miércoles, 12 de agosto de 2020

Viviendo preparados para Su venida

Viviendo preparados para Su venida

2 Pedro 3:9-14

Introducción:

       1.  Hay dos elementos sobresalientes sobre la venida de Cristo, según Mateo 24:36-37, 44

              a.  Mateo 24:36-37 dice, Pero del día y la hora NADIE sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino solo mi Padre.  Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.  No debemos estar buscando fechas lo cual es inútil.  Jesús una señal: como en los días de Noé. Afanados en el diario vivir (comiendo, bebiendo, casándose y dando en casamiento…es cuando descuidamos los asuntos espirituales.  Dios no ocupa lugar en nuestras vidas).

              b.  Mateo 24:44, Por tanto, también vosotros estad preparados, porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.  Es un fuerte llamado de atención estar listos, despiertos esperando la venida de Cristo.  

       2.  El enfoque de Pedro es, cómo lo esperaremos.  Hay maneras cómo debemos hacerlo…de eso nos habla el escritor sagrado.  Eso hará la gran diferencia, ¡cómo lo estamos esperando

       3.  En Juan 14:1-3, Jesús nos promete que él se fue con una buena misión:  voy, pues, a preparar lugar para vosotros…vendré otra vez…Mientras Jesús hace una labor noble en favor nuestro, nos ha dado instrucciones qué hacer mientras tanto.  Veamos qué nos dice Pedro este día.

Bosquejo

1.  Seguros y confiados de su venida (v. 9-10).

       El Señor no retarda su promesa, según algunos la tiene por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento (v. 9).

       a.  No retarda su promesa (v. 9):  seguro que vendrá (Apoc. 22:7, 12, 20-21).  No demora su regreso

              1.  Retardar:  demorar, retrasar… ¿será posible eso?  Gálatas 4:4, Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley.  Cumplimiento del tiempo:  Dios nunca llega ni tarde ni anticipado.  El tiempo de Dios es perfecto y exacto.  

              2.  Dios tiene su tiempo en su plan perfecto.  Isaías 55:8-9 dice, Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos…Como son mas altos los cielos que la tierra, así son mis caminos mas altos que vuestros caminos…

              3.  Lucas 2:25-27, esperaba la consolación de Israel.  

                      a.  Simeón es un modelo de cómo debemos esperar la venida de Cristo.

                      b.  Esperaba (v. 25):  acción constante (esperar con esperanza, con expectación).  No exigía ni se apresuraba.  Estaba en actitud vigilante, tranquilamente, ojos bien abiertos con la firme esperanza de encontrarse con el Mesías prometido).  Era el estilo de vida de Simeón y…debe ser la nuestra también.  

       b.  Es paciente: 

              1.  Todos nos beneficiemos de la salvación que vino a ofrecer (Tito 2:11, Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación de todos los hombres).  En el I siglo de la EC, la iglesia de Cristo esperaba el retorno del Señor de manera inminente (1 Tes. 4:17).  La paciencia de Dios es descrita en muchos pasajes (Salmo 103:8, Jonás 4:2).  

       c.  Vendrá como ladrón en la noche (v. 10):  1 Tes. 5:2, el día del Señor vendrá como ladrón en la noche

              1.  Es una figura que significa:  vendrá sin aviso alguno.

              2.  Nadie sabe la fecha de su venida (Mateo 24:36, Pero el día y la hora NADIE sabe…).  Un ladrón nunca avisa de antemano lugar y hora que llegará a robar.  Siempre lo hace inesperadamente, de forma sorpresiva y cuando el “cliente”   menos lo espera.

              3.  Pedro describe acontecimientos sobrenaturales:  los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.  Dios prometió nunca mas juzgar la tierra con agua (Gn. 9:11, 2 Pedro 3:5-7).  La tierra experimentará una renovación o transformación profunda (Apoc. 21:1).

2.  Debemos vivir con una visión divina (v. 11-13).

       Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia (v. 13).

       a.  Por medio de una vida agradable (v. 11):  Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡Cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir.

                        1.  Deshechos:  renovados, transformados (v. 7-10). 

              2.  Una vida que honra a Dios:  andar santa y piadosa manera de vivir.  Cuando hay temor reverente en nuestra vida y ver lo que sucederá a la tierra, nosotros vivimos bajo el temor de Dios.  

              3.  Somos extranjeros y peregrinos (Fil. 3:20, 1 Pedro 2:11, Hebreos 11:13).  Debido a que somos extranjeros y peregrinos, no tenemos nada que ver con el presente estado de cosas.  Debéis:  no es opcional…tenemos una responsabilidad y obligación divina de una vida santa y piadosa.

       b.  Preparados para su venida (v.12):  esperando y apresurándoos para la venida del día del de Dios.

              1.  Viviendo con una expectativa de la venida de Cristo. ¡Aquí es donde la mayoría fallamos!  Estamos mas inclinados a vivir afanados por bienes materiales, y no hay frutos (Lucas 8:14, la que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes, y las riquezas y los placeres de la vida, y NO llevan fruto). 

              2.  Esperando:  actitud de esperanza, actitud vigilante.  Apresurándose:  anhelamos, no tememos.  

       c.  Tenemos un futuro maravilloso (v. 13):  PERO nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.

              1.  Pero nosotros esperamos…hay una consoladora respuesta de Dios a sus hijos, pero…da un giro a la que el escritor viene describiendo.  Nosotros esperamos cosas eternas, celestiales, libre de maldad.

              2.  Según sus promesas.  ¿Son confiables sus promesas?  El domingo anterior presentamos al confiabilidad en las promesas divinas:  Dios no cambia, Dios es el Shaddai, Dios es fiel y confiable. ¿Dónde estamos edificando nuestra vida?  Mateo 7:24-27, un hombre prudente y otra insensato.  ¿Dónde nos ubicamos?

              3.  Cielos nuevos y tierra nueva (kainos, algo novedoso en calidad, diferente o distinto a lo conocido.  Nunca visto.  Juan en Apoc. 21:1 también describe lo mismo. 

              4.  Mora la justicia:  Pedro habla de la justicia de Dios (Is. 32:16-18, 35:10, 65:17-18).

3.  Viviendo una vida agradable al Señor (v. 14).

       Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia, ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz.

       a.  Procurad don diligencia:

              1.  Procurad:  usar de velocidad, hacer un esfuerzo, ser diligente.  

              2.  Estando en espera (v. 12-14):  de cielos y tierra nueva…debemos estar super motivados del glorioso futuro que Cristo nos está preparando (Juan 14:1-3). 

              3.  Diligencia:  dispuesto, mas dispuesto, ansiosos.  

       b.  Una vida ejemplar:

              1.  Sin mancha:  inmaculado, limpio, sin contaminación. 

              2.  Irreprensibles:  sin culpa.

              3.  En paz:  ¿qué tipo de paz?  Juan 14:27, Fil. 4:6-7.  

CONCLUSIONES:

       1.   Simeón es un buen modelo de cómo debemos esperar la venida de Cristo.

       2.  Esperaba (v. 25):  acción constante (esperar con esperanza, con expectación).  No exigía ni se apresuraba.  Estaba en actitud vigilante, tranquilamente, ojos bien abiertos con la firme esperanza de encontrarse con el Mesías prometido).  Era el estilo de vida de Simeón y…debe ser la nuestra también.   

       3.  Mateo 25:1-2, la parábola de las diez vírgenes.  Cinco prudentes (cinco prudentes  y cinco insensatas). El esposo vino a la medianoche.  La diferencia:  las prudentes tuvieron suficiente aceite para recibir al esposo.  ¿Cómo nos consideramos?  

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario