lunes 24 de julio de 2017

Cualidades que hacen ser un servidor de Cristo (Filipenses 2:19-24).

Cualidades que hacen ser un servidor de Cristo (Filipenses 2:19-24).
Me gusta Cristo.  Me gusta la forma de pensar de Cristo.  Me gusta su legado, sus enseñanzas, su mensaje, su pensamiento que él quiso transmitir a todo el mundo pero……no me gustan los cristianos.  Ellos no se parecen a Cristo (Mahatma Gandhi).  Sin duda alguna, lo anterior debe confrontar nuestra vida como el estilo en nuestro andar diario.  Nos hemos puesto a pensar si vivimos según las normas bíblicas al grado de parecernos a Cristo.  ¿Es nuestro estilo de vida un reflejo del Hijo de Dios?   Aunque Gandhi ya murió, hagamos que su pensamiento esté equivocado por nuestro andar diario digno (Efesios 4:1). 
            Vivimos en un mundo sumamente egoísta donde estamos centrados únicamente en nosotros mismos.  Según Hechos 11:26, ….y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.  Esto sucedió probablemente unos 15 años después de la fundación de la Iglesia.  Antes de ese tiempo se les llamaba discípulos, creyentes, santos y seguidores del Camino.  La identificación de cristianos venía por ser seguidores de Cristo y lo asociaban con él.  Así que, ser cristiano es ser un seguidor incondicional de Cristo.  Cuando nos llamamos cristianos, estamos reclamando para nosotros mismos que nuestra identidad está asociada con la Persona misma de Jesús.  Nos hemos negado a nosotros mismos y hemos tomado la firme decisión de seguir y obedecerle.  Sabía usted, que el evangelio no es una sencilla y simple invitación a ser un seguidor de Cristo sino mas bien en sus esclavos (ser esclavo es que somos propiedad de alguien y estamos obligados a obedecer su voluntad sin cuestionar).
            En el pasaje arriba citado, Pablo describe las cualidades ejemplares del joven Timoteo. Lo describe como un buen segundo.  Timoteo se le llama verdadero hijo en la fe (1 Timoteo 1:2).  Pablo lo conoce en su primer viaje misionero.  Hechos 16:2 dice de él, y daban buen testimonio de él los hermanos que estaban en Listra y en Iconio.  Es mencionado con frecuencia en las cartas del apóstol (Romanos 16:21, 2 Cor. 1:1, Fil. 1:1 entre otros).  Pablo tuvo en Timoteo un colaborador cercano, fiel, leal y dispuesto a servir a Cristo y a Pablo.  Según un director de orquesta, el músico mas difícil de encontrar es el segundo violín.  ¿Por qué?, le preguntaron.  Él respondió, todos quieren ser primer violín.  No siempre seremos primero.  Cuando nos toque ser segundos…..hacerlo lo mejor posible.  Dios se agrada de ello. En el ministerio se trata de servir no competir (1 Cor. 3:5-9). 
            Debemos tener amor fraternal (v. 20).  Pues a ninguno tengo del mismo ánimo, y que tan sinceramente se interese por vosotros.  Interesarse por los demás viene como producto del amor fraternal.  Romanos 12:10 nos recuerda,   Amaos los unos a los otros con amor fraternal.  En este pasaje Pablo enumera una lista de deberes dentro de la familia cristiana y el primero es el amor fraternal.  Ello, debo ser una de nuestras marcas distintivas de ser cristiano.  Jesús en Juan 13:35 dice, En esto conocerán que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.  Lo anterior no es opcional.  1 Juan 4:20 agrega, Si alguno dice:  Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso.  Pues el que no ama a su hermano  a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?     Por lo tanto, el amor fraternal deber reflejar nuestra naturaleza como cristianos.  Timoteo había demostrado interesarse por ellos sinceramente.  En un mundo tan egoísta donde estamos centrados en nosotros, Timoteo es un ejemplo a seguir.

            Debemos estar dispuestos a ser discípulos (v. 22-24).  Discípulo es alguien dispuesto a seguir en este caso a Cristo sin importar el costo (Lucas 9:57-62).  Un discípulo de Cristo le manifiesta obediencia y sumisión. Debe establecer prioridades en su vida donde Dios debe ocupar el primer lugar.  Debe tomar su cruz cada día y seguirle (Lucas 9:23).  La problemática hoy día, estamos viviendo un cristianismo indulgente. Justificamos nuestra vida cómoda y no queremos tomar esa cruz.  Estamos muy cómodos y no queremos caminar la segunda milla.  Pero ya conocéis los méritos de él (v. 22).  Pablo reconoce las cualidades de Timoteo y lo honra.  Su conducta es ejemplar.  Era un servidor confiable.  Dios nos ha llamado a ser fieles en nuestro llamado. El pensamiento y manera de ver a los cristianos de parte de Gandhi sea refutado por medio de una generación de cristianos que vivamos dignamente.  Alejemos de nosotros todo egoísmo.  Seamos verdaderos discípulos de Cristo sirviendo con amor los unos con los otros.  Bendiciones.