lunes 20 de noviembre de 2017

Conectados a través del servicio (Ef. 5:15-21).

Conectados a través del servicio (Ef. 5:15-21).
Hemos estado afirmando, que la vida se rige por medio de reglas.  Dios ha establecido reglas cómo servirle y cómo conectarnos a unos a otros a través del servicio.  Dios nos ha llamado a servirle por medio de un espíritu de equipo.  En la obra del Señor no hay cabida para personas que no desean conectarse con los demás. Pablo en 1 Cor. 12:12 afirma, Porque así como el cuerpo es uno,  y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.  Dios nos ha llamado a servirle en unidad y así ser mas efectivos.  Esto lo lograremos:  Siendo sabios.  Aprovechando bien el tiempo y siendo llenos del Espíritu Santo.
         Pablo, en el pasaje arriba citado nos dice que debemos ser siendo sabios (v. 15), Mirad, pues, con diligencia como andéis, no como necios sino como sabios.  Mirad, es un llamado de urgencia.  Debemos observar con diligencia.  Diligencia es un llamado ser cuidadosos, preciosos, exactos.  Es vivir en estado de alerta.  Vivimos en un mundo complicado donde fácilmente nos desvaímos del camino angosto y la puerta estrecha y de nuestras prioridades (Marcos 4:18-19).  Debido a los afanes del diario vivir, tenemos falta de diligencia y descuidamos nuestro llamado al servicio al Señor.  Una persona sabia (Prov. 1:7) es aquella que aplica los principios bíblicos al diario vivir. 
         Aprovechando bien el tiempo (v. 16).  Es un llamado  a tener la capacidad de administrar correctamente el tiempo.  Debemos apreciar el valor que tiene el tiempo y así restablecer prioridades en nuestra vida.  Todos tenemos las mismas 24 horas.  Lamentablemente no todos tenemos la misma capacidad de aprovechamiento.  El libro de Proverbios condena fuertemente la pereza.  En Prov. 24:30-32 dice:  Pasé junto al camino del hombre perezoso, y junto a la viña del hombre falto de entendimiento.  Y he aquí que por toda ella habían crecido los espinos, ortigas habían ya cubierto su faz y su cerca de piedra estaba ya destruida.  Miré, y lo puse en mi corazón, lo vi, yo tomé consejo.  El termino tiempo (kairoV, kairos), significa tiempo concreto, específico, adecuado, oportuno.  Es el tiempo de Dios de calidad.  Cronos por el contrario es el tiempo cuantitativo (medir el tiempo en horas).  Una de nuestras mayores fallas está justamente en el mal uso del kairos.  No aprovechamos el tiempo en la escuela, los tiempos de nuestra vida (por eje, la juventud creemos es eterna y nunca envejeceremos) muchas veces nos casamos en el tiempo equivocado, tenemos hijos muy adultos y nos los disfrutamos.  Pablo agrega la razón:  los días son malos.  Pablo vivió en tiempos del imperio romano donde había incertidumbre, falsas doctrinas, corrupción, ocultismo, diversos tipos de amenazas etc.  Hoy nuestros días malos están amenazados por problemas de salud, finanzas inciertas, baja moralidad, herejías, problemas familiares, falta de empleo, trámites migratorios etc.  De ahí la gran necesidad y responsabilidad del manejo sabio del tiempo.
         Seamos entendidos (v. 17).   Por tanto, no seáis insensatos sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.  Insensato es alguien imprudente, inmaduro en sus actos y por ende necio.  La insensatez nos llena de pánico y nos hace correr en diferentes direcciones.  Jesús en Lucas 10:41-42 le habla a Marta, hermana de Lázaro y María, Marta, Marta, afanada y turbada estas con muchas cosas.  Pero solo una cosa es necesaria, y María ha escogida la buena parte, la cual no le será quitada.  Jesús en tono afectuoso y tierno le hace ver su actitud.  Su afán y preocupación interna lo manifiesta con su enojo externo.  Le  hace ver que su crítica a María era injustificada y que mas bien debía imitar su ejemplo.  Preocupada significa:  andar por el suelo de un lado a otro.  Excesivamente atareada.  Debemos ser entendidos.  Es entrar en el proceso de tener la mente de Dios.  Es conectarse con Él y vivir de acuerdo en sintonía con Sus propósitos para nuestras vidas (Prov. 2:1-7).  Discernir:  es la capacidad de separar lo verdadero con lo falso.  Caer en la insensatez es perder los propósitos de Dios en Su servicio.
         Seamos llenos del Espíritu Santo (v. 18-21). Es una sujeción diaria a la Persona del Espíritu Santo mostrando Sus frutos (Gálatas 5:22-23, amor, gozo, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza contra tales cosa no hay ley.  Ser llenos del Espíritu Santo afectará nuestra vida para bien.  Pablo nos describe cómo demostraremos la llenura del ES:
         1.  Actitudes y palabras adecuadas entre nosotros y para alabar a Dios (v. 19): Hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales (los recursos para alabar al Señor).  Nuestra alabanza debe ser dirigida únicamente a nuestro buen Dios.  Deben ser cantos con contenido bíblico. Hoy cantamos mucho pero poco contenido bíblico.
         2.  Actitud de gratitud permanente (v. 20):  Dando gracias por todo al Dios y Padre en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.  Podemos responder a la gratitud de diferente forma:  Con indiferencia lo cual es lo mas común.  O con gratitud genuina (Lucas 17:15-16).  Este tipo de gratitud expresa confianza, reconocimiento y humildad de la provisión fiel de Dios a favor nuestro.  Seamos un pueblo con gratitud constante:  dando siempre gracias (Salmo 34:1, 1 Tes. 5:18).

         3.  Sujeción mutua (v. 21): cuando nos sujetamos mutuamente nuestro servicio al Señor y relación matrimonial es mas efectiva.  Pablo en Fil. 2:3 dice, Nada hagáis por contienda o por vanagloria, antes bien con humildad.  No deja ser un desafío en nuestras vidas este llamado. Recordemos, la vida se rige por medio de reglas.  Dios ha establecido reglas cómo servirle y cómo conectarnos a unos a otros a través del servicio.  Dios nos ha llamado a servirle por medio de un espíritu de equipo.  Seamos sabios.  Aprovechamos bien el tiempo y seamos llenos del Espíritu Santo.  Bendiciones a todos.