top of page

Regalos que sus hijos no pueden romper (Ef. 6:4)

Regalos que sus hijos no pueden romper

Efesios 6:4

Introducción:

1.  Como padres debemos estar conscientes de los grandes desafíos que enfrentamos diariamente.  Por ello, es importante buscar sabiduría divina en como enfrentar esos retos y ser buenos padres.

2.  Creemos, muchos de los padres que estamos aquí, si pudiésemos retroceder el tiempo y corregir errores, lo haríamos.

3.  En este día que celebramos el día del niño en CCF, queremos expresar a nuestra iglesia infantil (la iglesia de hoy y mañana), lo valioso que son.  ¿Qué regalos podemos ofrecerles este día y que tengan consecuencias para el resto de sus días:

Valor personal

Estímulo

Perdón y amistad

Bosquejo

1.  Valor personal.

He aquí, herencia de Jehová son los hijos, cosa de estima el fruto del vientre (Salmo 128:3).

a.  La importancia de nuestros hijos.

Herencia:  es un patrimonio.  Un bien que se tiene y es valioso.

Estima:  recompensa, galardón dado por Dios.  ¿Hemos considerado nuestros hijos como un regalo divino?

b.  Expresándole su valor personal:

La necesidad mas urgente de un hijo es sentirse amado y aceptado por sus padres.  Génesis 37:3, Y amaba Israel a José mas que todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez, y le hizo una túnica de colores.

Los hábitos se aprenden en casa. Gn. 25:28, Y amó Isaac a Esaú, porque comía de su caza, mas Rebeca amaba a Jacob.  Cada hijo es singular, único y especial.

Cuando comunicamos amor y aceptación influimos para bien en la vida de ellos.  Así nosotros mismos tomamos el ejemplo de nuestro Padre Dios.

Romanos 5:8, Mas Dios muestra su amor para con nosotros que siendo aun pecados, Cristo murió por nosotros.

1 Juan 4.19, Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.

Jeremías 31:3, Con amor eterno te he amado, por tanto te prolongué mi misericordia.

Debe ser un amor incondicionalEso da seguridad al hijo.  Debemos amar al hijo no porque se porta bien.  Tiene buenas notas en la escuela.  Obedece.  Amamos incondicionalmente a nuestro hijo por lo que es no por lo que hace.

Leí en un periódico un anuncio:  Paco, hijo todo está olvidado.  Te amo.  Te espero en el parque este domingo a la 1 pm.  Ese día llegaron muchos jóvenes de nombre Paco.  Todos con necesidad de sentirse amados por sus padres.

2.  Dar estímulo (1 Tes. 5:11).

Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.

a.  Haciendo labor pastoral:

Estímulo es:  dar ánimo, estar junto a…apoyo…el término es similar al del ES παρακαλεω (confortar, animar, consolar).

El estímulo es el amor en acción. Hebreos 12:1, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos…en nuestra carrera como padres, tenemos una gran cantidad espectadores viendo cómo estamos haciendo nuestra labor como padres si lo estamos haciendo bien.

Los conflictos y situaciones que nuestros hijos enfrentan hoy son diferentes a las nuestras en nuestra época y país.  El bullying es una situación que nuestros hijos enfrentar casi a diario. Necesitan estímulo de parte nuestra.

No cometamos el grave error de compararlos.  Cada hijo es especial y que ellos lo sientan así.  Necesitan ser elogiados por sus logros y estímulo por sus fracasos.

Dos situaciones a considerar:

a.  Saber cuándo lo que el hijo necesita es un desafío y no un consuelo. No es bueno ayudar a los pollitos salir del cascarón.  Hacerlo es ayudarlos a morir.  Lucha contra el cascaron es desarrollar la fuerza para sobrevivir.  No sobreproteger al niño.  Ellos necesitan desarrollar sus propias habilidades  y sobrevivir al medio donde viven.  Es bueno que el niño se acostumbre a dormir sin necesidad ser arrullado.

b.  Hacerlos responsables de sus acciones.  Estimularlos a tomar sus responsabilidades con entusiasmo.  No estaremos con ellos toda la vida. Si no aprenden cómo defenderse solos mucha de sus frustraciones será nuestra culpa.  Josué 1:9, Mira que te mando que te esfuerces y sea valiente…Dios pudo introducir al pueblo con su poder sin necesidad alguna que Josué y el pueblo pelearan por la tierra.

b.  Sigamos la instrucción bíblica (Ef. 6:4), Y vosotros padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.

Obedeciendo la prohibiciónno provocar a ira al hijo.  Es cuando no somos sabios en cómo ejercer la disciplina adecuada.  No debemos caer en el grave error de castigar al hijo enojados y hasta a veces por situaciones ajenas al hogar (perdió su equipo favorito por eje).  Prov. 19:18, Castiga a tu hijo en tanto hay esperanza, mas no se apresure tu alma para destruirlo.

Castiga:  instruir, corrección, guiar,

Destruirlo:  hacerlo morir, perder la vida.  Desde luego hay un fuerte llamado a no caer en el abuso físico y de ninguna otra naturaleza.

Apresure:  el balance, equilibrio en la correcta disciplina.  Evitamos situaciones que podemos lamentar cuando establecemos límites claros.  Eso da seguridad al hijo.  Sabe hasta dónde puede extenderse.  Gn. 2:16-17, Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo:  De todo árbol del huerto podrás comer, mas del árbol de la ciencia del bien y del mal NO comerás, porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.  Dios como Padre da un ejemplo cuando establece límites y da las consecuencias cuando se traspasan esos límites.  Mismo modelo debemos seguir con nuestros hijos.  Nuestra responsabilidad como padres es proveerle lo necesario al hijo que estudie y tengo un entorno bueno.  Así también hacerle saber las consecuencias cuando no es disciplinado en sus estudios y no avanza.

Obedeciendo el mandato:  criadlos en disciplina y amonestación del Señor.

Criadlos:  llevarlos a la madurez (pastorear su corazón), alimentar, nutrir, entrenar (para la vida).

Disciplina:  paideia (pedagogía, pediatría), instrucción sistemática.

Amonestación:  colocar en la mente (pastorear el hijo)

3.  Perdón y restauración (Lucas 15.20).

Y cuando aun estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.

a.  El perdón en la relación padre-hijo:

Perdón es:  liberar a alguien de una deuda mostrando compasión y misericordia hacia esa persona.  El perdón es fundamental en el cristianismo porque, tenemos un Dios perdonador.  El perdón nos libera tanto al ofensor como al ofendido.  Todos nos beneficiamos cuando hay un espíritu de perdón.

¿Qué merecía este hijo menor?

La costumbre de entonces condenaba severamente la conducta de él.  El v. 13 agrega, No muchos días después, juntándolo todo, el hijo menor, se fue a una provincia apartada, y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.  Juntándolo todo:  hizo efectivo todo lo recibido.  Necesitaba dinero en efectivo.  Desperdició:  disipar, dilapidó, aventar, tirar por la ventana, malgastar).  Lo que no cuesta, hagámoslo fiesta.

La herencia (la tierra) según Lev. 25:23, La tierra no se venderá a perpetuidad…1 Reyes 21:2-3, Y Acab habló a Nabot, diciendo:  Dame tu viña para un huerto de legumbres, porque está cercana a mi casa, y yo te daré por ella otra viña mejor que esta. O si mejor te pareciere, te pagaré su valor en dinero.  Y Nabot respondió a Acab:  Guárdeme Jehová de que yo de a ti la heredad de mis padres.

Este hijo había causado vergüenza a su padre por su mal proceder.  ¿Merecía perdón?  Según la costumbre, papá debía recibirlo con una bofetada, castigarlo severamente.  No merecía ni ser contratado ni como jornalero (v. 19, hazme como a uno de tus jornaleros).

Papá muestra perdón, misericordia, reconciliación con este hijo rebelde.  v. 20, Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.

Papá muestra aceptando al hijo a pesar de…v. 22, rápido…sacad el mejor vestido (honrarle), poned un anillo en su mano (autoridad), y calzado en sus píes (restaurar a su condición de hijo no como jornalero o esclavo).

Apuntes finales:

1.  Nuestros hijos (no importa su edad), necesitan nuestra aprobación, amor, aceptación y un espíritu de perdón.

2.  Consideremos a nuestros como una herencia de Dios.  Ellos deben sentirse como algo valioso para nuestras vidas.

3.  Promovamos un espíritu de perdón y reconciliación con nuestros hijos a pesar de…Hijo te amo…lo necesitan escuchar.  Estos son regalos que no se rompen jamás.





 


1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Ana o Penina, usted decide (1 Samuel 1:1-11)

Ana o Penina, usted decide 1 Samuel 1:1-11 Introducción: 1.   La influencia de una madre dura para toda la vida.  Lo puedo ver en la vida de nuestros propios hijos.  En la vida de Ana madre de Samuel

Edificando la siguiente generación (Deut. 6:1-9)

Edificando la siguiente generación Deuteronomio 6:1-9 Introducción: 1.  Mayo es el mes de la familia.  Estaremos compartiendo temas alusivos a la familia. Todos debemos estar conscientes del momento q

Frutos al andar en el Espíritu (Gálatas 5:22-25)

Frutos al andar en el Espíritu Gálatas 5:22-25 Introducción: 1.  Al ascender Jesús a los cielos, no nos ha dejado desprovisto.  Juan 14:16, Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que es

Comments


bottom of page