lunes 26 de septiembre de 2016

Jesús sana una mujer enferma (Lucas 13.10-17).

Jesús sana una mujer enferma (Lucas 13.10-17).
Cuando hablamos de legalismo, nos referimos a aquella posición, donde se antepone las reglas humanas a las de Dios.  Durante el ministerio terrenal de Jesús, tuvo que enfrentar con dureza, el legalismo imperante de su época.  Constantemente, los evangelios describen duros enfrentamientos de Jesús con los fariseos, sacerdotes y escribas que se oponían a las enseñanzas de él con su mensaje de amor, compasión, misericordia contra lo que ellos enseñaban y exigían al pueblo.  Es interesante que el primer concilio de la iglesia descrito en Hechos 15, se debió justamente a lo mismo. La iglesia en sus inicios se vio infiltrada por el legalismo, Si no os circuncidáis conforme al rito de Moisés, no podéis ser salvos (v. 1).  El apóstol Pedro con la autoridad recibida del Señor aclara en esa reunión como una de las conclusiones:  Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?.  Antes creemos que por la gracia del Señor Jesús seremos salvos, de igual modo que ellos (v. 10-11). 
            En Lucas 4:18-19, Jesús describe su filosofía de ministerio:  El Espíritu del Señor está sobre mi, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres, me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón, a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a predicar el año agradable del Señor.  A través de los evangelios, se describe cómo Jesús realizó su filosofía de ministerio en beneficio de todas aquellas personas que estuvieron a su alrededor y creyeron en él.  Lucas 13:10-17, nos describe  el milagro en beneficio de una mujer enferma por 18 años.  Dicho milagro sucede dentro de una sinagoga y es realizado un día de reposo (sábado).  Debemos recordar, uno de los mayores temas de controversia en el ministerio de Jesús y los líderes religiosos era justamente sobre el día de reposo (Lucas 6:9, …¿Es lícito en día de reposo hacer bien o hacer mal?   ¿Salvar la vida, o quitarla?, Lucas 14:3, ¿Es lícito sanar en el día de reposo?).  Los rabinos sostenían que la sanidad de alguien no es permitida en el día de reposo a menos que hubiera una clara probabilidad que la demora fuese fatal o esa persona moriría. 
            El legalismo consiste en anteponer las leyes o reglas humanas a las de Dios.  En muchas ocasiones, el legalismo obstaculiza el desarrollo de las cosas (Fil. 3:7-8, Romanos 10:2-4).  Jesús llama a la iglesia y a nosotros sus miembros, a manifestar la compasión, el amor, la misericordia y el perdón contrario a no esclavizarnos en el legalismo (desde luego sin caer en el libertinaje).  Lucas describe esta mujer hacia dieciocho años tenía un espíritu de enfermedad, y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar (v. 11).  Jesús al verle toma la iniciativa le llama y le dice:  Mujer, eres libre de tu enfermedad.  Y puso las manos sobre ella, y ella se enderezó luego, y glorificaba a Dios (v. 12-13).  Esta mujer debe ser un ejemplo en paciencia y perseverancia.  Por un lado padeció una larga enfermedad.  Aquí es un llamado a la paciencia que todo hijo de Dios debe manifestar al enfrentar las adversidades de la vida.  Salmos 40:1 dice, Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.  Paciencia es la capacidad de soportar las adversidades sin perder la calma, con tranquilidad.  Hebreos 12:1 nos pide,  correr con paciencia…Así también esta mujer nos muestra perseverancia.  A pesar de su salud, la vemos en la sinagoga.  No dejó de congregarse a pesar de….Una gran lección para nosotros hoy día.  Jesús confirma su filosofía de ministerio sanando esta mujer dejándola libre de su enfermedad.

            Hemos hablado algo sobre el legalismo.  Este se nota cuando el líder de la sinagoga lo demuestra enojándose. Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese sanado en el día de reposo, dijo a la gente:  Seis días hay que se debe trabajar, en éstos, pues venid y sed sanado, y no en este día de reposo (v. 14).   Si lo vemos con un poco de ironía,  imaginémonos que Jesús obedece a este líder legalista y Jesús vuelve a llamar a esta mujer y le ordena a la enfermedad que regresa a ella y vuelve a su anterior situación…..vuelve a estar encorvada hasta el día que corresponde según este líder.  Mientras esta mujer y los presentes glorifican a Dios, este hombre se enoja. Sin duda alguna, el legalismo junto con el fanatismo nos ciega.  Aunque este hombre estaba frente a la Luz del mundo, seguía en tinieblas.  La respuesta de Jesús es contundente, Hipócrita (v. 15, Lucas 12:1-3, 16:15).  Los fariseos mostraban mas misericordia por el ganado pero no por la necesidad de esta mujer.  Jesús en Marcos 2:27-28 confirma la razón de ser del día de reposo.  En pocas palabras, el día de reposo Dios lo hizo para nuestro beneficio.  Que fuese de bendición, descansar y adorar al Señor.  Los fariseos cambiaron ese propósito e hicieron esclavo al hombre con una carga de tradiciones (Hechos 15:10).  Los resultados finales son:  los adversarios de Jesús se avergüenzan    y  todo el pueblo se regocija por la obra gloriosa hecha por Jesús en beneficio de este mujer.  Tristemente, el legalismo sigue y se demuestra cuando imponemos cargas a otros extra bíblicas pero nosotros no estamos interesados en llevarlas.  Cuando cuestionamos uso de maquillaje en las damas.  Vestimenta, largo de cabello.  No ir al cine (no lo promovemos tampoco). Legalismo es confianza en nosotros mismos en lo que somos y hacemos (Lucas 18:9-12).  Cuando establecemos nuestras propias leyes e imponemos otras no bíblicas.  Salvación por obras no por la gracia de Dios (Ef. 2:8-9).  Así como este mujer fue libre de su enfermedad, iglesia, seamos libres del legalismo.  Bendiciones a todos.