domingo, 22 de septiembre de 2019

Mensaje de Jesús a la iglesia de Filadelfia

Mensaje de Jesús a la iglesia de Filadelfia
En medio de las pruebas seamos victoriosos
Introducción:
       1.  ¿Quién es usted?  Con voz firme, autoritativa y despectiva, el oficial nazi le preguntó al prisionero.  Éste le respondió: soy un sacerdote católico,   el prisionero # 16670.  Era el año 1941 en el mes de agosto en el campo de concentración de Auschwits, Polonia.  Días antes había escapado un prisionero.  El castigo era que diez prisioneros debían morir en el tanque del hambre.
       2.  ¡El tanque del hambre!  Cualquier cosa es preferible, pero el tanque del hambre, era una muerte lenta y horrible.  El comandante empezó a escoger los diez prisioneros que morirían.  Uno de ellos gritó:  ¡Mi pobre mujer!  ¡Mis pobres niños!  ¿qué podrán hacer ellos? El comandante gritó:  ¡Quítense los zapatos!  De pronto, uno de los reos salido de la fila de prisioneros se dirige al oficial nazi.  Nunca se había visto algo así.  Esto era causa suficiente de ejecución.  
       3.  ¿Qué quiere cerdo polaco?  Exclamó el oficial al prisionero. El débil prisionero habló suave, calmadamente le respondió:  Quisiera morir en lugar de uno de los hombres que usted ha condenado.  ¿Por qué?  Preguntó.  Yo soy un anciano, señor y no sirvo para nada.  El oficial nazi respondió:  ¿En lugar de quién quiere morir?  El prisionero respondió:  Por aquel, señalando hacía el prisionero que lloraba por sus mujer y niños.
       4.  Durante varios días se escuchaban cantos dentro del tanque.  Cada día se suponía debía recogerse el cubo donde orinaban para vaciarlo.  Pero cada día el cubo estaba vacío.  Ellos mismos se tomaban la orina en un esfuerzo inútil por apagar la sed.  El 14 de agosto de 1941, después de varios días en el tanque del hambre todavía quedaban con vida cuatro prisioneros.  Debido a que necesitaba vaciarse, un médico alemán descendió por la escalera con cuatro jeringas en sus manos.  Maximiliano Kolbe, hecho un esqueleto viviente, de píe recostado a una pared.  Su cabeza un tanto reclinada.  Tenía algo así como una sonrisa en sus labios y sus ojos completamente abiertos, fijos en una visión lejana.  No se movió.  El doctor inyectó la jeringa.  En solo segundos, Maximiliano Kolbe había muerto.
       5.  Kolbe decía:  la santidad no es un lujo, sino un deber.  Fue Jesús quien dijo que debemos ser perfectos, tal como lo es el Padre que está en los cielos.  La cruz de Cristo ha triunfado sobre sus enemigos en todas las edades.  Creo que al final, aún en los días mas oscuros de Polonia, la cruz triunfará sobre la esvástica.  Oro para ser fiel hasta el último día. 
Trasfondo histórico:  
       Filadelfia significa:  amor fraternal (fileo, adelfos).  Fue una ciudad que desarrolló mucho las artes, difusión del lenguaje, costumbres helénicas y un centro misionero. La ciudad ha sido constantemente azotada por varios terremotos.  Hay en la actualidad unas doce iglesias pero cristianos.  Junto con la iglesia de Esmirna, no recibe ningún tipo de reproche por parte de Jesús.
Bosquejo
1.  Aprovechemos toda oportunidad para compartir el evangelio (v. 7-8).
       El que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre (v. 7).
       a.  Identificación de Jesús (v. 7):  Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David…
              1.  El Santo y Verdadero:  Dios es Santo (Lev. 11:44-45, 1 Pedro 1:16).  Ambos títulos manifiestan el carácter de Dios y de Cristo. 
              2.  Dios es genuino y veraz contrario a Satanás es falso y mentiroso (Juan 8:44).  Santo es ser apartado para Dios.
              3.  No podemos seguir y alcanzar el camino de Dios por otros caminos.  No hay atajos.  
              4.  Tiene las llaves de David: símbolo de autoridad del Mesías verdadero y único.
              5.  Jesús como descendiente del linaje de David es heredero del trono davídico (2 Samuel 7:13-16, Mateo 1:1, Apoc. 5:5, 22.16). 
       b.  Cristo da oportunidad de predicar su palabra (v. 8):  …he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar, porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre (v. 8).  Tres veces aparece la expresión:  he aquí (v. 8, 9, 11).  Esta expresión indica admiración ante algo excelente:  ¡mira, he aquí!
Elogios para esta iglesia:
              1.  Tienes poca fuerza (v. 8):  quizá se refiere a poca experiencia, pocos miembros o pocos recursos.  Esta iglesia tenía aparentes limitaciones.
              2.  Has guardado mi palabra (v. 8):  Filadelfia era una iglesia obediente (1 Samuel 15:22).  En la vida cristiana la obediencia es lo mas importante.  Dios ve lo que somos no tanto lo que hacemos.  Ha pesar de la oposición que enfrentan fueron obedientes.
              3.   No has negado mi nombre (v. 8):  una iglesia que testificaba con valentía (muy necesario hoy día).
              4.  Hay oportunidad para predicar (v. 8):  he puesto delante de ti una puerta abierta.  Así como ayer, hoy la iglesia debe aprovechar todas las oportunidades para predicar y testificar de Cristo (Hechos 8:3-4, 16:6-10, 1 Cor. 16:9, 2 Cor. 2:12). 
2.  Enfrentando las adversidades con valor y fortaleza (v. 9-10).  
       a.  Advertencia contra los falsos creyentes (v. 9):  yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no son, sino mienten.  La iglesia siempre ha enfrentado oposición:
              2 Pedro 2:13: falsos profetas:  falsos maestros introducirán encubiertas herejías destructoras.  Será un trabajo sutil y suave.  Mateo 7:15:  guardaos de los falsos profetas, que vienen con vestidos de ovejas pero por dentro son lobos rapaces.  Hechos 20:29-30.  
       b.  Cristo nos da una promesa liberadora (v. 10):  Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre este mundo entero.  
              a.  Te guardaré de entre la hora de la prueba:  de:  guardar para que uno escape son seguridad de ella. 
              b.  Las señales antes del fin:  Mateo 24:3-8, Apoc. 8:7-10.  
              c.  La iglesia no experimentará la GT (1 Tes. 1:10):  Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo.
3.  No dejemos que nadie tome nuestra corona (v. 11-13):
       a.  Cristo viene pronto (v. 11):  He aquí yo vengo pronto…Hechos 1:11, …Este mismo Jesús que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.  Su pronta venida se afirma en todo el Apoc. (2:5, 16, 22:7, 12, 20).  Su venida está con un tono de urgencia y rapidez: ¡esa es nuestra esperanza y confianza!
       b.  Retén lo que tienes (v. 11):  retén lo que tienes para que ninguno tome tu corona ¿Qué tenía Filadelfia?  Obediencia, fidelidad, paciencia, valor y fortaleza y poder en el ES.  Eran leales y obedientes a la Palabra de Dios.  No tenían riqueza material (contrario al afán de hoy día).  
                      1.  Hay una advertencia a NO vivir confiadamente e irresponsablemente.
                      2.  Seamos obedientes a las demandas que Dios pide de nosotros.
       c.  Recompensas por ser vencedores (v. 12:  Al que venciere:
                      1.  Será columna del templo de Dios:  fuerza, seguridad, sostener (1 Pedro 2:4-7, Ef. 2:20-21).  Una columna no puede removerse, sino se cae el edificio.
                      2.  Nunca saldrá de allí:  seguridad, gozo, disfrutar de la vida eterna (Rom. 8:18, Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse, Apoc. 21:1, 4-5).  
                      3.  Identificación con Dios:  4 veces repite la expresión Mi Dios.  Identificación y pertenencia:
                             Escribiré sobre él el nombre de mi Dios.
                             El nombre de la ciudad de mi Dios:  somos ciudadanos del cielo (fil. 3.20).
                             Y mi nombre nuevo:  nueva comunión con Cristo como hijos de Dios.
CONCLUSIONES:
       1.   Somos llamados a ser victoriosos sobre las pruebas y adversidades (Kolbe).
       2.  Aprovechemos toda oportunidad de compartir el evangelio.
       3.  Seamos fieles al Señor en medio de las adversidades de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario