top of page

Cómo enfrentar nuestros gigantes (1 Samuel 17:1-11)

Cómo enfrentar nuestros gigantes

1 Samuel 17:1-11

Introducción:

1. La batalla mas famosa del AT no se dio entre dos grandes ejércitos, sino mas bien entre dos personas. Un soldado llamado Goliat con una apariencia que amenazante. Medía unos 2.90 metros hy una armadura descomunal. Sin duda alguna, un buen ejemplar para la NBA. Por el otro lado, David, un pastorcito de unos 15 o 16 años sin experiencia militar pero que la Biblia le llama un varón conforme al corazón de Dios (1 Samuel 13:14, Hechos 13:22, He hallado a David hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero).

2. Enfrentamos gigantes todos los días no de 2.90 metros, ni con espadas. Quizá nuestro gigante sea un abuso del pasado sin superar. Quizá sea una grave enfermedad. Problemas financieros. Alcoholismo, drogadicción, pornografía, un matrimonio roto, deudas insuperadas, una traición, vejez, soledad, depresiones, ansiedad etc, etc, etc.

3. El pastor Erwing Lutzer dice, nuestro carácter es revelado de una forma mas clara por la manera como manejamos nuestras crisis. Israel reacciona con gran miedo (v. 11), huían de su presencia y tenían gran temor (v. 24). Ellos centraron su mirada en el gigante, su estatura y armadura. David, por el contrario centró su mirada en Dios y llama a Goliat, filisteo incircunciso (desde ya es un derrotado, no era parte del pueblo apartado de Dios). Este gigante se atrevió a provocar (desafiar, v.10, Hoy yo he desafiado, difamar, avergonzar, deshonrar, provocar) a los escuadrones del Dios viviente?. Centrar nuestra mirada en Dios nuestros gigantes caerán.

4. Hoy veremos: ¿Cómo enfrentamos nuestros gigantes?

Controlando nuestras crisis

Sabiendo que la batalla es de Dios

Usando nuestras armas espirituales.

Bosquejo

1. Controlando nuestras crisis (v. 11)

Oyendo Saúl y todo Israel estas palabras del filisteo, se turbaron y tuvieron gran miedo.

a. ¿Cuáles son nuestras crisis?

1. Hoy nuestros gigantes provocan crisis en nuestras vidas y nuestra fe se ve confrontada. No toleremos ningún tipo de gigantes. Hay que destruirlos inmediatamente.

2. Nuestras crisis son como Goliat (gigantes aunque sin espadas) esta puede ser un abuso del pasado sin superar, abandono, salud mental (estress, ansiedad, depresión), deudas, alguna enfermedad, alcoholismo, un matrimonio fracasado, falta de comprensión, una traición, vejez etc.

b. ¿Cómo reacciona Israel ante esta crisis? (v. 11, 24), Oyendo Saúl y todo Israel estas palabras del filisteo, se turbaron y tuvieron gran temor…Y todos los varones de Israel que veían aquel hombre huían de su presencia, y tenían gran temor.

1. Turbaron: afligir, asustar, quebrarse como un arco. Alterar su estado de ánimo.

2. Temor: miedo…pasión del ánimo que nos hace huir por considerar algo arriesgado o peligroso.

3. El temor de todo el ejército de Israel se fundamenta en la temible presencia de Goliat (v. 4, tenía una estatura de casi 3 metros). El reto de este gigante se ve acompañado de orgullo y humillar a Israel, v. 10, Hoy yo he desafiado al campamento de Israel, dadme un hombre que pelee conmigo. Desafiado: difamado, avergonzado, deshonrar, provocar…durante 40 días estuvo haciendo lo mismo. Nadie de Israel respondía al desafío de Goliat…hasta que apareció David.

4. Jesús y el temor:

Mateo 8:26, ¿Por qué teméis?

Juan 14:1, No se turbe vuestro corazón…v. 27, ni tenga miedo.

2 Timoteo 1:7, Porque Dios no nos ha dado espíritu de cobardía sino de poder…

El temor produce: duda en que Dios tiene respuesta…perdemos el control…afecta mi memoria y olvido lo que Dios ha hecho en el pasado…

c. David supera su propia crisis (v. 28-30). Oyéndole hablar Eliab su hermano mayor con aquellos hombres se encendió en ira contra David y dijo…Yo conozco tu soberbia y la malicia de tu corazón, que para ver la batalla has venido…Y apartándose de él…

1. ¿Quién es Eliab? Su hermano mayor (1 Samuel 16:6-7). Fue el primer desechado de parte de Dios para ser el futuro rey. Hasta el profeta Samuel se confundió, De cierto delante de Jehová está su ungido…No mires a su parecer…el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón. Nos dejamos impresionar fácilmente por físico, voz melodiosa, presencia carismática, nivel académico etc. Dios no se deja impresionar con facilidad contrario a nosotros.

2. Eliab posiblemente tenía una actitud de revancha (un pique y desquite) contra el mas pequeño de sus hermanos. Se encendió en ira contra David…Yo conozco tu soberbia y la malicia de tu corazón…(v. 28). Muchas veces la critica mas dura viene de nuestra propia familia (Juan 7:5, ni aun sus hermanos creían en él…1 Cor. 15:7, Después apareció a Jacobo (uno de sus hermanos). Vemos en Eliab lo fácil que es criticar y ver lo que tenemos dentro de nuestro corazón.

3. David demuestra control, sabiduría y humildad. Prov. 12:16, El necio al punto da a conocer su ira, mas el que no hace caso de la injuria es prudente. Prov. 15:1, La blanda respuesta quita la ira. Con frecuencia nuestro carácter se revela en cómo manejamos nuestras crisis (Erwin Lutzer). José es un buen ejemplo cómo gestionar nuestras crisis al perdonar a sus hermanos que le habían hecho tanto daño (Gn. 45:4-8).

4. ¿Qué hubiese pasado si David responde con la misma actitud a Eliab? David ahí comienza su victoria frente al verdadero enemigo, Goliat. La importancia de escoger las verdaderas batallas con sabiduría. Nuestro verdadero enemigo es Satanás el diablo (1 Pedro 5:8, Sed sobrios, y velad, porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar). v. 30, apartándose de él hacia otros…

2. Sabiendo que la batalla y la victoria es de Dios (v. 26).

¿Quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?

a. David se especializa en ver a Dios.

1. El gran contraste entre lo que ven los soldados de Israel (v. 24-25). Y todos los varones de Israel que veían aquel hombre huían de su presencia, y tenían gran temor.. Y cada uno de los de Israel decía: ¿No habéis visto a aquel hombre que ha salido? Él se adelante para provocar a Israel. Goliat estaba bloqueando la vista al verdadero gigante, El Dios de Israel (como cuando la luna tapa el sol, hay un eclipse). Eclipsar: oscurecer, deslucir, ensombrecer.

2. David se especializa en ver el poder de Dios sobre cualquier gigante. Veamos:

v. 26, los escuadrones del Dios viviente.

v. 36, ha provocado al ejército del Dios viviente.

v. 45, yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos el Dios de los escuadrones de Israel, a quién tú has provocado.

v. 46, Jehová te entregará hoy en mano, y yo te venceré…y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel.

v. 47, Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza, porque de Jehová es la batalla y él os entregará en nuestras manos.

3. Centrémonos en Dios nuestros gigantes caen. David califica a Goliat como un incircunciso (alguien fuera del pueblo de Dios, no era un santo, no pregunta por su hoja de vida). Saber esperar la promoción divina. David supo esperar y Dios lo respaldó.

4. Hebreos 12:2, puestos los ojos en Jesús…Mateo 14:30, Pero el ver el fuerte viento, tuvo miedo, y comenzó a hundirse…¿Dónde tenemos puesta nuestra mirada? En las circunstancias de la vida con todas sus crisis o en nuestro Dios. Jeremías 20:11, Mas Jehová está conmigo como poderoso gigante, por tanto…

3. Usando nuestras armas espirituales (v. 40).

Y tomó su cayado en su mano, y escogió cinco piedras lisas del arroyo, y las puso en el saco pastoril, en el zurrón que traía, y tomó su honda en su mano, y se fue hacia el filisteo.

a. David rechaza usar la armadura de Saúl (v. 38-39), Y Saúl vistió a David con sus ropas…Y ciñó David su espada sobre sus vestidos, y probó andar. Y dijo David a Saúl: Yo no puedo andar con esto, porque nunca lo practiqué. Y David echó de sí aquellas cosas.

1. No siempre lo que funciona para alguien funcionará necesariamente para otro. La armadura y el vestido de Saúl era adecuados para él , no para David (1 Samuel 9:2, …de hombros arriba sobrepasaba a cualquiera del pueblo…10:23, puesto en medio del pueblo, desde los hombros arriba era mas alto que todo el pueblo). En ese momento Saúl es un hombre adulto con una estatura sobresaliente. Por el contrario, David es apenas un jovencito entre 15-17 años. Asi que Saúl calculó muy mal al ponerle a David sus artículos de batalla y sus vestidos (creo con buena intención).

2. No intentemos imitar a los demás. Dios nos hecho únicos. Nos creó y rompió el molde.

3. David usa lo que sabe usar (v. 40), tomó su cayado en su mano, y escogió cinco piedras lisas del arroyo, y las puso en el saco pastoril en el zurrón que traía, y tomó su honda en su mano, y se fue hacia el filisteo.

Saúl intentó que David luciera lo mas rudo posible y debidamente preparado para enfrentar a Goliat (para Goliat David se miraba ridículo y se siento hasta ofendido, v. 42-43, le tuvo en poco (lo menospreció, despreció) ¿Soy yo perro para que vengas a mi con palos? ).

David entendió correctamente que esa batalla era principalmente espiritual. Era entre Jehová Dios de Israel y el dios de los filisteos. Yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tu has provocado (v. 45).

b. Usemos las armas espirituales.

1. 2 Cor. 10:3-5, Pues aunque andamos en la carne, no militamos en la carne, porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, refutando argumentos, y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.

Como creyentes todos tenemos nuestras propias batallas o guerra espiritual. Nadie está exento de ello.

Nuestra competencia o fortaleza no viene por nuestras capacidades o virtudes sino mas bien en nuestras armas espirituales que son poderosas.

Nuestra victoria está asegurada cuando obedecemos a las reglas divinas. Llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo (v. 5). La clave de nuestra victoria espiritual radica en nuestra obediencia a las reglas bíblicas no las nuestras.

2. David demuestra fe en el Dios de Israel y su protección (v. 40), y se fue hacia el filisteo. Quizá los soldados de Israel cerraron sus ojos cuando ven aquel jovencito no tan equipado para el momento y pensaron, ¡Es una muerte segura! v. 48-49, David se dio prisa, y corrió a la línea de batalla contra el filisteo. Y metiendo David su mano en la bolsa, tomó de allí una piedra, y la tiró con la honda, e hirió al filisteo en la frente, y la piedra quedó clavada en la frente, y cayó sobre su rostro en tierra. Y ¡zaz! Lo demás es historia sumamente conocida por todos. v. 50, Así venció David al filisteo con honda y piedra, e hirió al filisteo y lo mató sin tener espada en su mano.

APUNTES FINALES:

1. Nuestro carácter se revela en cómo enfrentamos nuestras crisis. ¿A quién vemos cuándo vienen esos gigantes?

2. Ningún problema de nuestra vida es mas grande que nuestro Dios.

3. Nuestras batallas pertenecen a nuestro Dios no a nosotros.

4. Hagamos buen uso de nuestras armas espirituales, eso hará la gran diferencia.

5. Zacarías 4:6, No es con ejército ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho, ha dicho Jehová de los ejércitos.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Andad en el Espíritu (Gálatas 5:16-18)

Andando en el Espíritu Gálatas 5:16-18 Introducción: 1.  En Hechos 1:8, Jesús da una promesa, recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo…hay una variedad de razones por las

Mensaje de Jesús a la iglesia de Laodicea (Apoc. 3:14-22)

Mensaje de Jesús a la iglesia de Laodicea Digamos no a la tibieza y orgullo espiritual Apocalipsis 3:14-22 Introducción: 1.  Durante los últimos domingos, hemos visto el mensaje de Jesús a las siete i

Mensaje de Jesús a la iglesia de Filadelfia

Mensaje de Jesús a la iglesia de Filadelfia En medio de las pruebas seamos victoriosos Apocalipsis 3:7-13 Introducción: ¿Quién es usted?  Con voz firme, autoritaria y despectiva, el oficial nazi le pr

Comments


bottom of page