domingo, 4 de julio de 2021

Aprendiendo ser humildes como Jesús

Aprendiendo ser humildes como Jesús

Mateo 11:29

Introducción:

       1.  El orgullo es:  exceso de estimación hacia uno mismo como también a nuestros propios méritos por los cuales nos creemos superiores a los demás.

       2.  Contrario a lo que el mundo enseña y pide, el Dios de la Biblia en la Persona de Jesús, nos pide seguir su mejor ejemplo:  …aprended de mi, que soy manso y humilde de corazón.  

              a.  Nuestro modelo para seguir es Cristo…no el mundo.

              b.  Manso:  mansedumbre (Gál. 5:22, fruto del ES).  Virtud que nos hace controlar la ira y sus efectos desordenados.  Nos ayuda para evitar todo resentimiento y mal comportamiento con nuestro prójimo (Mateo 5:5, Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad).  Es mantener o estar bajo control.

              c.  Humilde:  modesto, inclinar.  El concepto como tal es específicamente cristiano.  Para la cultura griega y romana, ser humilde era ser débil, despreciable y el término según se cree es acuñado por el apóstol Pablo.   Romanos 12:3, Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga mas alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura (les pido que no se crean mejores de lo que realmente son, TLA).  

       3.  El orgullo me hace creer y sentir mejor y superior que los demás y mas justo (Lucas 18:11-12, Dios ye doy gracias porque no soy como los otros hombres…).   

       4.  ¿Cómo reaccionamos cuando hacemos bien las cosas y no tenemos ningún reconocimiento?  O ¿Cuándo otros reciben los honores que según yo merezco?  ¿Cómo reaccionamos ante las críticas?  

       5.  La humildad nos enseña a saber esperar en el Señor (Romanos 12:19-21).

Bosquejo

1.  Sirviendo a los demás (Mateo 20:25-28).

       Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo.

       a.  Llamados a servir:

              1.  Veamos los contrastes (Juan 13:4-5). Jesús lava los pies de los discípulos.  En medio de la celebración Lucas 22:24, Lucas 9:46).  Somos rápidos para exigir privilegios y lugares de honor.  Lavar los pies era una labor de un esclavo de mas baja categoría.  Juan 13:12, 15, Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.  Jesús no nos pide literalmente hacerlo.  Mas bien:  un llamado a la humildad, servicio y mutua edificación (Romanos 14:19).  

              2.  En Mateo 20:25-28 hay una norma que hemos olvidado en nuestras vidas y en la iglesia.  Veamos los detalles:

                      a.  Nuestro modelo de estilo de vida no es el mundo (v. 25-26, Mas entre vosotros NO será así).

                      b.  En la filosofía de ministerio de Jesús es contrario al modelo del mundo. El que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo (v. 26b-27).  Grande y primero, sinónimo de poderoso, importante, el primero, el principal etc.  Winston Churchill dijo:  buscamos ser importantes no tanto útiles.  

                      c.  Una persona libre de orgullo sirve y da (v. 28):  como el Hijo del Hombre No vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.  

2.  Buscar en Jesús nuestro modelo (Fil. 2:3-8).

       Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús (v. 5).

       a.  Imitando el modelo de humildad de Jesús:  es el llamado a imitar, buscar y cultivar el espíritu y disposición de Jesús y que lo mostraba diariamente.  

              1.  Haya en vosotros este sentir (v. 5):  Sentir, es la actitud y la misma manera de pensar y actuar en Jesús.  Nuestro modelo para imitar es Jesús y su mismo sentir.  Mateo 11:29,  aprended de mi…

              2.  Servir en armonía (v. 3):  Nada hagáis por contienda, antes bien con humildad…contienda (pelea, divisiones 1 Cor. 3:1-3, rivalidades). Caemos en lo anterior cuando olvidamos nuestro llamado de Jesús.

              3.  El precio que pagó Jesús (v. 6-8):  no es lo mismo estar abajo y después subir que la inversa. Veamos:

              a.  Cambió su elevado y privilegiada posición (v. 6, el cual siendo en forma de Dios…).  Forma:  es el carácter e inmutable de algo.  Se confirma la deidad de Jesús.  Su eternidad y desde luego su preexistencia (Juan 1:1, 8:58).  Jesús el Dios que se hizo carne (la encarnación, Juan 1:14). 

              b.  Se despojó (v. 7, kenósis, vaciarse, renunciar a su posición y privilegios sin  renunciar a su divinidad).  Tomando forma de siervo (doulos, esclavo).

              c.  Semejante a los hombres (v. 7):  en varias ocasiones Jesús mostró su humanidad (Juan 11:35, Jesús lloró, se cansó y tuvo sed Juan 4:6-7, comió Juan 21:12-13).  

              d.  Se humilló y fue obediente hasta la muerte (v. 8, Is. 53).  Prov. 29:23, La soberbia del hombre le abate, pero al humilde de espíritu sustenta la honra.  

3.  Mostrando la humildad en acción.

       Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, mas al altivo mira de lejos (Salmo 138:6, Prov. 6:16-17ª, Seis cosa aborrece Jehová…los ojos altivos…).  

       a.  ¿Cómo mostrar nuestra actitud humilde?

              1.  Admitiendo nuestros errores (Prov. 28:13, El que encubre sus pecados no prosperará, mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia).  La vida del rey Saúl con la de David son un gran contraste en este tema.  Veamos:

                      a.  Saúl nunca admitió sus constantes gravea fallas y todo lo contrario, siempre culpó a los demás (1 Samuel 13:8-15, 15:3, 9-15).

                      b.  David fue lo contrario (2 Samuel 12:13).  Desde luego no es fácil admitir que nos hemos equivocado.

              2.  Comparta sus éxitos:  No existe límite al bien que una persona pueda hacer, si está dispuesta a que alguien mas reciba el crédito.  El 29 de mayo de 1953, Tenzing Norgay y Edmund Hillary lograron lo que hasta entonces ningún ser humano había alcanzado:  llegar a la cima del mundo, el monte Everest.  No se sube a una montaña como el Everest tratando de trabajar solo o en competencia con sus compañeros…¿dónde estaríamos Hillary y yo sin los demás?  ¿sin los escaladores que abrieron la ruta y los sherpas que transportaron la carga?  …fue solo gracias al trabajo y sacrificio de todos ellos que ahora teníamos la oportunidad de llegar arriba.  1 Cor. 12:21-22 (el trabajo en equipo).

              3.  No promocionarnos (Prov. 27:2, Alábate el extraño, y no tu propia boca, el ajeno y no los labios tuyos).  En buen español sería decir:  no echarles tanta crema o salsa a tus tacos.  Siempre tendemos a exaltar lo que hacemos.  Siempre nos encanta compartir nuestros maravillosos logros y en algunos casos exagerando lo que hemos hecho.  Cuidado con buscar lugares de honores podemos ser avergonzados (Lucas 14:8-9).  

CONCLUSIONES:

       1.  El orgullo me hace creer y sentir mejor y superior que los demás y mas justo (Lucas 18:11-12, Dios ye doy gracias porque no soy como los otros hombres…).   

       2.  La Biblia describe varios casos de personajes con un sentir de mucho orgullo por sus logros (2 Reyes 5:1, 10-11, caso de Naamán, Eze. 28:14-19, caso de Satanás, Daniel 4:29-37, 3 Juan 9, caso de Diótrefes).

       3.  Nuestro modelo de humildad lo encontramos en la Persona de Jesús (Mateo 11:29, aprended de mi, que soy manso y humilde de corazón…).

       4.  La humildad  fortalece el liderazgo (Mateo 20:25-28).

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario