top of page

Dios recompensa nuestra fidelidad (Hebreos 6:10)

Dios recompensa nuestra fidelidad

Hebreos 6:10

Introducción:

1.  ¿Cuál sería nuestra reacción si al llegar a la presencia de nuestro Dios nos dijera?:  Hijos, debo confesarles que no tengo la capacidad de cumplir todas las promesas que están inscritas en la Biblia  ¿Cómo reaccionaríamos?

2.  Gracias a Dios, no tendremos que enfrentar esa desagradable noticia. ¿Por qué estamos tan seguros que Dios sí cumplirá todo lo que nos ha prometido?

Juan 17:17, tu palabra es verdad.

Is. 40:8, Sécase la hierba, marchítase la flor, mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.

Mateo 24:35, El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

3.  Dentro de los atributos de Dios es el de ser fiel.  Dios es único y no se parece a nadie.  Fiel, significa ser confiable.  Lamentaciones 3:22-23, Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias.  Nuevas son cada mañana, grande es tu fidelidad (firmeza, leal, honradez, verdad, estabilidad).  Aunque las circunstancias de la vida no estén bien, el amor y fidelidad de Dios siempre están en favor nuestro.

4.  Siempre ha sido complicado confiar en las personas.  Pero con nuestro Dios es diferente.  Lamentaciones 3:23, grande es tu fidelidad (firmeza, leal, honradez, verdad, estabilidad).

Bosquejo

¿Cómo se muestra la fidelidad de Dios en nosotros?

1.  Cuando administramos fielmente lo recibido (Mateo 25:21, 23).

Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes.  A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad, y luego se fue lejos (v. 14-15)

a.  Dios conoce nuestras capacidades y limitaciones:

Este hombre distribuye sus bienes (posesiones, riquezas, propiedades).

Sabiamente sabe cómo dar responsabilidades.  Capacidad…poder, eficacia, habilidades etc.  Dios no nos dará una responsabilidad que no estemos capacitados.  Así que no tengamos ningún temor.  Dios es sabio y no nos dará una carga muy pesada que no podemos llevar (1 Cor. 10:13, No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana, pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados mas de lo que padáis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar).

Debemos aceptar no todos tenemos las mismas capacidades.  Y tengamos un espíritu de contentamiento con lo recibido.  No estemos comparándonos en lo que tenemos y lo que no.  Comparación:  es una actitud de insatisfacción con lo recibido por Dios y que produce falta de contentamiento y deseo de tener lo que otros tienen.

b.  Dios recompensará nuestra fidelidad (v. 21, 23).

No pierden tiempo (v. 16, El que había recibido los cinco talentos, enseguida fue y negoció con ellos y ganó otros cinco talentos, BLA).  Enseguida:  sin perdida de tiempo.  Un llamado al uso sabio de nuestro tiempo (Ef. 5:15-16, Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos).  El tiempo es un recurso sumamente valioso que nunca se recupera.  De ahí el llamado divino a hacer un uso sabio de las 24 horas recibidas.  Estos dos siervos inmediatamente negocian los bienes recibidos.  ¿Cómo estamos invirtiendo nuestro tiempo para extender el reino de Dios?  ¡Qué trágico es cuando no hemos sabido aprovechar las oportunidades que Dios nos ha dado! Prov. 10:5, El que recoge en el verano es hombre entendido, el que duerme en el tiempo de la siega es hijo que avergüenza.

Dios es fiel en recompensar nuestra fidelidad (v. 21, 23):  Bien, buen siervo y fiel, sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré, entra en el gozo de tu señor.

Tarde o temprano daremos cuenta (v. 19, arregló cuentas con ellos).  ¿Por qué daremos cuenta?  Porque lo que tenemos no es nuestro.  Todo lo hemos recibido del Señor (1 Crónicas 29:14, …Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos).  Veamos cómo los siervos rinden cuentas:  v. 20, Señor, cinco talentos me entregaste, aquí tienes…v. 22, Señor, dos talentos me entregaste, aquí tienes…2 Cor. 5:10, Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo…

El Señor recompensará mi actitud al servirCol. 3:23, Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres.  Todo lo que hacemos en el ministerio es para glorificar a Cristo no a los hombres.  Bien, buen siervo y fiel.  Bueno:  beneficioso en sus efectos. Útil, provechoso. Fiel:  digno de confianza, seguro etc.

El Señor recompensará mi diligencia (responsabilidad).  Ambos reciben diferente cantidad de responsabilidad (a uno dio cinco a otro dos), pero ambos reciben mismo elogio.  Somos tan responsables si hemos recibido un solo talento como si hemos recibido 5.

2.  Cuando hacemos lo mejor para el Señor (1 Pedro 4:10).

Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

a.  Llamados ser buenos servidores:

Cada uno: lo maravilloso a venir a Cristo, que somos bendecidos con capacidades espirituales que nos capacitan para servir al Señor dentro de la iglesia.  Nadie ha quedado excluido.  1 Cor. 12:11, Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo (distribuir) a cada uno en particular como él quiere.  Todos tenemos lugar y espacio en el ministerio.  Desde luego, no todos vamos hacer lo mismo.  Tenemos diferentes funciones.

Debemos poner en servicio lo recibidominístrelo a los otros.  Minístrelo:  διακονεω (diaconeo), ponerlo al servicio de los demás.  En la vida de la iglesia y en su servicio, no hay lugar ni espacio para personas egoístas que no buscan la gloria de Dios.  Las capacidades espirituales recibidos son para ser usados en servir al pueblo de Dios

Seamos buenos (excelentes) administradores:  así como en Mateo 25:21, 23, la Biblia mantiene un orden en lo que escribe.  De nuevo debemos ser fieles al llamado divino.

Hay lugar para todos, multiformede muchos colores.  Dios es original y lo muestra a través de nosotros.  Somos distintos.  Tenemos diferentes estilo al hacer las cosas.  Para complementarnos no para competir.  1 Cor. 12:25, Para que no haya desavenencia en el cuerpo.  Desavenencia:  cisma, división, rotura, separación. Una iglesia dividida es una iglesia débil.  Ese es el propósito de Satanás poniéndonos a pleito (Ef. 6:12, no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados…contra huestes espirituales de maldad…).

b.  Recordemos a quién servimos (Col. 3:23-24).  Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para os hombres, sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.

Nuestro servicio enfocado en el Señor: todo lo que hagáis, hacedlo de corazón (bien hecho, lo mejor, no como salga).  Hacedlo (imperativo).  Todo lo que hacemos en el servicio en la obra e inclusive en nuestros trabajos, hacedlo bien.  No servimos al pastor de turno ni líderes.  Lo hacemos para el Señor.

La recompensa viene del Señorsabiendo…esto es algo que ya sabemos.  No debe ser ninguna novedad.

3.  Dios garantiza su promesa de recompensa (Hebreos 6:10).

Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra   y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.

a.  Dios lo ha prometido, Dios lo cumplirá

Dios no es injusto:  αδικος, deshonesto, malvado, no hace lo que debe.  Dios no es como nosotros.  Nos equivocamos muchas veces cuando damos un veredicto.  2 Timoteo 4:8, Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo…ahí radica nuestra esperanza y confianza.  Dios es justo y garantiza su recompensa.

Dios no olvida nuestro servicio.  Nosotros sí debido a nuestra limitación que Dios no lo tiene.   

Apocalipsis 22:12, He aquí vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

Galardón:  paga, salario, premio, retribución.

Recompensar:  pagar deuda, cumplir promesa.  Entregar.

A cada uno:  la recompensa será individual no de grupo.  Así como el juicio final será individual.

Apocalipsis 22:6, Estas palabras son fieles y verdaderas (Apoc. 21:5).  Esto da seguridad, confianza y motivarnos a dar lo mejor al Señor.

Apuntes finales:

1.  Mateo 24:35, El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.  Su palabra es eterna y segura en su cumplimiento.

2.  Mateo 25:21, 23, Bien, buen siervo y fiel, sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré, entra en el gozo de tu señor.

3.  Apoc. 22:12, He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

4.  Todo lo anterior debe motivarnos para servir al Señor y dar lo mejor de nosotros.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tomando decisiones (Josué 24:15)

Tomando decisiones Josué 24:15 Introducción: 1.  Cumplir un aniversario es sinónimo de gratitud pero también de asumir un nuevo compromiso y toma de nuevas decisiones. 2.  Siempre es importante tomar

El padre que yo quiero ser (Lucas 15:20-24)

El padre que yo quiero ser Lucas 15:20-24 Introducción: 1.  La parábola del hijo pródigo una de las mas conocidas de Jesús, tiene una mejor comprensión cuando conocemos la ceremonia qetsatsah. 2.  Era

!Hola, soy Zaqueo! (Lucas 19:1-10)

¡Hola soy Zaqueo! Lucas 19:1-10 1.  ¿Quién era Zaqueo? (v. 1-2) a.  Conozcamos a Zaqueo: 1.  Su nombre significa puro (sin mezcla, limpio, libre de impureza).  ¿Qué cosas deben estar puros para comer

Comments


bottom of page