domingo, 8 de diciembre de 2019

Llamados a ser esforzados y valientes (Josué 1:1-9).

Llamados a ser esforzados y valientes (Josué 1:1-9).
Diciembre por tradición es el mes de los retos a tomar para el siguiente año a escasos días por iniciar.  Cuando hablamos de retos, nos referimos a aquellos objetivos que nos proponemos alcanzar.  Debemos saber, que algunos casos son difíciles de alcanzar).  Por ejemplo algunos nos ponemos como retos:  terminar una carrera profesional, mejorar nuestra disciplina personal, bajar de peso, administrar mejor nuestras finanzas, casarse, mejorar nuestro compromiso en la obra de Dios etc.  
         Cualquier reto asumido debe ir acompañado del compromiso de lograrlo.  Un compromiso es, un acuerdo donde adquirimos responsabilidades a cumplir.  El compromiso nos da persistencia, tenacidad, resistencia etc.  Para darle un nuevo y mejor rumbo a nuestra vida, debemos agregar a ellos nuevo retos y contraer compromisos de cara al 2020.
         ¿Por qué Dios escogió a Josué para reemplazar a Moisés?  Y Jehová dijo a Moisés:  Toma a Josué hijo de Nun, varón en el cual hay espíritu, y pondrás tu mano sobre él (Números 27:18).  Las razones del por qué Dios escogió a Josué, deben servirnos como retos en nuestra vida y mejorar nuestro compromiso en la obra de Dios:
                  1.  Josué demostró compromiso desde muy joven (Éxodo 33:11, …pero el joven Josué hijo de Nun, su servidor, nunca se apartaba de en medio del tabernáculo).  
                  2.  Josué demostró firmeza de carácter (Números 14:6-9).  Contrario a la opinión de la inmensa mayoría, tanto Josué como Caleb le creyeron a Dios demostrando fe y firmeza en Sus promesas.
                  3.  Josué tuvo la presencia de Dios (unción, Números 27:18, varón en el cual hay espíritu…). No es fácil sustituir a un héroe como Moisés (Dt. 34:9-12).  Sin duda alguna no somos iguale.  Josué no se parecía a Moisés.  Dios necesitaba una persona con cualidades diferentes a Moisés y llevar al pueblo a tomar posesión de la tierra prometida.  Sin embargo Josué necesitaba tener la presencia de Dios en su vida.  
                  4.  Josué fue exitoso en medio de una generación que fracasó (Números 13:30, 38).  ¿Es que podemos fracasar aun contando con la presencia de Dios?  Lamentablemente sí.  Toda la generación que había salido de Egipto fueron testigos de las maravillas hechas por Dios.  Fueron también testigos del cuidado del Señor en sus vidas los 40 años en el desierto.  Sin embargo debido a su desobediencia, falta de fe y seguridad que Dios no cumpliría la promesa de llevarlos a la tierra prometida toda esa generación murieron en el desierto.  Josué y Caleb fueron la excepción.  Mientras la mayoría prefirieron verse como langostas en medio de gigantes cuando lo real era lo contario.  
         Tomemos nota de estas cualidades en Josué e imitemos su ejemplo a seguir como reto para el próximo año.  Después de la muerte de Moisés, Dios llama a Josué (v. 1, Aconteció después de la muerte de Moisés, siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun…Mi siervo Moisés ha muerto, ahora pues…Como hemos dicho, Moisés marcó una época en la vida de Israel. Estableció las instituciones religiosas.  Dirigió el éxodo y al pueblo por 40 años en el desierto.  Pasó a la historia como el siervo de Jehová (v. 1-2).  Cuando un hombre de Dios desaparece de la escena, nada de Dios desaparece.  Dios siempre tiene muchos Josué de reemplazo.  La obra de Dios no depende de hombre alguno.  Depende de Dios y Su fidelidad.  La orden era sencilla y clara, levántate y pasa este Jordán…(v. 2).  Eses era el reto para Josué. ¿Cuál es el nuestro para el 2020?  Josué tendría el privilegio de hacer realidad la promesa hecha a Abraham muchos años atrás.  Agregado a la orden, Josué recibe algunas promesas divinas (v. 5, Nadie te podrá hacer frente en todos los días, como estuve con Moisés, estaré contigo, no te dejaré, ni te desampararé):
                  1.  Una vida victoriosa:  Dirigir un grupo de 2 millones no era sencillo.  Sin embargo Dios le garantizó el éxito.
                  2.  Seguridad permanente de la presencia divina:  Eso marcó la diferencia en Josué.  La presencia de Dios en su vida.  
         Finalmente, Josué recibe demandas (v. 6-9, Esfuérzate y sé valiente (v. 6)…Solamente esfuérzate y sé muy valiente (v. 7)…Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente (v. 9).  Quizá la reacción de Josué ante tal reto fue de temor.  Después de ser el ayudante de Moisés por 40 años, ahora le teca reemplazarlo y dirigir al pueblo.  No era una tarea sencilla.  Debía mostrar valentía.  Debía ser ejemplo a su pueblo.  La vida cristiana es un llamado al esfuerzo y valentía.  En el NT se usan figuras del deporte que demuestran esfuerzo y disciplina (2 Timoteo 2:3-6, 4:7-8).  Como para cerrar el reto de Josué debía complementarse leyendo la Palabra.  Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley…porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien (v. 8).  Josué debía meditar, guardar, hacer y Dios haría la diferencia en su vida.  Estamos a pocos días de terminar el 2019.  ¿Cuáles son nuestros retos para el nuevo año?  Veamos en la vida de Josué un buen modelo a seguir. Tuvo la presencia de Dios.  Demostró fidelidad, firmeza de carácter y tuvo la presencia de Dios en su vida.  Hagamos del 2020 un año exitoso en base a cumplir nuestros reto.  Bendiciones. 

lunes, 2 de diciembre de 2019

¿Cómo debemos esperar la Venida de Cristo

¿Cómo debemos esperar la Venida de Cristo? (2 Pedro 3:10-14).
Quizá algunos nos preguntemos, ¿por qué hablar de este tema de cara al año 2020?  ¿Acaso podría ser un tema obsoleto, anticuado y poco interesante para los cristianos de hoy?    Podríamos tener esas y muchas otras mas objeciones.  Sin embargo, el otro lado de la moneda es que la iglesia debe seguir hablando de ello porque:
         1.  Es un tema bíblico.  La Biblia nuestra autoridad final en fe y conducta trata este tema y por ello, la iglesia debe considerarlo siempre oportuno.
         2.  Porque Cristo prometió su regreso (Juan 14:3, Y si me fuere y os preparare lugar vendré otra vez, y os tomaré a mi mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
         3.  ¿Qué debe producir en nosotros como iglesia hablar de este tema?
                  a. Una vida en santidad (2 Pedro 3:11, Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir…
                  b.  Un deseo de compartir de Cristo.  la iglesia es responsable de llevar las buenas noticias a todo el mundo.  Hoy se necesita una iglesia evangelística-misionera.
         4.  Jesús en Marcos 13 y Mateo 24, nos da una serie de advertencias sobre su venida:
                  a.  No se engañados sobre fechas de su venida (Mateo 24:36, Pero el día y la hora nadie sabe ni aun los ángeles de los cielos, sino solo mi Padre).  Como sabemos, el grupo herético de los testigos de Jehová a lo largo de su historia, se han atrevido a dar fechas  tanto del fin del mundo como de la venida de Cristo (1914, 1925, 1975 etc).
                  b.  No ser engañados respecto a falsos maestros (Mateo 24:4-5).
                  c. Jesús nos indica que antes de su venida habrán fenómenos naturales (v. 29, el sol de oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas).  Los científicos de hoy han declarado emergencia climática y una alerta del inevitable sufrimiento humano.  La temperatura global, el calor del océano y el nivel del mar ha aumentado.  El hielo está desapareciendo.  
         Como iglesia debemos esperar Su venida con seguridad que vendrá.  Pedro nos dice, Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche (v. 10).   La figura usada por Pedro sencillamente nos deja ver que su regreso será inesperado, sorpresivo.  En Mateo 24:44 Jesús advierte, Por tanto, también vosotros estad preparados, porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no penséis. Tal como un ladrón que nunca avisa cuando entrará a una casa, así será la venida de Cristo.  Lo que sí debemos estar ciertos que su regreso es seguro y no debe haber  ninguna duda en nosotros.  Pedro también nos indica que habrán fenómenos naturales como nunca antes visto (v. 10b, 12, los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ellas hay serán quemadas…los cielos encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán.  De tal manera que Juan en su visión del Apocalipsis 21:1 nos comparte, Vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía mas.  Como vemos, la nueva creación por decreto divino, tendrá condiciones climatológicas completamente diferentes a las actuales.  
         Debemos vivir una vida ejemplar (v. 11, 14).  Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir…procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz.  Pedro afirma que todo será juzgado según las reglas divinas.  En lo que respecta a nosotros los hijos de Dios, el apóstol usa el término procurad (v. 14).  Significa hagan su mejor esfuerzo, ser celosos, hacer grandes esfuerzos. Por lo tanto nos toca, no seguir el molde del mundo sino el de Dios.  Pablo en Romanos 12:2 nos recuerda, No os conforméis a este siglos, sino transformaosEf. 4:1, andar dignamente.  Agregado al término  citado, Pedro usa santo y piadoso (v. 11).  Santo significa apartado o separado para Dios (1 Pedro 2:9).  Piadoso es mostrar pena, compasión, devoción a Dios reflejado por medio de la compasión y el amor.  
         Finalmente, debemos tener nuestra mirada en lo eterno (v. 12-14).  Pero nosotros esperamos según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia (v. 13).  Tres veces Pedro usa la palabra esperanza (v. 12, esperando, v. 13, esperamos, v. 14, espera).  La esperanza es una virtud cristiana junto con la fe y el amor (1 Cor. 13:13).  Es el estado de ánimo en el cual se cree y nos capacita a tener confianza que lo que Dios ha prometido lo cumplirá.  Romanos 5:5 dice, Y la esperanza no avergüenza.  Los sufrimientos aquí son temporales, en cambio lo que Dios nos tiene preparado en la eternidad no se comparable (Romanos 8:18,  Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse).  Pedro nos anima a poner nuestra mirada en lo eterno, nosotros esperamos, según sus promesascielos nuevos y tierra nueva nos indica el nuevo orden de cosas dispuesta por nuestro Creador Dios.  Juan en Apocalipsis 21:4 dice, Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos, y ya no habrá muerte, no habrá mas llanto, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas pasaron.  El término nuevo usado por Juan significa novedoso en calidad, diferente o distinto a lo conocido anteriormente.  A excepción de Juan, humanamente hablando nadie mas a tenido el privilegio de ver la nueva creación que nuestro buen Dios tiene ya planificado a favor de Su pueblo.  Hasta ahora conocemos un mundo lleno de dolor, miseria, hambre, violencia, muerte etc.  Dios tiene mejores planes en un mundo totalmente nuevo derivado de la Venida de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.  Unámonos a la expresión de Juan en Apocalipsis 22:20, Ciertamente vengo en breve. Amén, sí ven, Señor Jesús. 

lunes, 11 de noviembre de 2019

Mostremos un corazón agradecido (Deuteronomio 8:1-10).

Mostremos un corazón agradecido (Deuteronomio 8:1-10).
La comparación es la actitud de insatisfacción con lo que Dios nos da y produce obsesión de tener mas. Hay un grave peligro cuando no sabemos cómo controlar estar comparándonos, nos lleva al pecado de la codicia.  Éxodo 20:17 nos recuerda, No codiciarás.  Debemos tener presente algunos peligros de hacer comparaciones:
         1.  Tengo derecho a…vivimos en medio de una sociedad donde se han educado y formado sin límites.  La trágica historia de Howard Hughes que lo único que siempre deseo este multimillonario fue tener mas…Quería fama, placeres, emociones fuertes y quiso participar en política.  Murió creyendo que mas es mejor.
         2.  Si solo tuviera…sería feliz.  Cuando llegamos a pensar que algo o alguien puede satisfacer nuestras necesidades mas profundas en lugar de Dios, caemos en la idolatría.  El libro de 1 Reyes 21:1-7 describe al rey Acab como una persona que pensaba que con solo tener algo sería feliz. 
         Lucas 17:11-19, describe la sanidad milagrosa de parte de Jesús a 10 hombres leprosos.  Como sabemos la lepra por lo menos en aquellos tiempos era una enfermedad incurable. Atacaba la piel, desfiguraba el rostro y en algunos casos contagiosa.  Debido a ello, las personas eran aisladas y no tener contactos con los sanos.  Es por eso, que los leprosos al pedir ayuda a Jesús se pararon de lejos (v. 12).  ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! (v. 13).  Jesús responde a la petición de ellos que fuesen al sacerdote para verificar la sanidad en ellos y ser declarados limpios (Lev. 13:2, 3, 14:2-32).  Mientras iban la sanidad hace su efecto de forma completa.  De estos  diez hombres, únicamente uno muestra un corazón agradecido, volvió, glorificando a Dios a gran voz, y se postró rostro a tierra a sus píes, dándole gracias…(v. 15-16).  La ingratitud es sencillamente falta de gratitud.  Nos preguntamos ¡cómo es posible que esto sucediese! ¿Estaremos nosotros igual que ellos?  El enorme beneficio del leproso sanado y su actitud de agradecimiento es que también recibió la salvación (v. 19, tú fe te ha salvado).  La diferencia con los restante que todos fueron sanados.  Solo uno fue salvo, el que regresó a dar gracias.
         La vida del pueblo de Israel y su experiencia de 40 años en el desierto debe ser un ejemplo en nosotros.  Dios usó el desierto como una escuela de formación en la vida de ellos.  Aunque Dios les mostró su poder, amor y cuidado sus quejas y falta de contentamiento fue una norma en ellos.  En Deuteronomio 6:12 vemos una advertencia, Cuídate de no olvidarte de Jehová, que te sacó de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.  Dicen que la prosperidad es mala consejera.  Nos hace olvidar muy pronto de dónde venimos y cómo éramos.  ¿Cómo Israel y nosotros hoy podemos  mostrar agradecimiento?:
a.    Reverencia (Dt. 6:13):  A Jehová tu Dios temerás.
b.     Servicio (v. 13):  y a él solo servirás.
c.    Fidelidad (v. 14, 18): No andaréis en pos de dioses ajenos…haz lo recto y bueno los ojos de Jehová, para que te vaya bien y entres y poseas la buena tierra que Jehová juró a tus padres.  
Hay un proverbio popular que dice, la prosperidad es mala consejera. Salomón e Proverbios 30:8-9 nos dice,  No me des pobreza ni riqueza, mantenme del pan necesario.  No sea que me sacie, y te niegue, y diga:  ¿Quién es Jehová? Esto última es una pregunta llena de arrogancia, orgullo y vanidad.   Dios había prometido a su pueblo prosperidad.  Sin embargo, esta prosperidad vendría por mérito divino no de ellos  Deuteronomio 6:10-12 dice, Cuando Jehová tu Dios te haya introducido en la tierra que juró a tus padres Abraham, Isaac y Jacob que te daría, en ciudades grandes y buenas que tú no edificaste, y casas llenas de todo bien, que tú no llenaste, y cisternas cavadas que tú no edificaste, viñas y olivares que no plantaste, y luego que comas y te sacies.  Aquí Moisés se adelanta al tiempo y les confirma lo que recibirán recordándoles cómo lo recibirían.  Los beneficios de recibir la tierra con un trabajo no hecho por ellos.  

Israel debía recordar cuán fiel había sido Dios (Deuteronomio 8:4, Tu vestido nunca se envejeció sobre ti, ni el pie se te hinchado en estos cuarenta años).  Dios mostró su cuidado amoroso en el desierto.  La Biblia describe el desierto como el lugar de formación y una escuela para aprender a depender de Dios.  No es el mejor lugar para encontrar abundancia.  Fue el lugar escogido para probar lo que había en el corazón del pueblo (v. 2).  Ahí fue examinada su fe (Éx. 14:21, 15:22, 16:1-4).  El pueblo tuvo que ser afligido (humillado) (v. 3) debían aprender a establecer prioridades (v. 3, no solo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre).  Ellos nunca tuvieron que reemplazar ningún vestido.  La provisión fue tan milagrosa que según crecían en estatura su vestimenta sufría misma transformación.  ¿Lo notaría el pueblo?  Quizá no porque no se nota en ellos ninguna palabra de gratitud.   Todo lo contrario, se distinguieron por ser un pueblo lleno de quejas, murmuración, falta de contentamiento y no de gratitud.  Seamos un pueblo con un corazón agradecido.  El salmista nos lo dice en el Salmo 103:2, Bendice alma mía a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios.   No caer en el error de la comparación.  Mostremos satisfacción por la provisión de Dios en nuestras vidas.  Bendiciones amados. 

domingo, 3 de noviembre de 2019

Cuidando nuestras actitudes (Números 13:25-33).

Cuidando nuestras actitudes (Números 13:25-33).
La actitud es, el comportamiento que empleamos al enfrentar las circunstancias de la vida.  Es el cómo reaccionamos ante los problemas que enfrentamos.  El conocido pastor y escritor John Maxwell dice, Cuando nuestra actitud es positiva y propicia para crecer, la mente se expande y empieza el progreso.  Así que nuestra actitud es la fuerza principal que determinará si triunfamos o fracasamos (Elementos esenciales del liderazgo, p. 235).  No siempre podemos cambiar las circunstancias que enfrentamos pero sí podemos cambiar nuestras actitudes.  Proverbios 23:7 nos dice, Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él.  Analicemos brevemente dos situaciones sobre las actitudes:
         1.  Dios permite las circunstancias de la vida para moldearnos a la imagen de su Hijo Jesús (Romanos 8:29, Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conforme a la imagen de su Hijo).
         2.  Nuestras malas actitudes siempre tendrán malas consecuencias.  Lo que sembramos eso también segaremos (Gálatas 6:7).  
         El libro de Números capítulos 13 y 14, describen la mala actitud del pueblo de Israel en su travesía por el desierto después de se liberados milagrosamente por el Dios Todopoderoso.  A iniciativa del pueblo, Moisés envía doce espías todos ellos príncipes del pueblo (Dt. 1:22-23, Números 13:2).  Al traer el informe solicitado por Moisés, diez de ellos trajeron un informe pesimista y falto de visión que afectó negativamente al resto del pueblo.  Únicamente dos de ellos (Josué y Caleb) dieron un informe de fe y confianza en que Dios sería capaz de cumplir lo que les había prometido.  La historia descrita en el pasaje ya citado, bien puede ser la nuestra hoy día.  Cuando tenemos malas actitudes y falta de confianza en Dios, no esperemos buenos resultados.
         ¿Cómo podemos cuidar nuestras actitudes?  Primero, saber cómo ver (Mateo 6:22-23).  Jesús nos dice, La lámpara del cuerpo es el ojo, así que, si tú ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz, pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas.  La ceguera es la mas seria y complicada enfermedad de la vista.  Ayer y hoy es una gran limitación que un buen número de personas la padecen.  Tenemos un proverbio popular que dice, no hay peor ciego que el que no quiere ver.  La importancia de enfocar nuestra vista a lo que Dios nos ha prometido en Su palabra.  entendiendo y recordando que andamos por fe no por vista (2 Cor. 5:7).  Cuando vivimos en la oscuridad espiritual, nos desconectaremos de lo que Dios nos ha prometido.  Si nuestro ojo es bueno, y lo que vemos será bueno también.  Al venir a Cristo debemos escoger qué veremos.  Si escogemos lo bueno, estaremos en luz caso contrario estaremos en tinieblas.  Debido a la mala actitud del pueblo y falta de fe después del informe de los diez espías el pueblo mal influenciado responden, ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto? (Números 14:3).  Pronto habían olvidado los 400 años de esclavitud y lo mal que los habían pasado (Éxodo 3:7, Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor…pues he conocido sus angustias).  
         Segundo, saber discernir lo que vemos.  Al regresar de la inspección después de 40 días, los espías rinden su informe, También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros a nuestro parecer, como langostas, y así les parecíamos a ellos (Números 13:33).  Debido a no discernir por fe, estos diez espías muestran un complejo de inferioridad.  Ellos mismos se vieron como langostas y así también creyeron que los moradores de la tierra así les vieron.  Estos diez hombre vieron únicamente:  pueblos fuertes y ciudades fortificadas (v. 28), traga a sus moradores (v. 32).  Nuestra mala actitud crea en mi incredulidad.  Hebreos 3:19 afirma sobre Israel, vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad (falta de fe, no confiaron en las promesas de Dios).  La reacción de Dios no se hace esperar, ¿Hasta cuándo me ha de irritar este pueblo?  ¿Hasta cuándo no me creerán, con todas las señales que he hecho en medio de ellos? (Números 14:11).  Nuestra actitud muchas veces determina nuestro destino.  Mi mala actitud cierra la bendición que Dios tiene para mí.  Diez personas con mala actitud influenciaron para mal al resto de todo el pueblo (Números 14:1-4).  Lamentablemente una mala actitud me daña y afecta a los que están a mi alrededor (toda la gente lloró, gritó, dio voces).  Debido a ello, tuvieron graves consecuencias (v. 20-28, 36-37, no entrarán a la tierra prometida).  El v. 34 dice, Conforme al número de los días, de los cuarenta días en que reconocieron la tierra, llevaréis vuestras iniquidades cuarenta años, un año por cada día, y conoceréis mi castigo(Números 13:25).  Así también los diez espías murieron (v. 36-37).
         Por el otro lado, Josué y Caleb mostraron una actitud llena de fe, esperanza y confianza en que Dios cumpliría sus promesas, Con nosotros está Jehová, no los temáis (Números 13:30, 14:6-9).  Mientras los diez espías vieron imposibilidades (murallas altas, gigantes etc), Josué y Caleb vieron posibilidades en que Dios mostraría su poder y amor por Su pueblo.  Dios ha prometido respaldar y hasta premiar nuestra fe (Hebreos 11:6, Pero sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan).  De todos los nacidos en Egipto. Ninguno entró a la tierra prometida (Números 14:22-23, todos los que vieron mi gloria y mis señales que he hecho en Egipto y en el desierto, y me han tentado ya diez veces, y no han oído mi voz, no verán la tierra de la cual juré a sus padres, no, ninguno de los que me han irritado la verá). La buena actitud y fe de Josué y Caleb Dios les premió dándoles el privilegio de entrar a la tierra prometida.  
         Finalmente recordemos lo que nos dice el pastor John Maxwell, Cuando nuestra actitud es positiva y propicia para crecer, la mente se expande y empieza el progreso.  Así que nuestra actitud es la fuerza principal que determinará si triunfamos o fracasamos.  No siempre podremos cambiar las circunstancias de la vida…pero sí podemos cambiar nuestra actitud.  Nuestros gigantes serán tan grandes como creemos que lo son.   Ningún gigante es mas grande que nuestro Dios.  Bendiciones.  
         

jueves, 31 de octubre de 2019

Historia de la Reforma Protestante (Josué Barrios)

Historia de la Reforma Protestante (Josué Barrios)
Para saber por qué el 31 de octubre celebramos el día de la Reforma, necesitamos volver casi 500 años al pasado y conocer un poco la historia de Martín Lutero.
Lutero fue un monje atormentado por la santidad de Dios y su propio pecado. Él buscaba la reconciliación con Dios a través de sus esfuerzos personales. Vivía en la ciudad de Wittenberg en Alemania, donde recibió su doctorado en teología en 1512, y empezó a enseñar la Biblia como profesor, cargo que mantuvo hasta el día de su muerte.En 1517, la vida de la pequeña ciudad de Wittenberg empezaría a cambiar. Aquel año, el Papa Leon X autorizó reducciones en el castigo por los pecados a las personas que diesen dinero para la construcción de la Basílica de San Pedro en Roma. La forma en que se vendían y promocionaban estas reducciones, conocidas como indulgencias, resultó escandalosa para Lutero. “Tan pronto caiga la moneda a la cajuela, el alma del difunto al cielo vuela”, exclamaba en público John Tetzel, el principal encargado de la venta de indulgencias.
95 tesis que hicieron historia
El 31 de octubre del año 1517, Lutero clavó 95 tesis al respecto en la puerta de la Iglesia del Castillo en Wittenberg. Todos los que fueron a la iglesia al día siguiente, el Día de los Santos según el calendario, vieron las tesis. Era normal clavar avisos en las puertas de la iglesia, pero aquel martillo cambiaría la historia.
Las tesis estaban en latín, la lengua de los estudiosos. Lutero quería un debate académico y no una revuelta pública. En sus tesis argumentó que el arrepentimiento requerido por Dios para el perdón de los pecados involucra una actitud interna en la persona, y no consistía solo en un acto exterior sacramental (como realizar un pago a la iglesia).
El monje agustiniano no actuó como un reformador en ese momento. No lo era. Más bien actuó como un católico que quería ver a su iglesia cada vez mejor. Pero, desde el punto de vista humano, los eventos salieron de control.Algunas personas tomaron esas tesis y, gracias a la imprenta, en cuestión de días estaban siendo conversadas en toda Alemania. A gente muy poderosa no le gustó lo que Lutero enseñó (empezando por John Tetzel), y lo acusaron de hereje. Muchas otras personas estaban de acuerdo con las tesis. Así, Lutero se vio envuelto en diversos debates que, en la soberanía de Dios, lo presionaron a examinar conforme a la Biblia los cimientos del catolicismo romano.
Por ejemplo, Johann Eck, uno de los oponentes más formidables de Lutero, expresó en un debate en 1519 que el verdadero asunto de disputa era sobre autoridad: O el papa tiene la última palabra, o la tiene la Biblia. Lutero no había considerado eso con detenimiento hasta entonces. Así, Eck fue usado por Dios para conducir a Lutero a profundizar en lo que serían sus convicciones reformadas. El Señor tenía en mente una Reforma, y usó hasta a los enemigos de ella para llevarla a cabo.
Redescubriendo la Palabra y el evangelio
Estudiando la Palabra de Dios, la vida de Lutero fue transformada al conocer que ella es la autoridad sobre todas las cosas (no la tradición o el Papa) y que el evangelio enseña que somos salvos totalmente por gracia, por la fe sola en Cristo Jesús, y no como enseñaba Roma. El evangelio revela el amor de Dios y nos libera de la carga insoportable de pretender ganarnos nuestras salvación. Así nos conduce a obedecer a Dios en libertad y gratitud.
Lutero fue convertido en un Reformador que, por la gracia de Dios, transformó al mundo. Más y más hombres fueron transformados por la misma Palabra y esto dio inició a la Reforma Protestante. Aunque antes de él hubieron algunos hombres con convicciones similares, históricamente se recuerda el 31 de octubre del 1517 como el día que lo inició todo.
Este redescubrimiento del evangelio es considerado como el avivamiento en la iglesia más importante en la historia luego de los días apostólicos de la iglesia temprana. Este evento marcó el surgir del protestantismo y la separación de los protestantes de la iglesia falsa de Roma. Como ha dicho el historiador Carl Trueman, “la Reforma representa un movimiento de colocar a Dios, tal como Él se revela en Cristo, en el centro de la vida y pensamiento de la Iglesia”. Este movimiento impactó al mundo, porque cuando la Iglesia se fortalece en la verdad, brilla con más intensidad y su influencia crece en la sociedad.
Recordando la Reforma
La mayoría de los cristianos no imagina que sin la Reforma Protestante, no solo el verdadero evangelio tal vez no hubiese llegado a nosotros, sino que incluso no habrían Biblias en nuestro idioma y quizás hasta fuésemos analfabetas. ¡Así de importante fue este mover de Dios!
Mientras hayan personas perdidas en sus pecados, y existan congregaciones afirmando un falso evangelio, no viviendo para la gloria de Dios y rechazando la autoridad de las Escrituras, todavía hay necesidad de proclamar el evangelio y defender la autoridad de la Palabra.
Hay mucho más para decir sobre la Reforma Protestante. Lo cierto es que hoy es un día para recordarla, dar gracias al Señor por ella y preservar su Palabra para nosotros hoy, reflexionando sobre la necesidad que tenemos de ser más y más avivados por Él.





lunes, 28 de octubre de 2019

Breve historia sobre Halloween

Pastor Rafael Mixco
CCF
Breve historia sobre Halloween
Introducción:
         La fiesta de Halloween tiene su origen en el pueblo Celta que habitaba la Gran Bretaña e Irlanda.  El nombre Halloween viene del inglés Hallow (se deriva de Holy, santo) y ween (Eve, víspera o día antes), All Hallow’s Day, pronto fue abreviado  a Halloween.  Se debe mencionar que el término Halloween surgió como una idea de carácter cristiano para oponerse a la fiesta de los Celtas.  Esta fiesta es la de todos los santos la cual se celebra el 1 de noviembre de cada año.  
I.  ¿Por qué los Celtas celebraban esta fiesta?:
         El nombre de la fiesta que los Celtas celebraban se llamaba Samhain.  Según ellos, ese día el velo de separación entre los vivos y los muertos se volvía más delgado.  Ellos creían que el poder del sol se debilitaba porque se oscurecía temprano.  Esto provocaba que los espíritus de los muertos podían pasar esa barrera y visitar sus hogares terrenales.  Todo ello les asustaba y excitaba a la vez.  Así también les hacia pensar que las almas de los muertos podían atormentar a la de los vivientes.  Podían destruir sus cosechas.  Robar sus bebés y matar a los animales de las granjas.  
         Para los Celtas, esta fiesta era una oportunidad para convivir con los espíritus y adivinar el futuro. Al diablo se le tenía miedo.  Era considerado como el señor de la oscuridad, pero durante la fiesta de Samhain, su poder estaba al alcance de predecir el futuro.  
II.  Trick or treat (truco o trato):
         Esta expresión usada en Halloween, cuando los niños salen a pedir dulces el 31 de octubre. Para los Celtas como cualquier cultura pagana pensaban que al dejar los alimentos fuera de casa, era como un trato para los malos espíritus y que éstos no les hicieran daño o algún truco.
         Algunos siglos más tarde, los descendientes de los Celtas, continuaron celebrando la fiesta de Samhain vistiéndose como espíritus malos. Ellos iban de casa en casa exigiendo comida a cambio que los espíritus malos salieran de las casas.
         Tristemente el culto pagano de Samhain nunca desapareció aún con el avance del cristianismo.  Especialmente en Irlanda, los niños se vestían con vestimentas que representaban espíritus e iban de casa en casa exigiendo un obsequio.  Si no recibían ninguno ejecutaban un truco.  Las costumbres paganas continuaron y con el crecimiento de la brujería en la edad media, muchos símbolos se agregaron a la celebración de Halloween como:  los gatos negros, las brujas, palos, cráneos, esqueletos etc.
III.  Halloween en América:
         A mediados de los años 1800, los inmigrantes irlandeses trajeron la fiesta de Halloween.  Esta se ha vuelto muy familiar con su truco o trato.  En estos países se la ha agregado la calabaza debido a que en Inglaterra e Irlanda no crece o no se da.  Lamentablemente esta fiesta de adultos ha sido imitada inocentemente por los niños.  A través de los años, ha provocado mucho peligro en ellos al irse a las calles a pedir dulces.  Muchas personas con sentimientos diabólicos han envenenado a cientos de ellos. Algunos aprovechan la ocasión para vestirse de forma rara y graciosa.   Se considera la noche del 31 de octubre, como la mas popular después  del 31 de diciembre. 
IV.  Uso diabólico de Halloween:
         En ese día, todas aquellas personas dedicadas a la brujería aprovechan para participar en sus actos rituales.  Brujas, hechiceros y satanistas consideran como su día para realizar sus ceremonias completamente desnudos.  La evidencia demuestra que muchos ofrecen sacrificios de animales y humanos especialmente bebés.  Los satanistas han establecido la noche del 31 de octubre como la noche de todos los demonios consagrándola mediante hechizos, maldiciones y horrores.  
         La fiesta ha sido dañina ya que su origen con su trasfondo oscuro, incita al temor y muerte.  Hollywood ha lanzado a la pantalla muchas películas de terror inspirada en Halloween.  Entre ellas:  Pesadilla en la calle del infierno, Halloween y Viernes 13.  En ellas se expone el sadismo, la violencia sexual, satanismo, tortura, mutilación y los más extraños asesinatos que lleva inconscientemente a nuestros niños a copiar esos comportamientos.  Halloween enfatiza el horror y el miedo. 
V.  Respuesta cristiana a Halloween:
         1.  Aunque todo nos es lícito, no todo conviene (1 Cor. 10:23, ….no todo edifica).  Como cristianos, somos llamados a actuar responsablemente.  Usemos nuestra libertad cristiana con criterio.
         2.  No conformarnos a este siglo (Romanos 12:2).  Halloween es una fiesta que no glorifica a Dios por lo tanto, no participemos de ella.
         3.  No imitemos lo malo sino lo bueno (3 Juan 11). 
         4.  Aprovechemos la oportunidad para dar testimonio de nuestra fe.  Hagamos visible versículos bíblicos en el carro, gorras, letreros diferentes etc.  
         5.  Usemos esa noche en orar y la enseñanza bíblica sobre el tema.  
         6.  Consideremos lo que Cristo hizo en la cruz del Calvario donde venció al diablo y sus huestes de maldad.
         7.  Resistamos al diablo y huirá de nosotros (Santiago 4:8).  

domingo, 27 de octubre de 2019

Administrando sabiamente Nuestros dones y talentos

Administrando sabiamente
Nuestros dones y talentos
Mateo 25:14-30
Introducción:
       1.  Debemos diferenciar antes que todo:
              a.  Talento:  capacidad innata o natural que tenemos. Desde luego estos pueden usarse para el servicio en la iglesia 
              b. Don: es un regalo sobrenatural que viene de Dios que nos capacita para servirle.   El término viene de gracia…se relaciona con algo que se debe a la gracia de Dios. 
       2.  Los propósitos de recibir los dones espirituales son variados.  Veamos algunos:
              a.  Edificar el cuerpo de Cristo (Ef. 4:12):  edificar:  construir, nutrir, desarrollo espiritual de la iglesia. 
              b.  Para el provecho de la iglesia (1 Cor. 12:7):  Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho (contribuir, beneficio común, útil, ayuda, poner juntos, ser de mutuo beneficio o provecho).  
       3.  Algunos errores en su uso:
              a.  No ejercerlos:  No deja ser una tragedia cuando NO aprovechamos las oportunidades que recibimos de Dios.  ¿Por qué?:  
              b.  Mal manejo del tiempo (la adicción de los videojuegos).  
              c.  La pereza (Prov. 24:30-32).
              d.  Falta de sabiduría (Ef. 5:15-16):  Sabiduría es la aplicación de los principios bíblicos al diario vivir.  Una persona sabia recibe el consejo (Prov. 1:8, 2:1-7).  Por el contrario, el necio cree saberlo todo y no recibe el consejo de nadie.             
              e. Ejercer los dones sin amor (1 Cor. 13.1-3).
¿Cómo podemos administrar sabiamente nuestros dones y talentos?
Bosquejo
1.  Recordemos que somos colaboradores de Dios (1 Cor. 3:9).
       Porque nosotros somos colaboradores de Dios…
       a.  Un colaborador es:
              1.  Alguien dispuesto a ayudar.
              2.  Alguien que interactúa en todo proceso donde se involucra al trabajo con varias personas. 
              3.  Desde el punto de vista de la filosofía ministerial de Jesús sirve sin buscar posición (Mateo 20:25-28, Juan 13:5).
       b.  Colaboradores de Dios:
              1.  Somos servidores de  Dios no con Dios (nos coloca al mismo nivel con Dios).  No somos colegas de Dios.  Somos sus servidores.
              2.  El énfasis está en Dios:  De Dios somos, colaboradores, de Dios labranza, de Dios edificio sois.
2.  Dios nos recompensará nuestra fidelidad.
       Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.
a.         Recompensa:  
1. La vida eterna como regalo de gracia es para  todo aquel que se a arrepentido de sus pecados y a confiado en Cristo como Señor y Salvador de su vida.
              2.  Sin embargo, en el NT encontramos muchas promesas tipo coronas que han sido prometidas a aquellos que han mostrado fidelidad en el servicio de la obra del Señor. 
                      a.  La corona de justicia (2 Timoteo 4:8)
                      b.  La corona de la vida (Santiago 1:12, Apoc. 2:10).
                      c.   La corona de la gloria (1 Pedro 5:4).  
       b.  Dios no es injusto:  Son palabras alentadoras.
              1.  Dios mismo garantiza los premios a recibir.
              2.  Humanamente podemos olvidarnos pero no Dios.
              3.  Dios recompensará nuestra fidelidad (1 Cor. 4:2).
              4.  El tribunal de Cristo (2 Cor. 5:10, Romanos 14:10):  Porque es necesario que todos comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.  Veamos:
                      a.  El tribunal de Cristo no es lo mismo que el gran trono blanco (Apoc. 20:11-15):  Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.  Lugar donde se juzgará a los no creyentes en Cristo para ser condenados.
                      b.  El tribunal de Cristo será para:  bema (tribunal o tarima, lugar honroso donde el ganador sube para ser honrado con una corona).  Lugar dónde Cristo evaluará la calidad de nuestro servicio (1 Cor. 3:11-15).  Cómo estamos edificando.  Sobre materiales permanentes (oro, plata, piedras preciosas) o lo contrario no permanentes (madera, heno, hojarasca).  
                      c.  Promesa de Cristo (Apoc. 22:12):  He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.  Recompensar:  premiar, dar un premio.  Debe ser una motivación a no se ocioso (Prov. 24:32, Mire´, y lo puse en mi corazón, lo vi, y tomé consejo).
3.  Recordemos daremos cuenta (Mateo 25:19).
       Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con su señor.
       a.  El amo sabiamente distribuye de acuerdo a capacidades (v. 15):  A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad, y luego se fue.  
              1.  Talento:  equivale a 6000  denarios.  Un denario equivale al salario de 1 día, Mateo 20:2, Y habiendo convenido con los obreros en un denario al día, los envió a su viña. 
              2.  La distribución de acuerdo a capacidades.  No todos tenemos las mismas habilidades.  Seamos fieles con lo recibido.
       b.  El amo regresa y pide cuentas a sus siervos (v. 19).  El rendir cuentas al Señor en un futuro es un tema olvidado y que muchas veces no nos preocupa.  Por ello vivimos como vivimos.  
              1.  El regreso de Cristo es un tema muy claro en las Escrituras (Juan 14:2, …voy, pues, a preparar lugar para vosotros…Hechos 1:11, Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo, 1 Tes. 4:16, Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios descenderá del cielo, y los muertos en Cristo resucitarán primero).
              2.  Nuestra fe debe sostenerse en los que las Escrituras afirman.  Nuestro problema, es que decimos creer o tener fe en….pero vivimos muy lejos de las exigencias divinas.
              3.  El amo les pide cómo administraron lo recibido (2 Cor. 5:10 el tribunal de Cristo).
       c.  Los siervos rinden cuentas (v. 20-24).
              1.  Los dos primeros siervos generan un 100% de utilidad (v. 20, 22). Fue en seguida…(v. 16).  Ambos siervos administran sabiamente su tiempo.  No lo pierden y toman la decisión de ponerse a trabajar.  Negocio=negación del ocio.  Ambos siervos no se limitaron a hacer una fuerte inversión y después sentarse a relajarse.  Todo lo contario, hicieron negocios hasta que el amo regresó.  Aprovecharon al máximo tiempo y recursos.  Ambos demostraron compromiso y fidelidad.  
              2.  Ambos fueron fieles en la administración de los recursos recibidos.
              3.  Ambos rindieron 100% duplicando lo recibido.  Y entregan al Señor, propietario de todo (v. 20, 22, me entregaste, aquí tienes…).  
              4.  Los dos primeros siervos son honrados de forma similar (v. 21, 23, Bien, buen siervo y fiel, sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré, entra en el gozo de tu señor).  1 Cor. 3:8, cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor.  Sobre mucho te pondré, Dios nos dará mayores privilegios de acuerdo a nuestra fidelidad.  
              5. Reacción del siervo infiel (v. 18, 24)  ambos versículos inician con pero (expresa contraposición u oposición y objeción).  ¿Qué hace este siervo?.  
                      a.  Intenta desviar su responsabilidad y juicio sobre él y culpa al amo.
                      b.  Cuestiona la reputación y carácter del amo:  conocía eres hombre duro… siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste.  Tuve miedo y lo escondí.  ¡Que tragedia cuando no aprovechamos las oportunidades recibidas para el Servicio del Señor!  Muchas veces culpamos la iglesia…¿y nosotros?
              6.  El siervo es condenado (v. 26-30):  siervo malo y negligente (perezoso, no hizo nada con lo recibido).  Malo:  infeliz, lastimoso, inadecuado, sin éxito, inútil, inservible.
              7.  Se le quita lo dado (v. 28):  quitadle…y dadlo al que tiene diez talentos.  Su final es triste (v. 30, echadle en las tinieblas de afuera).  
CONCLUSIONES:
       1.  Dios nos ha bendecido con capacidades para:  edificar el cuerpo de Cristo (Ef. 4:12)  y provecho (1 Cor. 12:7).
       2.  La pereza y falta de sabiduría nos empujan a no valorar lo recibido y no ponerlo al servicio del Señor.
       3.  Igual que el siervo malo y negligente siempre tendremos nuestras buenas razones para no servir al Señor.      
       4.  Dios no es injusto para olvidar nuestro servicio al Señor (Hebreos 6:10).  Hay promesa de recibir un galardón (Apoc. 22:12, He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.
       5.  Dios nos ha llamado al servicio, seamos obedientes (1 Pedro 4:10, Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios).  Minístrelo:  ponerlo al servicio de los demás.  No al egoísmo en el servicio al Señor.