y fe en él se fortalezca a pesar de …
         Gedeón es uno de los jueces que Dios usa en este tiempo histórico del pueblo de Israel (Jueces 6).  Es interesante que cuando Dios le llama,  Gedeón le responde con un reclamo:  Ah, señor mío, si Jehová está con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto?  ¿Y dónde están todas sus maravillas que nuestros padres nos han contado…?  Y ahora Jehová nos ha desamparado, y nos ha entregado en mano de los madianitas (Jueces 6:13).  Es fácil culpar a otros de nuestros fracasos olvidando nuestra cuota de responsabilidad. Quizá muchas veces debido a nuestro propio pecado, hemos sentido que Dios nos ha abandonado.  El rey David después de su pecado con Betsabé exclama en el Salmo 51:3,  Porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de mi.  Cuando usted y yo reconocemos nuestras faltas hemos dado un buen paso y no estamos permitiendo que nuestras desilusiones abran puertas a Satanás y que nuestra fe se debilite.  Así también, no permitimos que la amargura nos quite el gozo y esperanza en Cristo. el Salmo 46:10 agrega, Estad quietos, y conoced que yo soy Dios. Quietos significa, ceder, relajarse, desistir etc. Si Dios ha permitido algo en nuestra vida confiemos que él tendrá también la mejor salida (1 Cor. 10:13, No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana, pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentado mas de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar).   Al llamado de Dios, Gedeón se siente incapaz (v. 15, Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel?   He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre). No deja de ser bueno sentirse incapaz cuando sentimos el llamado divino.  Según Pablo en 1 Cor. 1:27-29 nos dice, sino que lo necio del mundo escogió Dios…y lo débil del mundo escogió Dios…y lo vil del mundo, y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia. Usted y yo somos barro en manos del Alfarero (Jeremías 18:2-6).  Seamos dóciles en manos de Dios.  Al llamado divino Gedeón pide señales para confirmar el llamado recibido.  Yo te ruego que si he hallado gracia delante de ti, me des señal de que tú has hablado conmigo (Jueces 6:17).  Dios gentilmente accede a la petición de Gedeón (v. 20-21).  En Jueces 6:36-40 Gedeón agrega la señal del vellón y Dios nuevamente accede.  Creemos que así, Gedeón se sintió mas seguro.  Pedir señales a Dios no es nada nuevo (Mateo 12:38-39).  No siempre las señales afirman nuestra fe (Juan 6:25-26, 11:45-46).  Marcos 16:17 dice, Y estas señales seguirán a los que creen…Pablo en 2 Cor. 5:7 agrega:  porque por fe andamos, no por vista.
         En Jueces 7, Dios da una victoria contra todo pronóstico.  Gedeón logra reunir un ejército de 32,000 soldados. Militarmente, el tener un ejército mas numeroso que el adversario aseguraba la victoria sobre el enemigo.  A los ojos de Dios no es necesario.  El pueblo que está contigo es mucho para que entregue a los madianitas en su mano (v. 2).  Aquí es cuando como humanos decimos:  cuando lo que Dios hace no tiene sentido.  Gedeón al pedido de Dios debe reducir su ejército de 32,000 a únicamente 300 (v. 7, Entonces Jehová dijo a Gedeón: Con estos trescientos hombres que lamieron el agua os salvaré, y entregaré a los madianitas en tus manos…). Lo demás es historia (v. 22).  Dios hizo algo que para nuestro entendimiento no tenía sentido alguno. ¡Así es nuestro Dios!  
         Finalmente veamos cuando lo que Dios hace tiene sentido:
         1. Dios siempre actúa en el tiempo y lugar perfecto:  en la vida de Moisés lo podemos ver por lo menos en dos situaciones.  En Éxodo 2:11-12, Moisés quiso adelantarse 40 años al llamado divino.   Hechos 7:25 dice, pero él pensaba que sus hermanos comprendían que Dios les daría libertad por mano suya, mas ellos no lo habían entendido así.  Moisés actúo en el tiempo y lugar imperfecto.  En la agenda de Dios estaba marcado que el llamado a Moisés debía ocurrir 40 años mas adelante en el desierto.  Así también cuando ocurre el éxodo, Dios aparentemente se equivoca de camino (Éx. 13:17, y luego que Faraón dejó ir al pueblo, Dios no los llevó por el camino de la tierra de los filisteos, que estaba cerca, porque dijo Dios:  Para que no se arrepienta el pueblo cuando vea la guerra, y se vuelva a Egipto).  Así también en Éx. 14:1-3, cuando Faraón se da cuenta dónde está el pueblo de Israel hace la siguiente deducción:  Encerrado están en la tierra, el desierto los ha encerrado.  Sin embargo Dios tenía otro planes no rebelados.  Los lleva a una situación extrema.  Dios los lleva a la orilla del mar y de espaldas viene el ejército de Faraón con muy malas intenciones.  Y Moisés dijo al pueblo:  No temáis, estad firmes y ved la salvación que Jehová hará hoy con nosotros, porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis (v. 13, Así salvó Jehová aquel día a Israel de mano de los egipcios, e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mal v. 30).  Dios otorgó una salvación milagrosa.  Abrió el mar Rojo, Y los hijos de Israel fueron por en medio del mar, en seco (v. 22, 29).  
         2. En Juan 11, se describe el milagro hecho por Jesús al resucitar a Lázaro.  Cuando Jesús recibe el anunció que su querido amigo Lázaro está muy enfermo (de hecho estaba muriendo) contrario a lo esperado, Jesús se queda dos días mas (v. 6).  Al momento de su llegada, Jesús recibe a modo de reclamo de Marta y María, Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto (v. 21, 32).  Jesús con paciencia y amor le hace un reto a Marta:  todo aquel que vive y cree en mi, no morirá eternamente, ¿Crees esto? (v. 26).  Al momento de ordenar Jesús frente a la tumba que quiten la piedra, Marta dice: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días (v. 39).  Jesús nuevamente con paciencia y amor responde:  ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios? (v. 40).  Lo demás es historia.  Su hermano resucitó.  Para ver la gloria de Dios debemos creer (v. 40).  Para nosotros lo mas sencillo, fácil, rápido y tranquilizados es que Jesús hubiese sanado rápidamente a Lázaro.  Y es que algunas veces Dios hará cosas que no tienen sentido para nosotros.  Recordemos que no siempre Dios hará las cosas de acuerdo a nuestro razonamiento humano. Tampoco dará explicaciones al respecto. Guarda silencio ante Jehová, y espera en él (Salmos 37:7).  Hoy es un buen día para creerle a Dios aun cuando lo que hará no tiene sentido para usted y para mi.  Que el Dios que no hay nada imposible para él, les bendiga.  

lunes, 4 de junio de 2018

Cuando vivimos…como queremos (Jueces 17:6).

Cuando vivimos…como queremos (Jueces 17:6).
La vida cristiana debe ser una experiencia de una nueva vida en Cristo.  esta, no se sustituye con doctrina, devocionales etc.  Es un vivir en Cristo de acuerdo a Su palabra.  En aquellos días no había rey en Israel, cada uno hacía lo que bien le parecía (Jueces 17:6).  Este versículo describe la situación espiritual, social y política de Israel. Esto creó anarquía y libertinaje dentro del pueblo y sociedad israelita.  El oscurantismo espiritual iba en aumento sin que nadie pudiese hacer algo.  El libro es una continuación de Josué.  Contrario a este libro, el pueblo obedeció a Dios al conquistar la tierra prometida.  En Jueces, Israel fue desobediente.  Cayó en la idolatría y sufrió derrotas por esa desobediencia.  ¿Será que estamos viviendo algo similar hoy día en la iglesia? Cada quien hacía lo que bien la parecía…bien podemos afirmar, que es un lema moderno…vivir de acuerdo a nuestro propio sentir…nos sentimos libres de escoger nuestro propio camino con sus nuestros propios gustos y vamos en la dirección que se nos antoja.  
         Somos libres de elegir…pero somos responsables de ello.  La TLA dice: En esa época los israelitas no tenían rey, cada uno hacía lo que le daba la gana(Jueces 17:25, 21:25).  Israel como pueblo hizo uso de su libertad…pero lejos de Dios.  La libertad cristiana es el espacio donde podemos movernos y que la Biblia no lo condena ni prohíbe directamente.  Así también, debemos tener presente, que nuestra libertad cristiana termina cuando lo que hacemos afecta u ofende a los demás.  Pablo en 1 Cor. 9:9 dice, Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles…Romanos 14:15 agrega, pero si por causa de la comida tu hermano es contristado, ya no andas conforme al amor.  No hagas que por la comida tuya se pierda aquel por quien Cristo murió.  Muchos podemos a modo de defensa usar que nos es lícito hacer esto o aquello.  Pablo nuevamente sobre este asunto aclara:  Todo me es lícito, pero no todo conviene, todo me es lícito, pero no todo edifica.  Ninguna busque su propio bien, sino el del otro (1 Cor. 10:23-24). Israel prefirió vivir lejos de Dios y las graves consecuencias no se dejaron esperar:  Jueces 2.11-15, Después los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová, y sirvieron a los baales.  Dejaron a Jehová el Dios de sus padres…se fueron tras otros dioses…y provocaron a ira a Jehová.  Y dejaron a Jehová, y adoraron a Baal y a Astarot.  Y se encendió contra Israel el furor de Jehová, el cual los entregó en manos de robadores que los despojaron….Por dondequiera que salían la mano de Jehová estaba contra ellos para mal…Israel como pueblo fue tolerante y permisivo a las costumbres de los pueblos cananeos (Jueces 1:27-29, 35).  
         Nuestra desobediencia nos lleva a situaciones inesperadas.  Israel no fue fiel al llamado de Dios (Jueces 2:6-10). Josué y toda su generación fueron fieles a Dios.  Y el pueblo había servido a Jehová todo el tiempo de Josué, y todo el tiempo de los ancianos que sobrevivieron a Josué, los cuales habían visto todas las grandes obras de Jehová, que él había hecho por Israel (v. 7).  Hasta ahí todo está muy bien.  Sin embargo el v. 10 describe un grave descuido de Josué y toda su generación: Y toda aquella generación también fue reunida a sus padres.  Y se levantó después de ellos otra generación que no conocía a Jehová, ni la obra que él había hecho por Israel.  No se explica por qué estos líderes descuidaron la responsabilidad y privilegio de testificar ante sus propios hijos de la obra poderosa que Dios había hecho a favor de la nación.  La Biblia delega en los padres esa responsabilidad (Deut. 6:4-7 dice, Oye, Israel:  Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.  Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.  Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón, y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa…).  Las situaciones inesperadas que el pueblo enfrentó fueron (Jueces 2.11-15):
         1. v. 11:  Después los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová y sirvieron a los baales.
         2.  v. 12: Dejaron a Jehová el Dios de sus padres, que los había sacado de la tierra de Egipto, y se fueron tras otros dioses…y provocaron a ira a Jehová.
         3.  v. 13: Y dejaron a Jehová, y adoraron a Baal y Astarot.
         4. v. 14-15:  Y se encendió contra Israel el furor de Jehová, el cual los entregó en manos de robadores que los despojaron, y los vendió en mano de sus enemigos de alrededor, y no pudieron ya hacer frente a sus enemigo.  Por donde quiera que salían, la mano de Jehová estaba contra ellos para mal…y tuvieron gran aflicción(estar en apuros, afligir, angustiar).
         Lejos de Dios tendremos consecuencias a enfrentar (Jueces 6:1-2, Y la mano de Madían prevaleció(dominó) contra Israel.  Y los hijos de Israel, por causa de los madianitas, se hicieron cuevas en los montes, y cavernas, y lugares fortificados (escondites).  Debido a la desobediencia de Israel el orden se invirtió:  Israel se vio sometido a Madían.  Tuvieron que vivir en lugares inapropiados.  La pobreza siguió esta situación (v. 4, 6:  y no dejaban que comer en Israel…De este modo empobrecía Israel en gran manera, por causa de Madían).  Dios llama a Israel al arrepentimiento (v. 8, Jehová envió a los hijos de Israel un varón profeta, el cual les dijo:  Así ha dicho Jehová Dios de Israel…).  Cuando Dios nos habla por diferentes medios, Su pueblo debe tener la capacidad de oír y obedecer Su voz.  El v. 10 dice, …pero no habéis obedecido a mi voz…Si no somos capaces de distinguir la verdad de la mentira, seremos absorbidos por esta y confundidos. La verdad no siempre será agradable a nuestros oídos. Por ejemplo Jesús en Lucas 9:23 dice, Si alguno quiere venir en pos de mi, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.  Esta verdad no es agradable hoy día.  En medio de la crisis que Israel enfrentaba, Dios da las soluciones (v. 14, 16, Vé con esta tu fuerza, y salvarás a Israel…¿No te envió yo?...Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre).  En ese momento histórico, Dios llamó a un hombre llamado Gedeón.  Hoy Dios nos llama a nosotros…no podemos seguir viviendo como queramos sino como debemos…de acuerdo a la vocación con que hemos sido llamados (Ef. 4:1).  La vida cristiana debe ser una experiencia de une nueva vida en Cristo.  Es vivir lo que Cristo nos pide en Su palabra.  No podemos seguir viviendo como se nos de la gana (Jueces 17:6).  Dios les bendiga.