lunes, 28 de marzo de 2022

Juzgando y viviendo como un ciudadano del reino

Juzgando y viviendo como un ciudadano del reino

Mateo 7:1-12

Introducción:

       1.  Proverbios 13:3, dice, El que guarda su boca guarda su alma, mas el que mucho abre sus labios tendrá calamidad.  Guarda:  protege, cuidar.  Guarda:  vigilar, ser cuidadoso, tener cuidado.  En este día queremos compartir este tema condenado por la palabra y donde muchos hemos cometido ese grave error.

       2.  Cuando hablamos de juzgar, es cuando condenamos o acusamos a alguien sin conocimiento de causa muchas veces.  Cuando juzgamos a los demás, nos ponemos en el lugar de Dios (Romanos 8:33, ¿Quién acusará a los escogidos de Dios?  Dios es el que justifica).

       3.  Santiago 3:1-12, describe el potencial para dañar cuando hacemos mal uso de la lengua.  El libro de Proverbios nos aconseja el tener la lengua bajo control:

              a.  Proverbios 6:16-17, Seis cosas aborrece Jehová…la lengua mentirosa…v. 19, el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos.

              b.  Proverbios 5:1-2, Hijo mío, está atento a mi sabiduría, y a mi inteligencia inclina tu oído.  Para que guardes consejo, y tus labios conserven la ciencia.  

              c.  Proverbios 12:19, El labio veraz permanecerá para siempre, mas la lengua mentirosa solo por un momento.

       4.  En términos generales, un ciudadano del reino de Dios debe recordar que todo lo que sembramos, eso también segaremos (Gálatas 6:7).  Proverbios 18:21, La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos.  

       5.  Santiago 3:10, De la misma boca proceden bendición y maldición.  Hermanos míos, esto no debe ser así.  La manera en que usamos nuestra boca refleja si somos ciudadanos del reino de Dios.  Mateo 7:12, es la base para considerar este pasaje, Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos, porque esto es la ley y los profetas.  

Esta mañana veremos:

       1.  No caer en la crítica injusta (v. 1-5ª)

       2.  Mantener un sano equilibrio (v. 5b-6)

       3.  Perseverar en la oración (v. 7-12).

Bosquejo

1.  No a la crítica injusta (v. 1-5).

       No juzguéis, para que no seáis juzgados (v. 1).  No se conviertan en jueces de los demás, y así Dios no los juzgará a ustedes (TLA)

       a.  No al juicio injusto:

              1.  Jesús nos llama a no condenar a nadie.  Es muy fácil caer en esa tentación de condenar a los demás.

              2.  Es cuando caemos en la crítica censurable, destructiva (6:22-23, la importancia de cómo vemos, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz).  

              3.  No elaborar juicios sin saber toda la historia (como la moneda, tiene dos lados, es bueno escuchar ambos lados de la historia).  Santiago 4:11-12

              4.  Números 12, se describe el caso cuando Moisés es critica y juzgado por sus dos hermanos, María y Aarón.  Es Dios mismo quien respalda a su siervo.  Recomendaciones oportunas para nuestro diario vivir:  Ecle 3:7, Hay un tiempo para hablar y un tiempo para estar callado. Ef. 4:32, Sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros…Éxodo 20:16, No dirás contra tu prójimo falso testimonio.

       b.  El peligro de recibir lo mismo (v. 2):  Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.  Si son muy duros para juzgar a otras personas, Dios será igualmente duro con ustedes.  Él los tratará como ustedes traten a los demás (TLA).  

              1.  La ley de la retribución (recibimos lo que damos o hacemos, (Gálatas 6:7, Jueces 1:7).  María la hermana de Moisés fue castigada con lepra por su atrevimiento de juzgar el ministerio de Moisés.  

              2.  Números 12:8, ¿Por qué, pues, no tuviste temor de hablar contra mi siervo Moisés?  Debemos tener temor de hablar mal contra alguien especialmente cuando no sabemos toda la historia.  María nunca consideró tener temor de hablar contra su hermano (era el menor).

              3.  No siempre tendremos una clara visión de la situación ajena para juzgarla y condenarla. 

       c.  ¿Y qué de nosotros? (v. 3-5):  ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?  (¿Por qué te fijas en lo malo que hacen otros, y no te das de las muchas cosas malas que haces tú? (TLA).

              1.  Casi siempre nos olvidamos de nuestras propias faltas o le restamos valor.  Pero, no hacemos lo mismo con la de los demás (mientras nosotros tenemos una viga, mi prójimo tiene una paja).  Debemos tener conciencia de nuestras propias fallas y no magnificar la de los demás (ahí radica nuestro error).  

              2.  Cuando criticamos las fallas de los demás manifestamos un espíritu de celos, envidia y descubrimos lo que tenemos en nuestro corazón.  Primero intentemos sacar nuestra propia viga y así ayudar a sacar la paja a nuestro prójimo.  Olvidamos mostrar misericordia a los demás (Mateo 18:23-33, el siervo malo debía 10,000 talentos, una suma impagable…el otro debía 100 denarios el salario de unos tres meses).  

              3.  La ley de la moderación (v. 5).  Romanos 2:1, mantener un balance personal.  Salmo 51:3, Porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de ti.  Un llamado a la honestidad personal.  ¿Y Por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano…?  Viendo constantemente las fallas de los demás.  

2.  Mantener un sano equilibrio (v. 5b-6).

       Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.  No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que la pisoteen, y se vuelvan y os despedacen.

       a.  Recordemos quienes somos (v. 5b, Gálatas 6:1).

              1.  Jesús en Mateo 5:3-5, nos recuerda a donde debemos aspirar.  Así, somos llamados a mantener y mostrar un equilibrio en nuestros juicios. 

              2.  Sacar primero la viga de mi propio ojo, es confesar nuestros pecados (orgullo) y así evitar el condenar a los demás (Romanos 2:1, en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo, porque tú que juzgas haces lo mismo).  

              3.  Sacando primero, mi viga veremos a los demás igual que nosotros (mismo nivel de debilidades y necesidades que nosotros) y veremos a Dios como el único Juez. 

       b.  Discernimiento espiritual (v. 6):

              1.  ¿Quiénes son los perros y los cerdos?

              2.  Los perros eran usados como trabajo para arrear las ovejas. Normalmente eran animales sucios y en muchos casos peligrosos y hasta despreciados.

              3.  Los cerdos, eran animales impuros (Lev. 11:2, 7).  Eran despreciados, sucios y hasta salvajes.  

              4.  Que quiere decir no echar las perlas a los perros ni cerdos.  Estos animales, no tiene ningún aprecio por lo que es santo y valioso.  Las perlas eran joyas de mucho valor.  La palabra de Dios debe ser considerada como una joya mismo el evangelio de Jesús (Mateo 13:45-46, la perla de gran precio).  

              5.  Los perros y cerdos su única preocupación era la búsqueda de comida. Las joyas no representaban ningún valor para ellos.  Estos animales, son una figura de personas que no tiene ningún aprecio  y rechazan todo lo que tiene que ver con Dios, no sea que las pisoteen y se vuelvan y os despedacen (v. 6).  La figura de cerdos y perros, Jesús no lo usa en sentido despectivo u ofensivo sino mas bien como alguien infiel.  Los tesoros espirituales no deben ser dados a aquellas personas que las aprecian.  2 Tes.3:2, para que seamos librados de hombres perverso y malos, porque no es de todos la fe.  No todos creerán al evangelio (Hechos 24:25, cuando tenga oportunidad te llamaré…26:28, Por poco me persuades a ser cristiano).  Cuando rechazamos el evangelio, pisoteamos la perla de gran precio.  En medio de esta advertencia, somos llamados a compartir el evangelio de Jesús como un buen sembrador (Mateo 13:1-9, 18-23). Mateo 28:19, Marcos 16:15.

3.  Perseverar en la oración (v. 7-12).

       Pedid, y se os dará, buscar, y hallaréis, llamad, y se os abrirá.  Porque todo aquel que pide, recibe, y el que busca, halla, y al que llama, se le abrirá (v. 7-8).

       a.  Valiosas recomendaciones (v. 7):

              1.  Jesús con estas recomendaciones nos da un puente entre, tener un espíritu crítico, negativo y duro y el tener siempre en consideración la regla de oro (v. 12, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos).  

              2.  Como ciudadanos del reino, debemos ser perseverantes en la oración.  Debe ser un estilo de vida (1 Tes. 5:17, Orad sin cesar).  

              3.  Pedir (v. 7):  Pedid, y se os dará.    Pedimos cuando hay una necesidad de algo.  Es hacer una petición cuando deseamos o necesitamos algo.  Pedir, implica humildad y conciencia de nuestra necesidad (Salmo 51:10, Crea en mi, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí).

                      a.  Salomón pide Sabiduría (1 Reyes 3:5, 9-10).

                      b.  Proverbios 1:7, 9:10.  Sabiduría es la aplicación al diario vivir de los principios bíblicos.

                      c.  Pidamos sabiduría si la necesitamos (St. 1:5).

              4.  Buscad (v. 7):  Buscamos cuando necesitamos o queremos algo de valor.  Nosotros mismos somos responsables de hacer esa búsqueda (la vida espiritual es personal).  Buscad es mas que pedir, es actuar.  Mostrar esfuerzo para lograr o encontrar que lo que buscamos.  Por eje pedimos sabiduría a Dios, pero no la buscamos en leyendo en la palabra.  Es cuando alguien necesita un empleo, pero no sale a buscarlo. Solo pedir no basta.  

              5.  Llamad (v. 7):  Es persistir (es un participio, acción repetitiva, constante).  Es llamar repetidas veces.  Seguir llamando, pedir y seguir pidiendo.  Asi debe ser nuestra vida de oración. Los tres verbos deben traducirse:  continúen pidiendo, buscando y llamando.  Cada acción nuestra tendrá una recompensa (dará, hallará y se os abrirá).  

       b.  Razones de una vida de oración:

              1.  La oración nos condiciona recibir:  si pedimos, recibimos, si buscamos hallamos, si llamamos se nos abrirá.  Si no oramos no hay respuesta.  

              2. Toda oración de acuerdo a la voluntad del Padre tendrá respuesta (saber orar, 1 Juan 5:14, si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye).  La respuesta a la oración no es un privilegio de pocos. Es para todo ciudadano del reino de Dios.  

              3.  Tenemos un Dios que es nuestro Padre celestial (v. 11, ¿cuánto mas vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?).  

       c.  Recordemos la regla de oro (v. 12).

              1.  Así que, todas las cosas que los hombres hagan con vosotros…es un resumen del sermón del monte.

              2.  Así también haced vosotros con ellos:  es la aplicación de Mateo 22:39, Amarás a tu prójimo como a ti mismo…Lev. 19:18, amarás a tu prójimo como a ti mismo…

              3.  La regla de oro, revela el corazón de Dios y nos muestra qué espera de nosotros y cómo debemos vivir (Ef. 4:32, Col. 3:12-14).

              4.  La regla de oro, es una sentencia que abarca la totalidad del comportamiento humano y nos orienta cómo debemos vivir con nosotros mismos y con los que nos rodean.  Nos limpia nuestro andar diario (no mentir, no hurtar, no hacer daño a los demás).  Es tratar a nuestro prójimo con amor, respeto, misericordia y amor (Mateo 22;37,  Amarás al Señor tu Dios…Amarás a tu prójimo como a ti mismo (v. 39).  Eso es un estilo de vida de un ciudadano del reino de Dios.

CONCLUSIONES:

       1.   Un ciudadano del reino de Dios debe recordar que todo lo que sembramos, eso también segaremos (Gálatas 6:7).  Proverbios 18:21, La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos.  

       2.  Un ciudadano del reino de Dios, vive una vida de oración constante.

       3.  Un ciudadano del reino de Dios fomenta buenas relaciones interpersonales tratando a los demás con respeto, misericordia y amor.

 

lunes, 21 de marzo de 2022

Enfrentando nuestras preocupaciones Según el patrón bíblico

Enfrentando nuestras preocupaciones

Según el patrón bíblico

Mateo 6:25-34

Introducción:

       1.  Emociones tipo: ansiedad, preocupaciones, estrés, temores, afán…son situaciones muy familiares a la mayoría de nosotros.  No es nada extraño padecerlas.

       2.  Lo descrito anteriormente, es padecido aún por personas que hemos creído y confiado en Cristo como Señor y Salvador de nuestras vidas.  No estamos exentos de:  enfermarnos, enfrentar temores por lo incierto de la economía, inestabilidad laboral, la vejez, la muerte etc.  Lo anterior, no conoce límites ni estatuto social.     

       3.  Veamos nuestro panorama:

              a.  En los años 1900 dormíamos un promedio de 8-9 horas.

              b.  Hoy si dormimos unas 5 nos sentimos orgullosos y satisfechos.  Debido a ello, siempre nos mantenemos cansados y muchos de mal humor.

              c.  Dependemos mas de las drogas que cualquier otra generación en la historia de la humanidad.  Veamos:  el niño promedio de hoy…tiene un nivel de mayor ansiedad que el paciente siquiátrico promedio en la década de 1950.

              d.  Diariamente podemos estar consumiendo 30 toneladas de aspirinas, pastillas para dormir y tranquilizantes.  

       4.  Veamos algunos versículos que nos hablan de reaccionar contrario a cómo estamos reaccionando:

              a.  Mateo 6:25, 31, 34, No os afanéis.

              b.  Mateo 14:27, ¡Tened ánimo, yo soy, no temáis!

              c.  Juan 14:1, No se turbe vuestro corazón…

              d.  Juan 14:27, No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

              e.  Mateo 8:26, ¿Por qué teméis, hombres de poca fe?  Los versículos anteriores nos muestran por un lado el estímulo que viene de nuestro Dios como también su seguridad de su protección.

Esta mañana veremos cuál es el patrón bíblico sobre cómo enfrentar nuestras ansiedades:

       1.  Recordando el cuidado de Dios.

       2.  Orando.

       3.  Llevando toda ansiedad al Señor

Bosquejo

1.  Recordando el cuidado de Dios.

       Mirad las aves del cielo, que no siembran ni siegan, ni recogen en graneros, y vuestro Padre celestial las alimenta.  ¿No valéis vosotros mucho mas que ellas? (v. 26).

       a.  La fidelidad de Dios en el pasado:

              1.  Alimentación asegurada (Éxodo 16:35, Josué 5:11-12).

              2.  Cuidado y provisión asegurada (DT. 8:2-4).

              3.  En un mundo no se confía de nadie…podemos confiar en la fidelidad de nuestro buen Dios.

       b.  No a la preocupación:

              1.  Tres veces aparece la prohibición, No os afanéis (v. 25, 31, 34, No se preocupen…).  Es detener o dejar a un lado toda preocupación.  Si tres veces Jesús lo prohíbe debemos ponerle toda la atención debida y obedecer.

              2.  Preocuparse (del alemán, estrangular, sofocar):  pre (ocuparse de antemano, con antelación).  Es el temor o mirar con pesimismo y falta de fe el futuro.  Es cuando nos imaginamos las peores situaciones de la vida.  En muchos de los casos, las situaciones que nos preocupan quizá suceden menos del 10%.

                      a.  Durante la II Guerra Mundial murieron en combate unos 250,000 soldados y 2 millones de personas por enfermedades cardiovasculares (mayormente de preocupaciones).  Lucas 8:14, La que cayó en espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto.  

              3.  La preocupación es una falta de confianza en el poder, amor y fidelidad de Dios.  ¿Por qué?

                      a.  Tenemos un Padre celestial que desea lo mejor para nosotros (Mateo 7:9-11).

                      b. La preocupación es innecesaria:  v. 26, ¿Mirad las aves del cielo…v. 27, …por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?

                      c.  La preocupación es improductiva, fuera de lugar  y ofende a Dios (v. 30, ¿no hará mucho mas a vosotros, hombres de poca fe?.   No hagamos de la preocupación un mal hábito.  …pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas (v 32).  Recordarlo siempre.  

2.  Orando (Fil. 4:6).

       Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

       a.  La oración antídoto del afán:

              1.  La ayuda del ES en cómo orar (Romanos 8:26, Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles).  Debemos estar seguros que muchas veces no oramos de acuerdo a la voluntad del Señor.  Es ahí donde el ES nos ayuda en orar adecuadamente (afanosos es tener la mente dividida)

              2.  Nuestro desafío como cristianos, no es pedirle a Dios:  favor no mas problemas, no mas dificultades.  Es mas bien, mediante la oración aprender a confiar en un Dios Soberano y Todopoderoso (2 Timoteo 1:7, Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder…).  

              3. Las preocupaciones son un pan diario para muchos.  Sigamos las recomendaciones del apóstol…sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego…Oración:  actitud o disposición de la mente.  Petición:  la actitud de compartir con nuestro Dios nuestras necesidades.

              4.  ¡Señor sálvame! (Mateo 14:30).  Jesús su labor con excelencia en medio de nuestras tormentas.  Nos hundimos cuando quitamos nuestra mirada de él y la ponemos en las tormentas (Mateo 14:28-30).  

              5.  Ana es un buen ejemplo de orar y cambiar de actitud (1 Samuel 1:17-18, aunque Penina seguía ahí, Ana cambió de actitud después de orar). 

       b.  Recibimos el beneficio de la paz de Dios:

              1.  Es la tranquilidad interna que viene de Dios únicamente (Juan 14:27, Is. 26:3-4, Romanos 15:13, Salmo 29:11).

              2.  La paz de Dios no tiene límites algunos.  Guardará:  término militar que describe un centinela. Es montar guardia.  

              3.  Sobrepasa todo entendimiento:  fuera de lógica y comprensión alguna.  Es una calma fuera de lo normal.  

              4.  ¿Cómo mostramos la paz de Dios? :

                      a.  Tener buenos pensamientos (v. 8):  Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero…si algo digno de alabanza, en esto pensadalgo que merece elogio (NBLA)…Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza (NTV)).  Pensad (orden):  considerar, calcular.  Un llamado a mantener una disciplina mental con pensamientos correctos (basura entra, basura sale, asi funciona una computadora).  Nobles pensamientos…hacen nobles creyentes y personas.

                      b.  Tener buenos modelos a seguir (v. 9):  Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mi, esto haced.    Somos llamados a modelar una vida cristiana ejemplar.  Esto haced:  es mantener buenos hábitos diariamente.  

                      c.  Resultado (v. 9b):  Y el Dios de paz estará con vosotros.  Cuando practicamos lo anterior, seremos beneficiados con disfrutar del Dios de paz. 

3.  Llevando toda ansiedad al Señor (1 Pedro 5:7).

       Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

       a.  Echando:

              1.  Rendirse, descargar en Dios nuestras preocupaciones y que cuando vengan sabremos qué hacer.

              2.  Es depositar toda nuestra confianza en el Dios todopoderoso debido, a que la ansiedad nos debilita.  

              3.  ¿Cuánto de nuestra ansiedad debemos rendir a nuestro Dios? en griego la oración dice así:  Toda la ansiedad de vosotros echando sobre él.  El énfasis está en toda.  

              4.  Echando es:  acción de esforzarse por lanzar algo lejos de nosotros.  Es una acción deliberada. 

              5.  Rendirse es como saltar de un paracaídas…nos lanzamos y ya.  Nos sentimos impotentes en la caída.  

CONCLUSIONES:

       1.  Veamos algunos sustitutos benéficos contra la preocupación en el Salmo 37.

       2.  Confiar en el Señor (v. 3).  Refugio seguro.  Estar seguro sin temor.

       3.  Deléitate en el Señor (v. 4):  ser maleable. 

       4.  Encomienda al Señor tu camino (vida):  mover, entregar, confiar.  Es mostrar o poner mi voluntad en las manos de Dios.  

       5.  Confiar en silencio (v. 7):  Descansar:  ser mudo, esperar.  Esperar pacientemente (esperar el tiempo de Dios).

       6.  Mateo 11:28, Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.  

 

lunes, 14 de marzo de 2022

Hacer tesoros en el cielo Una sabia decisión

Hacer tesoros en el cielo

Una sabia decisión

Mateo 6:19-24

Introducción:

       1.  Cuando se trata de invertir, la bolsa de valores es el mejor lugar para hacerlo.  Desde luego para ello, es importante dejarse asesorar por personas que se dedican a ello y así invertir con sabiduría y tener ganancias en nuestras inversiones. Nadie invierte para perder. Todo lo contario, invertimos para ganar.

       2.  Siempre que vayamos a invertir, es sabio buscar el consejo de un asesor financiero para saber cómo invertir y tener buenas utilidades.  Todo inversionista sabe, que el mercado es volátil (incertidumbre, cambios de precios con suma rapidez y con un alto volumen de operaciones.  Cuando hay noticias alarmantes, por eje. Guerras, huracanes, pandemias, cambios bruscos en la política, da como resultado el mercado se vuelve volátil y es un riesgo invertir.

       3.  Por lo general estamos orientados a las posesiones materiales.  Ellas en muchos casos nos hacen sentir seguros, nos dan estatuto y en algunos nos volvemos codiciosos y con falto de contentamiento (1 Timoteo 6:6-10).

       4.  Lucas 12:13-21, Jesús describe la parábola del rico insensato.  Un hombre con muchas posesiones materiales (mucho mas de lo necesario).  Este hombre con grandes planes para su vida pero, lleno de avaricia y sin considerar a Dios en sus planes.  Su inesperado final con sus trágicas consecuencias, debe ser una lección para todos nosotros.  

Bosquejo

1.  Invirtiendo con sabiduría (v. 19-21).

       No os hagáis tesoros en le tierra…sino haceos tesoros en el cielo.

       a.  No correr el riesgo (mercado volátil) v. 19:

              1.  Hay una prohibición:  No os hagáis tesoros (no acumular, almacenar, amontonar.  Desde luego somos llamados a fomentar una sabia administración de nuestros recursos. Acumular:  es juntar tanto dinero como sea posible…Ahorrar:  separar un porcentaje razonable de sus ingresos para una eventualidad futura.  

              2. La importancia del ahorro (no gastarlo todo, el que guarda…siempre tiene).  Jesús apunta a nuestro corazón cuando nuestras posesiones se convierten en nuestro tesoro (el rico insensato de Lucas 12:19-20, diré a mi alma:  Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años, repósate, come, bebe, regocíjate.  Pero…. Prov. 23:4, No te afanes por hacerte rico, sé prudente, y desiste.  

       b.  Razones (lo volátil del mercado), v. 19:    donde la polilla, y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan. 

              1.  Polilla, orín y ladrones representan lo volátil del mercado.  Los peligros de acumular riquezas.   Los dos primeros, son agentes de destrucción logrando que el valor de lo acumulado pierda su valor.  Siempre había el riesgo que los ladrones entrarán a las viviendas y robasen cosas de valor (hurtar:  excavar en las paredes de barro de una casa)

              2.  Las riquezas en el medio oriente en tiempos de Jesús era preservada por:  ganado, ropa, granos y oro.  No había cajas de seguridad o algo por el estilo.

       c.  Invirtiendo con sabiduría (v. 20):  sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.

              1.  Invertir en un lugar inmejorable:  haceos tesoros en el cielo…contrario a las anteriores citadas, esta inversión es segura y ni sujeta a lo volátil del mercado.  

              2.  Tesoros eternos pueden ser:  una relación genuina con Cristo (somos llamados hijos de Dios, Juan 1:12, Mas a todos lo que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios).  Una vida de servicio al Señor (Mateo 25:21, Y su señor le dijo:  Bien, buen siervo y fiel, sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré, entra en el gozo de tu señor).  1 Pedro 1:4 cómo es nuestra herencia:  incorruptible (no se destruye), incontaminada (no se contamina), inmarcesible (no se marchita).  Juan 14:2, voy, pues, a preparar lugar para vosotros…

       d.  Razones del por qué invertir en los cielos (v. 20b):  ni la polilla, ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.  Nuestra inversión espiritual aquí en la tierra, tiene repercusiones eternas y no están sujetas al mercado volátil de hoy.  1 Cor. 3:12-15, 2 Cor. 5:10 (todos compareceremos ante el tribunal de Cristo, para que reciba cada uno según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo). 

       e.  Escoger con sabiduría (v. 21):  Porque donde esté vuestro tesoro, allí también estará vuestro corazón.  

              1.  ¿Dónde está lo que mas amamos?  

              2. ¿Qué es lo prioritario en nuestra vida?  (Mateo 6:33, Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia…).

              3.  Los mejores tesoros son celestiales no terrenales. ¿Dónde estamos invirtiendo?  Desde luego después de Dios, nuestra familia debe ser prioridad (1 Timoteo 3:4-5).  

2.  Viendo con buena actitud (v. 22-23).

       …si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará en lleno de luz, pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas.  

       a.  Un ojo buen sabe cómo ver (v. 23).  Bueno:  liberalidad, generoso , abundantemente

              1.  La ceguera una de las limitaciones de todo ser humano que la tiene.  Algunas enfermedades de la vista:  Daltonismo:  incapacidad de distinguir colores mayormente el rojo.  Una persona que padece esta deficiencia todo lo ve con tonos blanco y negro o gris.  Miopia:  ve con claridad lo que tiene cerca pero borroso lo alejado. Astigmatismo:  defecto de ver borroso de todas las distancias.  La peor de todas es:  tener vista y no querer ver.

              2.  Aquí Jesús nos hace un llamado a tener la capacidad ver con buena actitud. ¿Cómo vemos la vida?  Una persona con buena actitud verá siempre bien (Prov. 15:15, Todos los días del afligido son difíciles, mas el de corazón contento tiene un banquete continuo).  Si somos personas de fe, andaremos por y confiados.  Andaremos en luz. La importancia de ver como Dios ve.  

       b.  Un ojo malo andará en tinieblas (v. 23):  pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas.

       1.  Maligno:  maldad, enemigo, malo por naturaleza…en la Septuaginta se puede traducir como mal de ojo, tacaño, poco generoso.  DT. 15:9, …mires con malos ojos a tu hermano.  

       2.  Andar en tinieblas es una persona materialista, egoísta, codiciosa y espiritualmente ciega.  

       3.  No reconoce ni anda en luz. Las posesiones materiales son su guía. 1 Timoteo 6:6-10, algunos principios:  Nuestra verdadera ganancia es la piedad (devoción hacia Dios), el dinero y posesiones materiales son de condición temporal (v. 7, nada hemos traído…nada podremos sacar), promover una vida sencilla (v. 8, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto), hay efectos dañinos al amor a las posesiones materiales (v.9-10)

3.  Hoy es día de tomar decisiones (v. 24).

       Ninguno puede servir a dos señores…No podréis servir a Dios y a las riquezas.

       a.  Aclaración oportuna (v. 24).

              1.  El pastor Miguel Nuñez dice:  existe una dicotomía entre lo que el cristiano que profesa cuando está en la iglesia y la manera como vive el resto de la semana. 

              2.  Jesús nos dice que no podemos servir a dos señores.  Debemos escoger con sabiduría.

              3.   Ya Jesús nos advirtió cómo debemos ver.  Las riquezas son representadas por Mamón (dios de las riquezas en griego).   Ambos, Dios Padre y Mamón tienen un rumbo y fin diametralmente opuesto. Veamos varias recomendaciones sobre el uso de los bienes materiales:

              a.  Prov. 23:4, No te afanes por hacerte rico, sé prudente y desiste.  No hacer de las riquezas nuestra meta o afán.  2 Pedro 2:14-15 (la codicia o el deseo de querer mas, crea hábito).

              b.  1 Timoteo 6:10, porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.  Tener posesiones no es condenado.  Es el amor lo que se condena.

       b.  Tomando decisiones.

              1.  El profeta Elías reta al pueblo tomar decisiones, 1 Reyes 18:21, ¿Hasta cuándo claudicaréis (seguir indecisos) vosotros entre dos pensamientos?  Si Jehová es Dios, seguidle, y si Baal, id en pos de él.  Y el pueblo no respondió palabra.  Es cuando vivimos una dicotomía (bifurcación, dos caminos, división). 

              2.  Josué 24:14-15, tomando decisiones firmes.  Yo y mi casa serviremos a Jehová.  Quitando los ídolos que tenemos en nuestros corazones.  Sepamos influir en quienes están en nuestro derredor. 

                      a.  Toda decisión tiene sus consecuencias.

                      b.  Liguemos nuestro proyecto de vida con los de Dios (Josué 23:6, 11).

                      c.  Mantenernos enfocados con el GPS divino.

                      d.  No hay progreso espiritual sin riesgos (mercado volátil).

Conclusiones:

       1.  Esta empresa había sido líder en el siglo XX.  Captó la llegada del hombre a la luna (1968) y había fabricado el 90% de películas vendidas en USA.  

       2.  Después de 120 años de historia, la compañía Kodak en el año 2012 se declaró en quiebra.  ¿Por qué sucedió eso?  No supo tomar las decisiones en su momento.  No supo ajustarse a los cambios de la tecnología   No hicieron los cambios oportunos a pesar de la nueva tecnología que venía (cámaras digitales).  Kodak dejó de comprender las necesidades de sus clientes.  No supo invertir cuando el mercado era volátil.

       1.  Kodak no supo escoger el momento oportuno para hacer cambios.  ¿Qué de nosotros?  ¿Estamos haciendo tesoros en el cielo?

       2.  Kodak, a pesar de su prestigio, antigüedad y experiencia, se quedó en el pasado y poco a poco en el olvido.  ¿Qué lugar tiene Dios en nuestras vidas?

       3.  Hoy es día de tomar decisiones de acuerdo con los propósitos de Dios no los nuestros.  Yo y mi casa serviremos a Jehová.  Es hacer tesoros en los cielos.  

 

miércoles, 2 de marzo de 2022

El amor como distintivo de un Ciudadano del Reino de Dios

El amor como distintivo de un 

Ciudadano del Reino de Dios

Mateo 5:38-48

Introducción:

       1.  En 1 Cor. 13:13 nos dice, Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres, pero el mayor (el mas grande, el mejor) es el amor.  ¿Cómo es el amor?  1 Cor. 13:4, es sufrido, es benigno…v.5, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor…v. 7, Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.  

       2.  Es el mayor de las tres virtudes cristianas debido a que es eterno (1 Juan 4:8, Dios es amor).  Veamos las varias formas de expresar amor en el idioma griego:

              a.  Eros:  es el amor demostrado entre los cónyuges por medio de las relaciones íntimas (el amor sexual).  De ahí viene el termino erótico. 

              b.  Storge  y filial:  el amor filial entre la familia y amigos. El amor cálido.  El aprecio mostrado entre la familia y amistades. 

              c. Ágape:  es el amor supremo que viene de Dios.  Se da sin esperar nada a cambio.  Es desinteresado.  Este tipo de amor el hombre natural (no conoce a Cristo como Salvador y Señor) no conoce este tipo de amor. 

       3.  La base de la fe cristiana es el amar a Dios y al prójimo (Mateo 22:35-40).  1 Juan 4:7-11.

Bosquejo

1.  El amor dice no al espíritu de venganza (v. 38-42).

       Oísteis que fue dicho:  Ojo por ojo, y diente por diente.  Pero yo os digo;…

       a.  La ley del talión:  

              1.  Esta expresión se repite por lo menos unas tres veces en el AT (21:24, Lev. 24:20, Dt. 19:21).  Denota la importancia de este principio legal de entonces.

              2.  La ley del talión (lex talionis), establecía un principio legal donde se el castigo que el infractor hacía debía recibir el mismo castigo o lo que fuese justo.  Si también, tratar de reducir la violencia y crimen, Y los que quedaren oirán y temerán, y no volverán a hacer mas una maldad semejante en medio de ti (DT. 19:20).

              3.  Esta ley, contrario a lo que se piensa popularmente, era asegurar el castigo adecuado y proporcional y nunca promover la venganza.  

       b.  Jesús nos da un nuevo principio (v. 39-42).

              1.  Pero yo os digo (v. 39).  Jesús en ningún momento altera o contradice esta ley.  Sencillamente afirma lo que la ley decía  o legislaba entonces.  Jesús confronta la tradición rabínica cuando había agregado a lo que Dios había dicho (v. 43, Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo (Lev. 19:18). No dice aborrecerás a tu prójimo.  

              2.  Con la modalidad que nos presenta, Jesús por un lado condena el espíritu de falta de amor y desea evitar el promover odio o anhelo de venganza (Romanos 12:19, 21).  Nuestra sociedad promueve un espíritu de venganza.  

              3.  Veamos los principios que Jesús nos enseña en este pasaje:

                      a.  Prohíbe el espíritu de venganza (v. 39, No resistáis al que es malo, antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra).  Al que es malo no resistir…vuélvele la otra mejilla:  no a la venganza y mostrar una actitud de mansedumbre y amor nunca venganza o rencor (volver la otra mejilla es simbólicamente).  Reaccionar contrariamente a lo que es normal es mostrar que somos ciudadanos del reino de Dios (Mateo 5:3, pobres en espíritu (humildad), v. 5, los mansos, v. 9, los pacificadores).  Lucas 23:34, Padres, perdónalos porque no saben lo que hacen).  Hoy está de moda el reclamar compensaciones.  ¿Cuál es nuestra reacción al maltrato o insulto?  

                      b.  Mostrar una actitud sumisa (v. 40-41):  y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa, y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, vé con él dos. 

                             1.  Túnica y capa, lo primero era una prenda exterior y lo segunda interior.  Ambas eran prendas muy valiosas y en su mayoría solo tenían una túnica y una capa.  

                             2.  Nuestra reacción debe ser la mejor cuando somos demandados por algo (quizá injusto).  Un hombre justo puede tener sus derechos, sin embargo no los reclamará.  

                             3.  Llevar la segunda milla:  la ley romana daba el privilegio al soldado romano de exigir a un civil llevar su carga por una milla solamente.  Pablo en Romanos 12:9-10, nos hace un llamado al amor sin fingimiento.   No mostrar un espíritu de amargura o enojo cuando las situaciones de la vida no salen como hemos planeado.  Por otro lado, no siempre seremos tratados con el respeto que merecemos. Aun ahí debemos mostrar buena actitud.

                      d.  Seamos generosos (v. 42):  Al que te pida, dale, y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses.  

                             1.  Hechos 20:35, recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo:  Mas bienaventurado es dar que recibir.  

                             2.  Nuestra ética cristiana, se distingue por dar…1 Crónicas 29:11-14.  Sobre prestar dinero sin usura (Éxodo 22:25,   Cuando prestares dinero a uno de mi pueblo, al pobre que está contigo, no te portarás con él como logrero (prestamista) no le impondrás usura…Lev. 25:35-37, DT 23;19, Salmo 15:5, el que su dinero no da a interés…).

2.  Principios de cómo mostrar el amor a nuestro prójimo (v. 43-48).

       a.  ¿Quién es mi prójimo? (Lucas 10:29). 

              1.  Para el israelita del AT, su prójimo era alguien de su mismo pueblo únicamente.

              2.  De ahí los fariseos se creyeron con el derecho y autoridad de agregar:  y aborrecer a tu enemigo (esto último nunca lo encontramos en las Escrituras).  Sin embargo, la ley mosaica legislaba en Éxodo 23:4-5, Si encontrares el buey de tu enemigo o su asno extraviado, vuelve a llevárselo.  Si vieres el a son del que te aborrece caído debajo de su carga, ¿le dejarás sin ayuda? Antes bien le ayudarás a levantarlo. 

              3.  La parábola del buen samaritano es la mejor respuesta que Jesús nos ofrece para saber quién es mi prójimo.  Desde el punto de vista de fariseos y publicanos, como ellos se creían justos y personas como publicanos, gentiles, prostitutas y hasta samaritanos debían ser rechazados y nunca ser considerados como prójimo.  

       b.  Primer principio amar al prójimo (v. 43):

              1.  El amor al prójimo es un distintivo de un ciudadano del reino de Dios (Juan 13:34-35, v. 5 el ejemplo de Jesús, los amó hasta el fin).  

              2.  Efesios 5:1-2, Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados, y andad en amor…nuestro llamado como ciudadanos del reino de Dios es imitarle (seguir los pasos de Jesús) amando a los demás.  Amar a Dios y al prójimo es nuestro mayor mandamiento (Mateo 22:35-40, Romanos 13:9-10).  El amor produce unidad.  

       c.  Amar a vuestros enemigos (v. 43):  

              1.  Un enemigo es aquella persona que nos maldice, aborrece, ultraja y hasta nos persigue por razón de nuestra fe.  

              2.  Veamos la conducta de esta persona:

                      a.  maldice:  proferir maldiciones (desear alguien sufra un daño)

                      b.  Aborrece:  aversión, odio, rechazar.

                      c.  Ultraja:  ofender, insultar atentando contra su dignidad, honor y credibilidad.

              3.  ¿Cómo debe ser la reacción de un ciudadano del reino de Dios cuando sufre lo anterior descrito?:

                      a.  Amar:  el amor de Dios no es discriminatorio ni selectivo (v. 45, hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos).  Amar es buscar el bien de los demás.  1 Cor. 13:1-3, Romanos 12:9-10.

                      b.  Bendecir:  hablar bien de otros.  

                      c.  Haced bien:  es llevar a la acción (hechos) de lo que decimos en palabras (Romanos 12:17, No paguéis a nadie mal por mal, procurad lo bueno delante de todos).  Procurad:  considerar de antemano, buscar por adelantado. Ver de antemano. Bueno:  mantener una conducta correcta de forma visible entre sus semejantes.  Mostrar una conducta honesta y justa.  No a los sentimientos disimulados (Tito 2:10, No defraudando, sino mostrándote fieles en todo, para que en todo adornemos la doctrina de Dios nuestro Salvador).  

                      d. Orad:  buscar que Dios haga la obra en estas personas.  Sean salvos (Lucas 23:34, Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen).  

                      4.  Sigamos el modelo de Cristo (v. 45, para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos).  1 Pedro 2:21, 23.  

       d.  Mejorando las expectativas (v. 46-47):

              1. v. 46 …si amáis a los que os aman…¿qué recompensa tendréis?

              2.  v. 47, si saludáis a vuestros hermanos solamente…¿qué hacéis de mas?  

              3.  No se trata de entrar en competencia quien hace mejor las cosas.  Tampoco de quién es e mejor de todos (los fariseos y escribas así se creían, Lucas 18:11, Dios te doy gracias porque no soy como los otros hombres…ni aun como este publicano).  

              4.  v. 48, Sed, pues perfectos…madurez, un mejor modelo posible a la vista de los demás.  Apoc. 3:2, no he hallado tus obras perfectas delante de Dios.  

CONCLUSIONES:

       1.  El amor genuino, es nuestra mayor defensa de nuestra fe cristiana (Juan 13:35, En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros).

       2.   La base de la fe cristiana es el amar a Dios y al prójimo.

       3.  En  1 Cor. 13:13, se describen las tres virtudes cristianas, fe, esperanza y amor… la mayor de ellas es el amor.

       4.  1 Cor. 16:14 nos recuerda, Todas vuestras cosas sean hechas con amor.

       5.  Nuestra meta como iglesia (Ef. 4:15-16):  siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo…recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.